eldiario.es

Menú

Cuatro heridos y un desaparecido en Barajas por un atentado de ETA

UN COCHE BOMBA EXPLOTÓ EN EL APARCAMIENTO DE LA T-4

- PUBLICIDAD -

Cuatro personas, dos de ellas policías nacionales, resultaron heridas leves en la explosión de una furgoneta bomba en el aparcamiento de la terminal 4 del aeropuerto de Barajas, deflagración previamente anunciada por la organización terrorista ETA. Se trata del primer atentado desde que ETA declarase, el pasado 22 de marzo un alto el fuego permanente, periodo durante el que sí se ha producido numerosos actos de violencia callejera.

Tras la explosión, que produjo un incendio y una densa columna de humo que era visible a distancia, todos los accesos y salidas de la T-4 han quedado cortados y miles de pasajeros han sido llevados a las pistas, donde muchos de ellos permanecían dos horas después del suceso. Personal de AENA y de la Guardia Civil acercaron a la zona autobuses para que puedan resguardarse del frío.

La actividad aérea de la T-4 se encuentra "completamente paralizada" y se suspendieron temporalmente los vuelos que tenían origen o destino en la citada terminal, mientras que las otras tres funcionan con normalidad. La explosión, que según el Ministerio del Interior estuvo controlada por la Policía, se produjo alrededor de las 09:00 horas y, según fuentes aeroportuarias, destruyó una de las plantas del aparcamiento de la T-4, la última y más moderna de las terminales del aeropuerto de Madrid.

El atentado fue anunciado a las 08:00 por un comunicante anónimo en una llamada a la asociación de ayuda en carretera DYA de Guipúzcoa. El comunicante, que en esa primera llamada no dijo hablar en nombre de ETA, informó de que a las 9:00 horas explosionaría una furgoneta Renault Traffic de color granate con una matrícula nueva de la serie DKY, aparcada en el estacionamiento de la T-4 y cargada con explosivos de "gran potencia".

Minutos después de esa primera llamada se produjo una segunda, en este caso al teléfono de emergencias SOS-Deiak de Guipúzcoa, en la que un comunicante, que sí dijo hablar el nombre de ETA, anunciaba la explosión en los mismos términos.

Hospital de campaña y escenas de tensión

De los cuatro heridos, dos son agentes del Cuerpo Nacional de Policía, que sufrieron cortes y contusiones todas ellas de carácter leve. Además resultó afectado un taxista de 65 años, que presenta una herida contusa en el costado izquierdo. Una cuarta persona fue atendida de dolor cervical y de un oído por lo que fue trasladada por el Summa al Hospital Ramón y Cajal.

El servicio de Samur-Protección Civil atendió a 19 personas heridas, la mayoría pasajeros que presentaban traumatismos de tímpano, y prevé que sigan llegando más al puesto instalado en las inmediaciones del atentado. Tras la explosión en el aparcamiento de la T-4 de Barajas, el servicio de emergencias instaló dos puestos avanzados en la zona: uno psicológico en el que fueron atendidas siete personas de crisis de ansiedad, una de las cuales fue trasladada a un centro sanitario.

También instaló un hospital de campaña en el que fueron atendidas 19 personas, entre ellas dos policías y un taxista, y pasajeros que estaban desalojados en la pista en el momento de la explosión. Tres personas fueron trasladadas al hospital Ramón y Cajal y otras dos al Gregorio Marañón, aseguraron las fuentes.

Los pasajeros que esta mañana estaban en la T-4 relataron las escenas de tensión, nerviosismo y angustia que se han vivido en la terminal, donde el estallido provocó la rotura de cristales en las instalaciones de la terminal y una densa columna de humo y polvo en el exterior. Héctor, un viajero que acababa de llegar a Madrid desde el Caribe, explicó que las Fuerzas de Seguridad impidieron a los pasajeros salir al exterior, provocando una airada reacción en muchos de ellos, que llegaron a golpear con patadas las puertas cerradas para intentar huir del recinto.

Mientras, tres dotaciones de Bomberos del Ayuntamiento continuaban pasadas las 11.00 horas apagando el fuego en la T-4, indicaron las mismas fuentes, que señalaron que hay cuatro forjados afectados.

"Interrumpe el alto el fuego permanente"

Las Fuerzas de Seguridad buscan a una persona desaparecida en el aparcamiento de la terminal T-4 del aeropuerto de Barajas, según indicó el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en una rueda de prensa para ofrecer los primeros datos de la explosión. Se trata de un hombre que se encontraba durmiendo en un vehículo estacionado en el aparcamiento.

El ministro relató que una pareja había acudido al aeropuerto para recoger a alguien que llegaba en un vuelo de madrugada y que la mujer se dirigió a la terminal, mientras el hombre se quedó en el coche para "echar una cabezada". Pérez Rubalcaba añadió: "No ha aparecido y se le está buscando entre los escombros porque el aeropuerto está muy dañado".

Además, Pérez Rubcalcaba afirmó este sábado que el atentado de esta mañana en el aeropuerto de Barajas "interrumpe el alto el fuego permanente" de ETA. El ministro condenó "rotundamente" este ataque terrorista y dijo que se ha puesto en contacto con los grupos parlamentarios para informales de lo sucedido.

"La violencia es incompatible con el diálogo en cualquier democracia, y esto el Gobierno lo va a mantener a capa y espada", agregó el ministro de Interior.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha