eldiario.es

Menú

Rajoy ofrece un partido para todos los españoles que creen en España

SEGOVIA

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha destacado este viernes el "buen posicionamiento" de su formación en la vida política española y, tras reconocer que tiene un gran reto y responsabilidad por delante ante la celebración de las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2011, además de las próximas generales "cuando toquen", ha explicado que pedirá el voto tanto a los ciudadanos que siempre han confiado en los 'populares' como a aquellos que creen que hay que cambiar la actual situación de crisis.

- PUBLICIDAD -

SEGOVIA, 10 (EUROPA PRESS)

Rajoy

Rajoy

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha destacado este viernes el "buen posicionamiento" de su formación en la vida política española y, tras reconocer que tiene un gran reto y responsabilidad por delante ante la celebración de las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2011, además de las próximas generales "cuando toquen", ha explicado que pedirá el voto tanto a los ciudadanos que siempre han confiado en los 'populares' como a aquellos que creen que hay que cambiar la actual situación de crisis.

"Este es un partido para todos los españoles, para la gente normal", ha defendido Rajoy, quien ha ofrecido un partido para aquellos ciudadanos que creen en los principios básicos, en España, en el modelo autonómico, en la libertad, en la cohesión social y en la solidaridad española "y para los que piensan que la responsabilidad del Gobierno es resolver problemas" y no crearlos, como está haciendo, a su juicio, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

"Éste es el reto y no otro y hay que explicarlo", ha continuado Mariano Rajoy minutos antes de clausurar en Segovia el IV Encuentro de Presidentes Provinciales e Insulares del Partido Popular, un foro en el que ha defendido que España es un gran país que puede volver a estar "a la altura de los mejores". "Va a salir adelante porque aquí hay españoles", ha sentenciado.

En su alocución ante los presidentes provinciales del PP en España, Rajoy se ha referido a las elecciones autonómicas y municipales del 22 de mayo de 2011 como "un momento decisivo" al que los 'populares' llevarán un programa electoral "estudiado, serio y para cumplirlo" que plasmará "cinco grandes objetivos", con especial atención a la lucha contra la crisis económica y el desempleo.

EL PSOE PRESENTÓ UN "PROGRAMA OCULTO"

En este punto, ha cuestionado el "programa oculto" que presentaron los socialistas para mantener las riendas del Gobierno en los últimos comicios generales cuando propusieron el pleno empleo, la ampliación de los derechos sociales y acuerdos con los sindicatos.

Rajoy ha calificado de "inaceptable" que España esté registrando datos como el de un 20 por ciento de parados o el de un 40 por ciento de jóvenes que quieren trabajar y no encuentran empleo y, tras asegurar que los españoles no se pueden resignar a esas cifras, se ha comprometido a corregir estas tendencias, como ya hizo en sus ocho años de Gobierno.

"Lo hicimos y lo vamos a volver a hacer en el futuro", ha aseverado el líder nacional del PP quien, no obstante, ha preferido no entrar en "más detalles" sobre sus propuestas con el argumento de que habrá tiempo para hacerlo.

En ese primer reto de luchar contra la crisis económica y contra el desempleo, donde la responsabilidad más importante, a su juicio, le corresponde al Gobierno de la nación, Rajoy ha pedido la aportación de las comunidades autónomas y de las corporaciones locales para "corregir" de algún modo la actual tendencia. También ha abogado por presentar especial atención a los problemas económicos de las pymes y de los autónomos o a las "carencias" que sufre el sistema educativo.

"DEMASIADA ADMINISTRACIÓN"

El segundo gran reto que contemplará el programa electoral del PP de cara a los comicios autonómicos y municipales de 2011 será la mejora del funcionamiento de las instituciones con el objetivo de lograr un Estado "más cohesionado y más capaz" desde el convencimiento de que en España hay "demasiada administración" que genera un gasto estructural.

Rajoy ha apostado por la estabilidad y el redimensionamiento de la Función Pública y por la puesta en marcha de políticas que no sean contradictorias con la unidad del mercado. "Eso es capital", ha considerado el líder nacional del PP, que no ve adecuado que haya normas diferentes en las distintas comunidades autónomas.

Otro de los retos que asumirá el programa electoral del PP será la transparencia y el rigor en el ejercicio de los cargos públicos donde Mariano Rajoy ha reivindicado a la clase política y a los numerosos servidores de lo público que se ha encontrado a lo largo de su vida política. El líder nacional del PP ha pedido para ello gente "sensata, razonable y honrada" un aspecto en el que hay que ser "muy exigentes.

El cuarto gran reto esbozado por Mariano Rajoy ha sido el de ofrecer a los españoles un mayor nivel de calidad de vida, con mención destacada al medio ambiente y a la salud pública y a la seguridad alimentaria que tienen que estar "a la cabeza" para que no se de a los ciudadanos "gato por liebre".

Finalmente, ha apostado por el buen funcionamiento de los servicios donde las competencias fundamentales, como Educación o Sanidad, radican en las comunidades autónomas aunque el líder nacional del PP ha apostado por esforzarse al máximo en la prestación de los servicios que ofrecen los ayuntamientos, a los que se ha referido como los del "día a día de los ciudadanos". Según ha pedido, hay que garantizar su sostenibilidad, la plena accesibilidad y la igualdad de trato en el territorio nacional, "un tema capital".

Tras recordar que se trata de una obligación básica del Estado, Rajoy ha insistido en la necesidad de colaborar desde las comunidades autónomas y desde las corporaciones locales para prestar una atención especial en la prestación de servicios a las personas con mayor nivel de riesgo de pobreza o exclusión, como es el caso de los parados, las viudas o los discapacitados.

"Creo en la libertad, en el hombre como motor de progreso y que el Estado tiene la obligación de prestar servicios públicos y de atender a la gente que no le ha ido muy bien en la vida", ha concluido Mariano Rajoy, que ha insistido en que la educación, la creación de empleo y la mejora del bienestar de los ciudadanos tienen que ser los grandes objetivos del PP en los gobiernos autonómicos y locales.

PRUDENCIA EN EL MANEJO DEL DINERO

Otro de los hilos conductores del discurso del PP ante las próximas elecciones será la necesidad de controlar el gasto público en España y de hacer "más con menos" por lo que ha reconocido que habrá que "apretarse el cinturón" para acabar con los actuales niveles de déficit y de deuda, "el origen de parte sustancial de lo que está pasando en España". Por ello, ha pedido un especial esfuerzo a las comunidades autónomas y, apelando al sentido común, las ha recomendado que sean prudentes en el manejo del dinero y no gasten lo que no tienen.

A este reto de control del déficit y de la deuda ha sumado la necesidad de crecer porque "si no somos competitivos tampoco generaremos ingresos públicos" y será más difícil, a su juicio, salir de la actual situación de crisis.

Mariano Rajoy se ha referido al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero al que ha acusado de haber dilapidado la herencia que le dejó el PP y de gobernar atropelladamente, "sin orden ni concierto" y "con sobresaltos de manera continuada". Así, se ha mostrado convenido de que en el pensamiento de los españoles está permanentemente la pregunta de cuándo vendrán los próximos recortes sociales.

"Gobernar no es sacar conejos de la chistera" o anunciar un "sinfín" de medidas económicas, ha advertido el líder nacional del PP, que ha apostado, al contrario, por fijar objetivos y planificar y poner medidas para conseguirlos, "justo lo que no se ha hecho".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha