eldiario.es

Menú

Gobierno canario dice que la Ley de Extranjería "no es el final" de la inmigración pues hay que ver cómo se regula

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

La consejera canaria de Bienestar Social afirma que si dejan de llegar menores a los costas del archipiélago, 2010 se podría cerrar con 120 niños en centros de emergencia de las islas

- PUBLICIDAD -

La consejera canaria de Bienestar Social afirma que si dejan de llegar menores a los costas del archipiélago, 2010 se podría cerrar con 120 niños en centros de emergencia de las islas

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 27 (EUROPA PRESS)

La consejera de Bienestar Social del Gobierno canario, Inés Rojas, ha afirmado hoy que la recién aprobada Ley de Extranjería "no es el final" en cuanto a la lucha de la inmigración clandestina, entre la que se encuentra la de los menores, porque ahora habrá que analizar cómo se regula la nueva normativa.

Rojas que se mostró contenta con la aprobación de esta nueva norma, aseguró, en rueda de prensa, que "es un principio la Ley pero no es el final" porque el camino se centrará en estos momentos en estudiar cómo se estructura la normativa, "esa es la parte más importante".

La nueva Ley contempla, entre otras cuestiones, la ampliación a 60 días el plazo máximo que un inmigrante puede estar privado de libertad en espera de expulsión, limita la reagrupación familiar al cónyuge o análogo e hijos menores, y, además, posibilitará a las ONG y a las entidades privadas asumir la tutela de los menores extranjeros no acompañados, otorgando a las comunidades autónomas competencias para conceder permisos iniciales de trabajo y de residencia circunscrita a su propio territorio.

Actualmente, según Rojas, el Gobierno de Canarias tutela a unos 1.037 niños, de los que alrededor de 300 se encuentran en diversas comunidades autónomas de la península.

La consejera nombró algunas de las regiones que han tenido a niños tutelas por el Ejecutivo regional y la primera fue Castilla y León a donde se trasladó a 47 niños. Posteriormente, también han contribuido con el archipiélago Murcia, Extremadura, Cantabria, Castilla-La Mancha o Madrid.

15 AÑOS DE INMIGRACIÓN EN CANARIAS

La consejera que realizó un repaso por la 'historia' de la inmigración en Canarias, señaló que el fenómeno de la inmigración se lleva dando en el archipiélago alrededor de 15 años y 10 de inmigración infantil.

"Cuando llegó a Canarias el primer niño por las islas de Lanzarote y Fuerteventura no podíamos imaginar que íbamos a estar 10 años más tarde en una situación absolutamente desbordada con una avalancha de llegada de niños a nuestras costas y de muerte de niños también en nuestras costas y en alta mar", recordó Rojas.

Añadió que todo ello, ha llevado al Ejecutivo regional a luchar para que este fenómeno "no se entendiera como una situación sólo" de las islas de Lanzarote y Fuerteventura, por donde suelen entrar las pateras, sino que "cuanto menos era una responsabilidad de toda Canarias".

Tras entenderse así, afirmó que Canarias "decidió convertirse en la voz" de los menores africanos que llegaban a las costas del archipiélago porque "no era un fenómeno migratorio más". Agregó que las islas demostraron que "había un vacío legal" porque "no existía una normativa que contemplaba la situación de los niños que llegaban en pateras y en cayucos".

Sin embargo, la recién Ley de Extranjería recoge la situación de los menores africanos que llegan a las costas de forma clandestina en el artículo 35, en sus apartados 2.11 y 2.12, incorporando la inmigración infantil en relación a la cooperación en origen, la gestión de la tutela por parte del Estado en coordinación con las ONG, así como la posibilidad de trasladar la tutela a las comunidades autónomas que no sean punto de llegada.

"Esto era impensable hace un año. Hoy es una realidad. El camino no ha sido fácil, ha sido demasiado largo, innecesariamente largo, ha sido demasiado duro, ha habido demasiados desencuentros y ha habido demasiados niños en esos desencuentros pero tuvimos muy claro en el Gobierno --regional-- que teníamos el objetivo clarísimo marcado, precisamente, lo que estaba en medio del desencuentro, que eran los niños, y sabíamos que teníamos que luchar por ellos", apostilló.

Al respecto, Rojas apuntó que todo ello ha llevado a esta nueva Ley con la "culmina una etapa pero se abre otra muy prometedora" que, incidió, en que dependerá "muchísimo" de cómo se lleve a la práctica la norma.

EN 2010, 120 NIÑOS

Por otro lado, Rojas indicó que desde este verano de 2009 han dejado de venir menores africanos a las costas canarias, a lo que se ha unido que un número "elevado" de niños ha cumplido la mayoría de edad (por lo que no se contabilizan como tutelados por el Gobierno regional aunque en la mayoría de los casos se hace un seguimiento) y explicó que si esta tendencia continúa a diciembre de 2010 "podría tener 120 niños" en los centros de emergencia de las islas.

"Quiero que dejen de venir pero porque no tengan necesidad de salir", puntualizó la consejera, quien prosiguió que si se cierra 2010 con 120 niños, éstos se repartirían 60 en el centro de emergencia de la isla de Gran Canaria y otros tantos en el de Tenerife.

LOS NIÑOS SUEÑAN CON UNA ÁFRICA "MEJOR"

Rojas recordó a los niños africanos que sueñan con una "África mejor, que nos les obligue a jugarse la vida" y mostró su esperanza en que "no se tenga que volver a sufrir el ver cómo 19 niños mueren cuando ya prácticamente estaban tocando tierra", suceso que ocurrió en febrero de este año, cerca de la isla de Lanzarote.

Añadió que ahora habrá que analizar cómo llevar a cabo los convenios, que según la nueva norma, se podrán hacer con los países de donde procedan los menores inmigrantes. También se refirió al apartado de la norma donde apunta a que el Gobierno central "ahora sí tiene capacidad para atribuir la tutela ordinaria tanto a ONG como a otras entidades".

La consejera, finalmente, agradeció el trabajo del ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, así como al comisario europeo de Libertad, Seguridad y Justicia, Jacques Barrot, que también visitó los centros de inmigración en las islas, así como por "atender la llamada" del presidente canario, Paulino Rivero.

Además, agradeció a las comunidades autónomas el hecho de comprender la situación por la que ha atravesado el archipiélago y la labor de los medios de comunicación a la hora de informar sobre el fenómeno migratorio. También tuvo, entre otros, un recuerdo para la que fuera consejera de Bienestar Social en el Ejecutivo canario Marisol Zamora, ya que abrió los centros de emergencia en las islas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha