eldiario.es

Menú

PP no vinculará "ningún cambio jurídico-político" al fin de ETA

MADRID

Se compromete en su programa a aplicar la ley de partidos y adoptar "las medidas necesarias" para impedir la utilización de las instituciones

- PUBLICIDAD -

Se compromete en su programa a aplicar la ley de partidos y adoptar "las medidas necesarias" para impedir la utilización de las instituciones

Rajoy De Visita En Lugo

Rajoy De Visita En Lugo

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El Partido Popular asegura en su programa electoral para las generales del próximo 20 de noviembre que no aceptará vincular "ningún cambio jurídico-político" al cese de la violencia por parte de ETA y garantiza que seguirá impulsando la aplicación de la ley de partidos, adoptando las "medidas necesarias" para impedir la "utilización de las instituciones" por parte de organizaciones que apoyen, legitimen o justifiquen la actividad terrorista o a sus responsables.

Tal y como avanzó en sus 'cien primeras medidas', el partido liderado por Mariano Rajoy se compromete en su programa a no negociar con terroristas "ni por la presión de la violencia ni por el anuncio de su cese" y asegura que éste será "un principio básico de la política de seguridad del Estado".

En su programa completo, hecho público este martes en internet, el PP advierte de que, aunque el anuncio del "cese definitivo de su actividad armada" por parte de ETA supone "el reconocimiento de su derrota", dado que no se ha disuelto ni ha entregado las armas, su existencia es "intimidatoria y amenazante". Por ello, defiende que, igual que no obtuvieron "ningún precio político" por matar, tampoco pueden obtener "réditos por dejar de hacerlo".

CONTRA LA JUSTIFICACIÓN DEL "SUPUESTO CONFLICTO"

Además, asegura que, si llega a La Moncloa, Rajoy promoverá el reconocimiento y la memoria de las víctimas e impedirá la "legitimación" de la trayectoria de ETA, el enaltecimiento de los terroristas, la equiparación de las víctimas con los delincuentes y "la vuelta a la utilización de un supuesto conflicto histórico entre vascos y españoles para justificar la violencia, exigir la impunidad e iniciar un proceso de imposición y ruptura, disfrazado de negociación política".

Para el PP, las víctimas del terrorismo merecen toda la "gratitud" y el "apoyo" de la sociedad y, por ello, quiere garantizar su derecho "a la dignidad, a la memoria y a la reparación a través de la justicia". Por ello, garantiza que promoverá su "reconocimiento" y apoyará las iniciativas de la sociedad que vayan en este sentido.

En su programa, el partido que según todas las encuestas ganará el 20N considera que la "clave" para que ETA desaparezca completamente es "el acuerdo de los demócratas, la fortaleza del Estado de Derecho, el apoyo y la memoria de las víctimas y el reconocimiento y reparación del daño causado".

FINAL SIN IMPUNIDAD

"La democracia --afirma-- sólo puede asumir un final sin impunidad, un final que no abra la puerta a la legitimación de la violencia terrorista sino que exija el reconocimiento del daño inflingido". Por ello, asegura, su herramienta para conseguir "la desaparición irreversible" de la banda terrorista será "el acuerdo más firme y estable" y el Estado de Derecho.

Así, una de las siete medidas que incluye en este capítulo asegura que que, si gana las generales, el PP promoverá desde el Gobierno "las actuaciones oportunas en tanto esta banda terrorista continúe existiendo y existan organizaciones políticas que quieran legitimar, continuar, gestionar, justificar o defender el terrorismo perpetrado o el proyecto incompatible con un régimen democrático de libertados que ETA ha pretendido imponer".

En concreto, garantiza que seguirá impulsando la ley de partidos y niega que vaya a respaldar "ningún cambio jurídico-político" vinculado al fin de ETA. No obstante, el PP sí promoverá un cambio en el Código Penal para que el cómputo de beneficios penitenciarios se haga sobre cada una de las penas impuestas, tal y como establece la denominada 'doctrina Parot', que está recurrida por más de un centenar de etarras en el Tribunal Constitucional.

"MÁXIMA PRIORIDAD" AL TERRORISMO YIHADISTA

Aunque ETA ocupa la práctica totalidad del capítulo sobre el terrorismo, el PP también se refiere a la amenaza que supone el terrorismo yihadista, a cuya prevención otorga "máxima prioridad", ya que el riesgo "no se ha reducido".

Por ello, asegura que buscará mejorar la formación, especialización y dotación tecnológica de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para hacer frente a esta amenaza y reforzará la "cooperación" con los aliados y los cauces de colaboración internacional para el intercambio de información y de capacidades técnicas y operativas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha