eldiario.es

Menú

Mato confía en la opinión del sector pesquero

PARA EL RECHAZO DEL ACUERDO CON MAURITANIA

Espera que la Eurocámara tenga en cuenta los apoyos que han trasladado tanto expertos como representantes del sector a su proyecto de recomendación.

- PUBLICIDAD -

El eurodiputado canario del PP y presidente de la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo, Gabriel Mato, confía en que, tras el plazo de enmiendas que se abre ahora en torno al proyecto de recomendación que ha presentado para rechazar el actual acuerdo de pesca entre la Unión Europea y Mauritania, el Pleno de la Eurocámara tenga en cuenta los apoyos que han trasladado tanto expertos como representantes del sector pesquero europeo y en abril dé luz verde a este documento con el fin de plantear una nueva negociación.

En este sentido, recuerda en una nota que expertos y representantes del sector pesquero europeo expresaron este lunes su apoyo al proyecto de recomendación presentado por el eurodiputado canario del PP y presidente de la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo, Gabriel Mato, en el que reclama el rechazo del actual protocolo entre la Unión Europea y Mauritania.

En el marco de la Comisión de Pesca, se puso de manifiesto la necesidad de revisar los actuales términos y propiciar un nuevo acuerdo que sea beneficioso tanto para la UE como para Mauritania.

Los expertos europeos corroboraron el planteamiento defendido por Gabriel Mato de apostar por un nuevo acuerdo, teniendo en cuenta que el actual no resulta rentable como consecuencia de que plantea escasas oportunidades de pesca a un costo muy elevado para las condiciones que establece, con un importe de 110 millones de euros al año.

En el intercambio de puntos de vista con expertos del tema, tanto el presidente de la Asociación de las Organizaciones Nacionales de Empresas Pesqueras de la Unión Europea (Europêche), Javier Garat, como el presidente de la Asociación de arrastreros congeladores de pesca pelágica (PFA), Gerard Van Balsfoort, expresaron públicamente su rechazo al actual protocolo.

En este sentido, Garat afirmó que se trata de "un mal acuerdo", teniendo en cuenta que las condiciones técnicas y económicas para la mayoría de las categorías de pesca son inviables.

Asimismo, en su exposición ofreció datos esclarecedores, como el hecho de que, después de seis meses de aplicación el protocolo, se ha producido una infrautilización de las categorías de pesca y una pérdida de miles de puestos de trabajo tanto en España como en Mauritania.

Regulación de empleo

Por otro lado, puso el acento en el perjuicio que este protocolo tienen para Canarias, en donde, afirmó, se han despedido a 1.200 trabajadores y se podría llegar a 3.000, a lo que hay que sumar el cierre de 20 empresas, 15 expedientes de regulación de empleo y la pérdida de 100 millones de euros en la facturación por actividad generadas por el acuerdo en el Archipiélago.

En similares términos se pronunció Gerard Van Balsfoort, quien insistió en que el nuevo protocolo supone el paso a una pesca pelágica que no es rentable, un aspecto que, reiteró, ya han venido alertando desde hace tiempo. Por ello, insistió en la necesidad de que el actual protocolo sea enmendado y confió en el papel que en este aspecto puede jugar el Parlamento Europeo.

Los representantes de los empresarios y de los trabajadores del Puerto de Las Palmas, Bernardino Santana y Miguel Rodríguez, que asistieron a la Comisión de Pesca para refrendar su apoyo a la propuesta de Gabriel Mato, afirmaron que "el protocolo es lesivo para los intereses del sector europeo de la pesca en los términos expuestos por los distintos operadores, ya que no responde en absoluto a las mínimas condiciones de viabilidad para la actividad pesquera comunitaria y con unas gravísimas consecuencias para el futuro del sector pesquero europeo, así como de las actividades portuarias e industriales asociadas al mismo".

Insistieron que, en el caso de la pesca e industrias asociadas en la Región Ultraperiférica de Canarias, dichos efectos "van mucho más allá", puesto que suponen la desaparición de un sector industrial de enorme importancia en términos de empleo y generación de valor añadido para el conjunto de la economía del archipiélago y, en particular, para su actividad portuaria e industrial.

Hicieron hincapié en que dichos aspectos están recogidos en el documento elaborado por Gabriel Mato y apoyaron de forma rotunda el rechazo planteado por el eurodiputado canario.

En este sentido, el eurodiputado valoró la presencia de los representantes de los empresarios y trabajadores del Puerto de Las Palmas por el "importante peso" que juega su actividad en el marco de dicho protocolo.

Operadores económicos

Igualmente, los representantes del Puerto de Las Palmas se refirieron a la pérdida de las importantes inversiones realizadas en el sector que supone el actual protocolo, no solo por los operadores económicos sino por la propia UE, inversiones que, en conjunto, ascienden a casi cuarenta millones de euros en los últimos años.

Finalmente, denunciaron que el protocolo no tenga en cuenta la compatibilidad y coherencia con otras políticas comunitarias, singularmente entre los acuerdos comerciales y las políticas relativas a las regiones ultraperiféricas.

Añadieron que el hecho que no se contemple ninguna medida de aplicación modulada para Canarias choca frontalmente con la orientación comunitaria de impulso en esa región de actividades relacionadas con terceros países próximos, ya que no sólo tiene un impacto claro en esa actividad, sino que además no impulsa la presencia de actuaciones de colaboración que compatibilicen el desarrollo de las actividades de sostenibilidad de pesca y desarrollo de Mauritania con el impulso de la actividad económica en las RUP, particularmente en Canarias, y con los intereses de los pesqueros comunitarios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha