eldiario.es

Menú

Detenidas 18 personas acusadas de tráfico de droga entre España, Italia y Marruecos

MADRID

Se trata de una organización criminal que se dedicaba a la introducción de hachís en Canarias procedente de Marruecos

- PUBLICIDAD -

Se trata de una organización criminal que se dedicaba a la introducción de hachís en Canarias procedente de Marruecos

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Guardia Civil, en el transcurso de la Operación Pizzo, han detenido a 18 personas, entre ellas 14 españoles, tres italianos y un marroquí, acusados de integrar una red especializada al tráfico de estupefacientes entre España, Italia y Marruecos, según ha informado el Ministerio del Interior.

Asimismo, a los acusados, que han sido detenidos en Cádiz, Barcelona, Pontevedra, Sevilla, Málaga y Canarias, se les imputa delitos de robo de domicilios e introducción y distribución en España de dinero falso procedente de Italia. Durante la operación, se ha incautado 1.400 kilos de hachís, cinco vehículos, 16.000 euros falsos, veinte teléfonos móviles, así como diversa documentación de interés.

Las investigaciones se iniciaron cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una organización criminal que se dedicaba a la introducción en las Islas Canarias de hachís procedente de Marruecos y que, previamente, había sido desembarcado en las costas de Algeciras y Cádiz. De este modo, averiguaron que el grupo, dirigido por un gallego y un vasco, estaba perfectamente organizado y jerarquizado, correspondiendo cometidos distintos a cada uno de sus miembros.

Bajo supervisión de los jefes, una de las células, compuesta en su mayoría por personas residentes en Algeciras, Ceuta y Norte de Marruecos, se dedicaba a la introducción y recepción del estupefaciente que se desembarcaba en playas de Algeciras y Cádiz, utilizando en el transporte motos acuáticas y embarcaciones tipo zodiac. Además, una vez que la mercancía había llegado a la costa, y hasta su reparto en la Península e Islas Canarias que se realizaba en vehículos provistos de dobles fondos, la droga era depositada en almacenes de seguridad que la organización poseía.

Otra de las células, asentada en Canarias e integrada por ciudadanos italianos, financiaba la adquisición de la droga cometiendo robos en viviendas de las islas o con dinero falso introducido en España a través del Puerto de Barcelona proveniente de Italia, con el que adquirían pequeños productos aprovechándose del cambio o vueltas que el comerciante les entregaba.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha