eldiario.es

Menú

Agentes de la Policía Local de Pájara, en Fuerteventura, localizan a 3 personas que marisqueaban de forma irregular

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

La consejera de Medio Ambiente del Cabildo de Fuerteventura, Natalia Évora, ha destacado este viernes la colaboración de la Policía Local de Pájara en el dispositivo de vigilancia que se desarrolla para luchar contra el marisqueo ilegal, y que el pasado miércoles permitió localizar a tres personas que marisqueaban de forma irregular en la zona de Agualiques.

- PUBLICIDAD -

PUERTO DEL ROSARIO (FUERTEVENTURA), 25 (EUROPA PRESS)

La consejera de Medio Ambiente del Cabildo de Fuerteventura, Natalia Évora, ha destacado este viernes la colaboración de la Policía Local de Pájara en el dispositivo de vigilancia que se desarrolla para luchar contra el marisqueo ilegal, y que el pasado miércoles permitió localizar a tres personas que marisqueaban de forma irregular en la zona de Agualiques.

Así, en el momento que fueron localizados por los agentes, se les incautaron unos 85 kilos de mejillones, según informó el Cabildo en nota de prensa.

Évora ha incidido en que la captura del mejillón está "completamente prohibida por orden del Gobierno de Canarias desde 2004", de tal forma que tanto el que venda como el que compre marisco recolectado ilegalmente puede ser objeto de las sanciones previstas en la Ley de Pesca y que pueden alcanzar los 60.000 euros.

En concreto, se apunta desde la institución insular que el marisqueo del mejillón (Perna perna) está completamente prohibido en todo el territorio de Fuerteventura, en base a la Orden de 16 de julio de 2004 del Gobierno de Canarias que continúa vigente, y que inicialmente fue publicada en el Boletín Oficial de Canarias número 141 de 22 de julio de ese mismo año.

Asimismo, entre las especies marisqueras prohibidas en Canarias se encuentra el percebe (Pollicipes pollicipes), la claca (Megabalanus azoricus) y la carnadilla (Stramonita haemastoma). De esta forma, la orden de veda establece esta medida a fin de favorecer la recuperación de las especies.

En concreto, la recolección se somete a un período de veda de tres años prorrogable automáticamente por períodos anuales o hasta la recuperación del recurso de forma que permita su explotación limitada.

Respecto a la recolección de otras especies como el pulpo (Octopus vulgaris), el burgado común (Osilinus atratus) y el burgado macho (Osilinus sauciatus), o los cangrejos moro o negro (Grapsus adscensionis) y blanco (Plagusia depressa), están sujetos a criterios de tamaño y peso.

En este sentido, también se diferencia en la normativa la cantidad que pueden mariscar los pescadores profesionales y recreativos.

Finalmente, se recordó que el marisqueo ilegal en época de veda se encuentra tipificado en la Ley de Pesca de Canarias como sanción administrativa grave, que puede acarrear multas de entre 301 y 60.000 euros; mientras que en el caso de atentar un infractor contra una especie en peligro de extinción, como sería el caso de la lapa majorera (Patella candei), los hechos estarían tipificados como infracción muy grave en la Ley 42/2007 de Patrimonio Natural y Biodiversidad, con sanciones establecidas entre los 200.000 y los 2 millones de euros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha