eldiario.es

Menú

Zapatero subraya que sin política no se pondrá fin a la violencia

EL PSOE CENSURA A ZAPLANA POR HACER DE INTERPRETE DE ETA

- PUBLICIDAD -

El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ensalzó este jueves la política como elemento que puede contribuir "de forma decisiva" al fin de la violencia, y recalcó que, sin violencia, puede haber pasos para un diálogo que permita el fin del terrorismo, pero, con ella, "esos pasos serán mucho más difíciles".

Al término de la XIX Cumbre hispano-francesa celebrada en Gerona, Zapatero se refirió al denominado proceso de paz en una conferencia de prensa junto al jefe de Estado del país vecino, Jacques Chirac, quien aseguró que Francia apoya "sin reserva alguna la acción llevada a cabo por el Gobierno español" en este asunto.

"Nada puede abrirse paso con la violencia; con el diálogo y sin violencia se pueden abrir pasos de acuerdo, de concordia, de superación de lo vivido", insistió Zapatero, quien garantizó que esa ha sido, es y será la posición del Gobierno.

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, afirmó que el PP no está ayudando al Gobierno en el llamado proceso de paz y que, por el contrario, está haciendo de "altavoz de ETA" cuando la banda terrorista hace algún pronunciamiento.

López Garrido respondió así al portavoz parlamentario del PP, Eduardo Zaplana, quien aseguró que el Ejecutivo siempre tendrá el apoyo de su partido en la búsqueda del final del terrorismo.

A juicio del dirigente socialista, el principal partido de la oposición está haciendo "exactamente lo contrario".

Además, censuró a Zaplana por ejercer de "intérprete de ETA" y asegurar que los etarras deducen que Zapatero está permitiendo la "cesión del Estado de Derecho".

"No sabemos que cercanía tiene Zaplana o el PP a los círculos etarras para poder interpretarlos", señaló.

Además, el PP registró hoy una moción parlamentaria, para su aprobación en la Comisión de Interior del Senado, en la que se pide al Gobierno que emita una declaración de condena de los últimos actos de la "kale borroka".

El portavoz de la ilegalizada Batasuna Arnaldo Otegi señaló que la "crisis" en la que, a su juicio, se encuentra el denominado proceso de paz puede servir para reforzarlo si se establece el "método" y se fija la "agenda política" para llevarlo a término.

Otegi insistió en que el proceso está bloqueado, consideró que hay "datos para estar preocupado" por el futuro del mismo y advirtió de que este tipo de crisis "muchas veces genera ansiedad".

La abogada y dirigente de Batasuna Jone Goirizelaia manifestó que las actuaciones judiciales contra la izquierda abertzale han encendido la "alarma roja" de un proceso de paz que, a su juicio, es incompatible con las "vías represivas".

Hoy también habló de este tema el lehendakari, Juan José Ibarretxe, quien dijo que "en no mucho tiempo tienen que aparecer elementos que insuflen mayor confianza" a la ciudadanía en la evolución de este proceso.

Ibarretxe pidió "paciencia y confianza" porque "todo el trabajo hasta ahora se realiza por detrás, no ante la opinión pública", pero recalcó que "tenemos confianza y creo que vamos a aprovechar la gran oportunidad que tenemos".

"En junio Zapatero abrió el diálogo con ETA y los partidos estamos trabajando y llegará el momento en que se pueda sacar a la luz pública", apuntó el lehendakari.

El presidente de la ejecutiva del PNV, Josu Jon Imaz, aseguró que ETA es el "principal obstáculo" para la paz al tratar de "condicionar el futuro de los vascos a través de la amenaza".

Por último, el ex Alto Comisionado para las Víctimas del Terrorismo Gregorio Peces-Barba declaró que es "muy difícil que un grupo terrorista y sus protectores reconozcan que se han equivocado", aunque añadió que ETA "no tiene otra salida".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha