eldiario.es

Menú

La Intervención del Cabildo ratifica el pufo de Alarcó en la Fundación Salud de Tenerife

SE VERÁ ESTE JUEVES EN UN PLENO EXTRAORDINARIO

El ex presidente del patronato no justifica algunos de sus gastos.- Puede ser acusado de malversación, falsedad documental y tráfico de influencias.

- PUBLICIDAD -

La Intervención General del Cabildo de Tenerife ha ratificado la auditoría llevaba a cabo por PricewaterhouseCoopers sobre la Fundación Canaria de Salud y Sanidad de Tenerife, de la que se desprenden contrataciones ilegales en el sector público, posible trato de favor a un grupo de medios de comunicación, y un trasvase de capitales en forma de donaciones opaco.

El informe de la Intervención tiene que ver con la escasez de pruebas que ha aportado Alarcó en respuesta a la auditoria, que podría derivar en una acusación ante la Fiscalía Anticorrupción por posibles falsedad documental, malversación de caudales públicos y tráfico de influencias.

Una vez recibida y analizada la auditoría en el Cabildo, el interventor Antonio Mecía concedió 15 días a Antonio Alarcó, candidato a senador por el PP y presidente de la Fundación en los periodos investigados, para que presentara alegaciones a los informes correspondientes a su gestión durante los ejercicios de 2009, 2010 y hasta junio de 2011. La respuesta del interventor ha sido favorable a la auditoria, como confirmó este miércoles Aurelio Abreu (PSC), consejero del área de Sanidad, a este periódico.

En sus alegaciones, el consejero del PP y aspirante a senador, sostiene que desde la Consejería de Hacienda nunca se le informó de que los contratos de la Fundación debían ser sometidos a la Ley de Contratos del Sector Público, que es de obligado cumplimiento, y despacha varias de las facturas a la forma de actuar de la asesoría Clavijo, "que ya venían actuando para nosotros desde la anterior legislatura y a plena satisfacción".

También sostiene a su favor que muchas de sus actuaciones fueron respaldadas por la Consejería insular de Sanidad y Relaciones con las Universidades, de la que fue titular en los periodos auditados; la junta de Imetisa, empresa pública sanitaria de la que era presidente, y el patronato de la fundación que encabezaba. También alega que de todos sus movimientos tenía conocimiento el Cabildo, sin ser advertido de sus posibles incumplimientos de ilegalidad.

Lo malo, se queja en las alegaciones, es que la transferencia de Imetisa por 100.000 euros fue congelada por el Cabildo en 2010 "·por hechos que desconocemos", al igual que otra transferencia de su propia Consejería por 40,000 euros; 31.600 euros del sector privado que no se especifican y un convenio con la Caixa por el que el patronato debía percibir 30.000 euros que dice que nunca le llegaron, aunque los auditores no tienen constancia del convenio de colaboración con esa entidad bancaria.

"Un honor para Tenerife, Canarias y España"

En el informe correspondiente al ejercicio de 2009, los auditores dan cuenta de factura por hospedaje del doctor Hans Sollinger por una cuantía de 2.835,84 euros (de hospedaje dos días en el hotel de gran lujo Bahía del Duque), más un gasto adicional de una excursión al Teide de 212,50 euros, pero en la alegación tan solo se afirma que "Sollinger, número 1 del mundo en trasplantes de páncreas de Wisconsin, conviene destacar que el Cabildo de Tenerife le concedió el título de visitante ilustre de la Isla, y que no supuso ningún gasto para las arcas públicas en concepto de minutas ni de dietas, por lo que fue un gran honor para Tenerife, Canarias y España".

También alega Antonio Alarcó que el pago de la edición del Anuario de ascenso del CD Tenerife, dentro del apartado de aprovisionamientos (1.670 euros) entraba dentro de la campaña, propia de la Fundación, de Vida saludable.

Asimismo defiende que el proyecto Leyendo en el Hospital, por el que se pagó a Publiservic Canarias 24.500 euros (aunque el año anterior se le había entregado a esa empresa un anticipo superior a los 37.000 euros), fue "un proyecto pionero en nuestro país, siendo consultado por comunidades como Madrid o países de la Unión Europea, como Alemania", pero no aporta prueba alguna, como le reclaman los auditores, de que esa acción se llevara a cabo, ni pudieron verificar el procedimiento de contratación.

"Nos robaron el portátil"

La auditoria de Pricewaterhouse señala la compra de un portátil y un disco duro en 2009, que costaron 2.621,50 euros, pero no hay verificación física de esa compra: "Fueron comprados con fondos de la Fundación? pero fueron sustraídos del despacho del consejero de Sanidad durante el mandato anterior. Además, durante ese mismo periodo sufrimos robos de cámaras de fotos, ordenadores y teléfonos móviles, dos del Senado del despacho del anterior consejero". Sin embargo, pese a que se afirma que se interpuso denuncia externa e interna, no hay copias de las mismas.

Parte de las alegaciones presentadas por Antonio Alarcó y a las que ha tenido acceso CANARIAS AHORA, se justifican con fotografías de actos, pero no con los contratos pertinentes, como las tres fotos de un stand para el simposio del Colegio Internacional de Cirujanos, que costó 2.000 euros.

Según defiende el consejero popular y aspirante a senador, si las donaciones del Cabildo a través de Imitesa y de la propia área de Sanidad que manejaba se hubieran materializado en 2010, el saldo de la Fundación Salud, a fecha del 31 de julio de 2011, sería de 201.600 euros. Se supone que sin contar deudas, porque en la cafetería de la Facultad de Periodismo de la ULL aún adeuda poco más de 700 euros por la presentación de un libro sobre inmigración.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha