eldiario.es

Menú

La Policía lamenta haber ido ''siempre por detrás'' de los autores del 11-M

UN TESTIGO SEÑALA QUE 'EL TUNECINO' ERA UN ''ISLAMISTA DE NIVEL''

- PUBLICIDAD -

Un instructor de la investigación del 11-M admitió este martes que "la gran faena es que siempre fuimos un paso por detrás" de los autores del 11-M, como el suicida Serhane Ben Abdelmajid, El Tunecino, lo que impidió que la Policía conociera con antelación su intención de atentar en Madrid.

Así lo expuso este inspector de la Unidad Central de Información Exterior (UCIE) de la Policía al reconocer que El Tunecino, del que dijo que era "un islamista de nivel", era una persona "digna de consideración" por sus ideas extremistas, por lo que lamentó haber estado "siempre" un "paso por detrás de ellos" y de lo que planeaban Abedelmajid y las personas que le seguían.

Este testigo manifestó también que cuando los GEO acordonaron los alrededores del piso de la calle Martín Gaite de Leganés (Madrid), en el que se suicidaron siete presuntos responsables del 11-M, "a raíz del supuesto tiroteo", él acudió allí con sus compañeros y al llegar "explotó la casa".

No obstante reconoció que "yo mismo no tengo nada claro lo que paso ahí porque he oído varias versiones", aunque precisó que "lo que si tengo claro es que dispararon desde la casa, pero creo que me estoy excediendo en contestarle porque lo que sé es por referencias", indicó el inspector a preguntas de la defensa de Rabei Osman El Sayed, El Egipio.

"Lo que me dijeron (los GEO) es que les habían disparado, pero las personas que vivieron esto están citadas y se lo explicarán mucho mejor. Yo llegué cuando se produjo la explosión", insistió.

Por otra parte, explicó que en un principio se identificó a seis de los suicidas y no fue hasta meses después cuando se supo cuál era el séptimo, que resulto ser el argelino Allekema Lamari, quien se encontraba en libertad mientras se resolvía el recurso que interpuso ante el Tribunal Supremo contra una sentencia de la Audiencia Nacional que le condenó por pertenecer al Grupo Islámico Armado (GIA) argelino.

La identificación de Lamari, agregó, la propició, entre otros indicios, la declaración prestada por Safwan Sabagh, quien al ser detenido el 20 de agosto de 2004 en Valencia, aunque no está acusado por el 11-M, aseguró que éste le había dicho tras los atentados de Madrid: "no me cogerán vivo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha