eldiario.es

Menú

Rubalcaba se muestra partidario de tener pocos ministros

MADRID

Asegura que Zapatero está haciendo la campaña que él quiere, que no le va a "esconder" ni a buscar "distancias artificiales"

- PUBLICIDAD -

Asegura que Zapatero está haciendo la campaña que él quiere, que no le va a "esconder" ni a buscar "distancias artificiales"

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado este jueves que no ha "pensado mucho" en cuántos ministerios tendría su Ejecutivo si llega a la Moncloa, pero se ha declarado partidario de los "gobiernos cortos", con "más competencias y más coordinación".

A la pregunta de quien sería su ministro de Economía, Rubalcaba ha respondido que, "de momento", sería él mismo, y ha subrayado que, en esta situación de crisis lo habitual en muchos países es que sean los propios presidentes quienes se encargan de la política económica.

"Y así será conmigo mientras la economía esté como está", ha remachado, en una entrevista en Antena 3 recogida por Europa Press. No obstante, luego ha añadido que tendrá un ministro de Economía "solvente, muy solvente", pero que será él quien tome "las grandes decisiones económicas, las que toma España".

Sobre su preferencia por un Gobierno "corto", ha dejado claro que más que por una cuestión de gastos --"el ministerio no es lo caro"-- es porque España es un "Estado muy descentralizado y hace falta ministros que tengan visiones más amplias". Además, ha dejado claro que no tendrá problemas en formar un Gobierno "sólido, solvente, bueno".

En política exterior, ha apostado por que ésta sea "cada vez más una política exterior económica", dado que las empresas españolas "necesitan apoyo y ayuda" y el Gobierno tiene "la capacidad de echar una mano a una empresa que quiere un contrato y que no la dejan por determinadas cosas".

"NO VOY A ESCONDER A ZAPATERO"

Rubalcaba ha asegurado que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no está molesto porque esté haciendo más mítines con su antecesor Felipe González. Es más, ha recalcado que Zapatero "está haciendo la campaña que quiere hacer" y que él lo ha respetado.

"No voy a esconder a Zapatero, es absurdo cuando yo he sido su ministro del Interior. No quiero engañar a nadie, además sería ridículo. Ha sido mi presidente del Gobierno, hemos hecho cosas juntos y él ha hecho cosas que yo asumo como su ministro", ha añadido.

Así, ha dejado claro que no se inventará "distancias artificiales" entre él y Zapatero porque "la gente sabe perfectamente lo que ha pasado" y que prefiere explicarlo diciendo que él ha "estado en un gobierno", en el que ha tenido una responsabilidad y ahora tiene otra. Eso sí, ha añadido que es "evidente" que él no es Zapatero y hace las cosas a su manera: "Ahora tengo el liderazgo del PSOE y he presentado un programa en el que creo profundamente".

Según Rubalcaba, tal vez pueda entenderse "como una distancia" su apuesta por cambiar la política económica --acompañar la austeridad de estímulos al crecimiento-- pero ha añadido que "en el fondo" cree que "toda Europa empieza a pensar lo mismo".

¿ASPIRARÁ A SECRETARIO GENERAL?

Una vez más, el candidato ha eludido responder a si aspirará a la secretaría general del PSOE en caso de que pierda las elecciones el 20N --"ya veremos"-- y se ha limitado a reiterar que el proyecto que él está ofreciendo es "para cuatro años", esté el PSOE en el Gobierno o en la oposición. "Luego quién sea el líder, es una decisión que pertenece a mi partido y yo ahora no voy a entrar en ello", ha zanjado.

Rubalcaba no ha respondido a si, en caso de derrota socialista el 20N, debería ser Zapatero quien la asumiera renunciando a la secretaría general, y ha optado por destacar que él ahora sólo mira hacia "la línea de meta", no hacia los lados.

Además, ha dejado claro que no da las elecciones por perdidas, aunque reconoce que entra en la recta final yendo "por detrás". "Creo que esto cambia mucho. He visto muchas carreras, las rectas finales son muy duras y yo voy a echar el resto", ha señalado.

De hecho, cuando se le ha pedido un titular de prensa para el 21 de noviembre ha optado por "España vota seguro", argumentando que si él gana, aunque no puede resolver el problema del empleo en dos o tres meses, sí va a "garantizar" la "seguridad vital" de que los españoles tengan "un hospital bueno", educación, "una prestación por desempleo como la de ahora" y una pensión.

PROGRAMA "REALISTA"

Rubalcaba ha insistido en que ha presentado un programa "realista" --incluso que podría poner sus promesas electorales por escrito ante notario--, y ha apuntado que tal vez sea "el único político del mundo que ha anunciado una subida de impuestos en una campaña electoral", frente a un PP que no dedica "una sola línea" a hablar, por ejemplo, de la financiación de la sanidad.

Así, ha asegurado que cuando ve las encuestas en su contra lo que hace seguir trabajando, levantarse "media hora antes" y seguir intentándolo "hasta el final", por "responsabilidad" con su país y su partido. En esta línea, ha insistido en que él, con su trayectoria, se lo ha "pensado mucho" antes de dar este paso.

"Lo he pensado y he decidido lanzarme porque creo que era el momento de decirle al país lo que pienso, que es ahora, al final de mi vida política, lo más importante", ha añadido.

COMENTA EL DEBATE

Preguntado si se vio perdedor del debate con Mariano Rajoy, ha replicado que él cree que consiguió cumplir su objetivo, explicar su proyecto, y ha vuelto a ironizar con que además tuvo que desvelar el de Rajoy, incluso leyéndolo. "Creo honestamente que podemos salir de la crisis sin que nadie quede atrás, aunque es verdad que eso exige pedir algunos sacrificios. Creo que somos un gran país y he podido explicarme con claridad", ha sido su conclusión.

Y, preguntado sobre si se arrepiente de haber dado la impresión de que trataba a Rajoy de presidente, ha asegurado que no le da importancia y lo ha justificado diciendo que, en un debate "a la quinta vez a uno se le olvida poner la coletilla" de "si usted fuera presidente".

CAMPAÑA EXPLICATIVA

Eso sí, ha reconocido que hay cosas que se dejó en el tintero, algo que es "inevitable" y en lo que intenta no pensar. En todo caso, ha adelantado que seguirá haciendo una "campaña muy explicativa", tratando de que la gente "entienda" lo que cree que hay que hacer en España.

Sobre este asunto, ha dejado claro que sus asesores ya saben que es "muy poco dado a piruetas" y a "artificiosidades". "Yo soy el que soy. Me han pedido que cambie mi forma de vestir, que siempre voy con chaquetas azules, que son las que tengo y no quiero que los españoles vean a otro Alfredo Pérez Rubalcaba que no soy", ha remachado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha