eldiario.es

Menú

Las autoridades temen que Phillip Garrido esté detrás de la desaparición de otras dos niñas a finales de 1980

ESTADOS UNIDOS

Las autoridades volvieron a registrar ayer (madrugada en España) la casa donde Phillip Garrido mantuvo secuestrada 18 años a la pequeña Jaycee Dugard en California, ante el temor de que tenga algo que ver también con la desaparición de dos niñas que fueron vistas por última vez en las mismas fechas y en lugares cercanos a ese domicilio.

- PUBLICIDAD -

LOS ÁNGELES, 15 (EUROPA PRESS)

Las autoridades volvieron a registrar ayer (madrugada en España) la casa donde Phillip Garrido mantuvo secuestrada 18 años a la pequeña Jaycee Dugard en California, ante el temor de que tenga algo que ver también con la desaparición de dos niñas que fueron vistas por última vez en las mismas fechas y en lugares cercanos a ese domicilio.

La Policía busca ahora pruebas que puedan vincular a Phillip y su mujer Nancy Garrido, la pareja imputada por secuestrar a Dugard cuando tenía once años en el patio trasero de su casa, con la desaparición de Michaela Garecht y de Ilene Misheloff, de 9 y 13 años respectivamente cuando desaparecieron a finales de 1980.

Informaciones de los medios locales apuntan que Garecht, que fue secuestrada el 18 de noviembre de 1988 en la ciudad de Hayward, guardaba un parecido semejante a Dugard, lo que hace aumentar la sospecha de que Garrido podría tener algo que ver en su misteriosa desaparición.

"Espero que todo esto nos lleve a algo", dijo ante los periodistas Sharon Murch, madre de Garecht. "Estoy convencida de que si han podido encontrar con vida a Jaycee Dugard tras 18 años, lo mismo puede ocurrir con mi hija", declaró, al tiempo que le mandó un mensaje a su hija en el que le hacía saber que le quería. "Michaela, solo quiero que sepas que te queremos, te echamos de menos y que no hay nada que haya podido pasar en los últimos 20 años que pueda cambiar las ganas que tenemos que vuelvas a casa", agregó.

Dugard, que ahora tiene 29 años, fue liberada a finales de agosto cuando su supuesto captor la entregó a la policía. Durante el juicio ante el Tribunal Superior del condado de El Dorado, Garrido y Nancy se declararon "no culpables" de los 29 delitos que se les acusaba, entre ellos los de secuestro y agresión sexual.

El juez Douglas Phimister fijó una fianza de 30 millones de dólares para Garrido por la gravedad de los cargos, los daños causados a la víctima y el hecho de que tuviera dos hijos con Dugard. Asimismo en 1971 ya había sido condenado por secuestrar y abusar sexualmente de una mujer.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha