eldiario.es

Menú

Francia puede condenar a cadena perpetua a los etarras de Cahors

EL FISCAL ACUSARÁ DE SECUESTRO Y TERRORISMO A LOS CUATRO DETENIDOS

- PUBLICIDAD -

Los cuatro presuntos etarras detenidos el pasado sábado en Cahors van a ser imputados con la acusación de secuestro, con el agravante de terrorismo, y podrían ser condenados a cadena perpetua en Francia, según informó este miércoles el fiscal de la República de París, Jean-Claude Marin.

Además del secuestro de la familia a la que ETA tuvo retenida recientemente en Francia, Marin añadió que la fiscalía va a imputar a los cuatro de Cahors, que comparecieron durante la tarde de este miércoles ante un juez antiterrorista, entre otros cargos, de la fabricación y destrucción de sustancias explosivas y receptación de una serie de cuatro robos cometidos a mano armada en este país, todo ello con los agravantes de haber sido cometidos en "banda organizada" y "terrorismo". Fue precisamente la denuncia presentada el 27 de agosto por el matrimonio español secuestrado tres días antes por un comando de ETA en Las Landas (suroeste) lo que posibilitó la detención de los cuatro presuntos terroristas el pasado 1 de septiembre, precisó.

Se trata de Luis Ignacio Iruretagoiena, supuesto experto en explosivos de ETA; Oian Barandalla, presunto "lugarteniente" del jefe del aparato militar de la organización, Garakoitz Aspiazu Txeroki; Ander Múgica Andonegi y Alaitz Aramendi Jaunarena. El fiscal confirmó que la furgoneta que ETA le robó a la familia y que la banda explosionó en Castellón, porque pensaba que había sido interceptada por la policía, iba destinada a cometer "un atentado importante", pero aseguró que se desconoce el objetivo.

También subrayó la importancia de la reciente operación policial en Cahors durante una rueda de prensa conjunta con el subdirector de la Dirección Antiterrorista de la Policía Judicial, Frédéric Veaux. Veaux destacó el carácter "odioso" del secuestro también del hijo del matrimonio, un niño de cinco años que permaneció los tres días del cautiverio viendo a sus padres atados y con los ojos vendados, lo cual muestra la "deshumanización" de la banda.

Segundo rapto rápido

El fiscal recordó, por su parte, que se trata del segundo secuestro exprés de ciudadanos españoles que ETA lleva a cabo en Francia para robarles sus vehículos y convertirlos en coches-bomba. El anterior se remonta a finales de 2006, se produjo en los Pirineos franceses y la furgoneta de la víctima sirvió para atentar contra el aeropuerto de Madrid-Barajas el 30 de diciembre pasado, lo que supuso la ruptura de facto de la tregua de la banda.

El jefe de la SDAT confirmó, por otra parte, que la casa de Cahors fue alquilada en marzo pasado por un individuo que se hizo pasar por empleado del fabricante de neumáticos francés Michelin. Tanto Veaux como Marin encuadraron a los cuatro detenidos en el aparato militar de organización terrorista y el fiscal adjudicó el papel de "artificiero especialista de ETA" a Iruretagoiena.

La redada de Cahors es "particularmente importante por los detenidos y los elementos intervenidos" en la casa, que era "un laboratorio para fabricar explosivos destinados a cometer atentados en España", señaló Morin. Indicó que entre los ochocientos elementos incautados, entre los que había una bomba-lapa lista para ser usada, los investigadores han encontrado pruebas "tangibles" para imputar a los detenidos cargos de receptación de cuatro robos perpetrados por ETA a mano armada en Francia.

Se trata de dos pistolas de las 350 robadas en Vauvert, polvo de aluminio sustraído en Normandía, material de alpinismo que se llevaron de Alsacia y placas de matricula para vehículos, precisó. Todos estos elementos, además de la abundante documentación intervenida en Cahors, va a suponer un importante trabajo durante los próximos meses para los expertos antiterroristas franceses y podría abrir nuevas líneas de investigación, apuntó Veaux.

Lo que sí está ya claro -dijo Morin- es que Francia es la "base logística" de ETA y que su retaguardia no se concentra sólo en el suroeste del país, sino que se ha extendido a otras regiones como Auvernia y Auveron, y que la banda mantiene "una actividad importante y recurrente". El jefe de la SDAT apuntó, por su parte, que no pasa una semana sin que ETA robe un coche en Francia y citó además los hallazgos frecuentes de pisos francos abandonados o de zulos, así como el secuestro de ciudadanos franceses en el marco de los robos a mano armada que la banda ha perpetrado en los últimos años en el país, donde han sido detenidos 18 presuntos etarras desde el 5 de junio.

El fiscal destacó, por último, que la presencia de ETA en territorio francés supone "una amenaza" y reiteró la "solidaridad" de su país con España en la lucha contra ETA, que es "indivisible" con independencia de donde se produzca el delito.

Zulo en territorio vascofrancés

Por otro lado, la Gendarmería gala ha hallado en la localidad vascofrancesa de Ustaritz un "zulo" supuestamente relacionado con el grupo independentista Irrintzi, que en los últimos meses se ha atribuido varios atentados contra agencias inmobiliarias y residencias veraniegas en la región.

Así lo informaron fuentes de la lucha antiterrorista en España, que en principio desvincularon el hallazgo de la banda terrorista ETA y que no detallaron el contenido del "zulo". Irrintzi (grito, en euskera) se dio a conocer el pasado mes de octubre cuando reivindicó cinco intentos de atentado en varias instalaciones relacionadas con el turismo y en la residencia secundaria en Ciboure de la ministra del Interior Michele Alliot-Marie, que entonces era ministra de Defensa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha