eldiario.es

Menú

Doce detenidos en la desarticulación de una red de importadores de tabaco falsificado en Santa Cruz de Tenerife

SANTA CRUZ DE TENERIFE

El montante del beneficio que se hubiese obtenido por este comercio ilícito está cercano a los cinco millones de euros

- PUBLICIDAD -

El montante del beneficio que se hubiese obtenido por este comercio ilícito está cercano a los cinco millones de euros

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 11 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil ha detenido, en el marco de la Operación 'Chester', a doce personas, entre empresarios, distribuidores y funcionarios, en la desarticulación de una red de importadores de tabaco falsificado en Santa Cruz de Tenerife, en el que la cantidad defraudada a las arcas públicas está en torno a un millón de euros al Estado y 400.000 euros a la Comunidad Autónoma Canaria.

La Sección de Investigación de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife, y en concreto el Equipo de Delitos contra el Patrimonio, ha arrestado a estas personas por la presunta comisión de delitos contra la salud pública, asociación ilícita, cohecho, contrabando, contra la propiedad industrial y fraude fiscal entre otros delitos, ya que formaban parte de un entramado dedicado a la importación y venta de tabaco falsificado en la isla de Tenerife y también a la posterior introducción de este tabaco en la península y Andorra.

Las investigaciones se iniciaron por las denuncias recogidas a personas que habían comprado cajetillas de tabaco en estancos y máquinas expendedoras, y que encontraron un desagradable sabor y olor en los cigarrillos, a pesar de tratarse de conocidas y prestigiosas marcas comerciales, según informa la Benemérita en un comunicado.

VENTA EN ZONAS TURÍSTICAS

A estas denuncias se sumaron las de las propias empresas titulares de las marcas, que pusieron de manifiesto la existencia de una amplia distribución de cartones de tabaco falsificado por parte de algunos comerciantes, cuyos proveedores eran titulares de empresas importadoras de tabaco a gran escala.

En concreto, la posterior venta del tabaco se realizaba en las zonas turísticas y de ocio nocturno de la isla, cuando más difícil le resulta al consumidor detectar el fraude.Tras las primeras investigaciones se constató que los empresarios detenidos formaban parte de un amplio entramado y, para ello, habían creado 'sociedades pantalla' --es decir sociedades con domicilios sociales ficticios, teléfonos inexistentes o de cabinas de teléfono--, que justificaban la importación del tabaco con destino al avituallamiento de buques en el puerto de Santa Cruz de Tenerife.

Ello en una actividad está exenta de impuestos, y sin embargo desviaban esta mercancía para venderla tanto en la isla de Tenerife como introducirla de contrabando en la península, en este último caso utilizando contenedores que declaraban contener neumáticos viejos de reciclaje.

CONNIVENCIA DE CINCO FUNCIONARIOS

Un elemento clave era la connivencia de hasta cinco funcionarios pertenecientes a distintos organismos; tanto estatales como autonómicos, con los que contaba la organización para eludir las inspecciones reglamentarias al tabaco, que a todas luces eran falsificaciones de marcas conocidas.

Además, en la composición del tabaco existen sustancias tóxicas en cantidades que suponen un riesgo añadido a la salud, ya que los primeros análisis han arrojado niveles de monóxido de carbono, metales pesados, de alquitrán y nicotina, que incumplen la normativa sanitaria y constituye un verdadero riesgo contra la salud pública y por ello se les imputa este delito.

Por información recibida de la Jefatura del Servicio Fiscal de la Dirección Adjunta Operativa de la Guardia Civil, el tabaco falsificado es elaborado en fábricas clandestinas ubicadas en China, pasando por Emiratos Árabes desde donde se realiza la distribución.

CON HECES DE CONEJO

La información de la que se dispone sobre dichas fábricas es que en ellas se hacinan cientos de personas en condiciones infrahumanas, elaborando este tipo de cigarrillos, a muy bajo coste de facturación, logrando a su vez imitaciones muy difíciles de detectar, ya que incluso se realizan manualmente. En su composición aparte de las sustancias tóxicas habituales en las labores de tabaco (alquitrán, nicotina) también se han detectado desechos correspondientes a excrementos animales (heces de conejo).

Conexión con otro servicio anterior realizado en el Puerto de Barcelona. Este servicio está entrelazado y dentro de la misma operación, con un servicio que tuvo lugar el pasado día 17 de julio en el Puerto de Barcelona donde se aprehendieron 401.953 cajetillas de cigarrillos valorados en 1,3 millones de euros, intervención que fue llevada a cabo por la Unidad Fiscal de la Guardia Civil del Puerto de Barcelona.

Si bien el descubrimiento y seguimiento de la mercancía ilícita, así como la comunicación a Barcelona, habían sido realizados por los investigadores de la Guardia Civil de Santa Cruz de Tenerife, trasladándose un Equipo desde Santa Cruz de Tenerife hasta Barcelona para apoyo a la Guardia Civil del Puerto. En este servicio fue detenido el destinatario del tabaco que fue ingresado en prisión preventiva.

EN PRISIÓN CINCO DE LOS ARRESTADOS

En sus operaciones, la organización delictiva ha podido defraudar más de un millón de euros en concepto de Impuestos Especiales a la Hacienda del Estado y más de 400.000 euros a los impuestos derivados de la Administración Tributaria Canaria.

Durante la operación policial se procedió a la entrada y registro en varias naves industriales situadas en Santa Cruz de Tenerife y un local comercial también situado en esta capital, incautándose de abundante documentación y aprehendiendo 1.618.963 cajetillas de distintas marcas de cigarrillos cuya comercialización en destino hubiera reportado a la organización beneficios por valor total de 4.850.000 euros. Además fueron intervenidos 21.000 euros en metálico, una docena de ordenadores y una máquina de contar billetes.

En total han sido detenidas 12 personas, todos varones, de edades comprendidas entre los 30 y los 66 años. De ellos cinco son empresarios, uno agente de aduanas, un transportista y cinco funcionarios tanto de la Administración Autonómica como Estatal encargados de la inspecciones portuarias, a los que se les imputa la comisión de los delitos de cohecho, contra la salud pública, asociación ilícita, contrabando, contra la propiedad industrial y fraude fiscal entre otros delitos y en el caso de los funcionarios hay que añadir el de omisión del deber de perseguir delitos.

La operación policial ha sido coordinada por el Juzgado de Instrucción número 4 de Santa Cruz de Tenerife, cuyo titular ha declarado el secreto sumarial, y al que se le ha hecho entrega del atestado policial, efectos intervenidos y detenidos, de los cuales cinco ingresaron en prisión y el resto fueron puestos en libertad con cargos. De esta forma, la operación policial se da por finalizada.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha