eldiario.es

Menú

Rojas plantea a las cajas revisar la cláusula suelo

REUNIÓN CON LOS JÓVENES HIPOTECADOS

La consejera de Vivienda solo se compromete a mediar ante las entidades financieras para intentar mejorar las condiciones de las hipotecas.- Se niega a revisar las subvenciones.

- PUBLICIDAD -

La consejera de Vivienda del Gobierno de Canarias, Inés Rojas, se ha comprometido con la plataforma de afectados por la Hipoteca Joven a mediar ante las cuatro entidades (La Caja, CajaCanarias, Cajasiete y Caja Rural) que comercializaron este instrumento financiero, producto de un convenio de colaboración con el Ejecutivo para el periodo 2009-2012, y plantearles una revisión de la cláusula suelo del 2,75% que establecieron como condición y que está encareciendo los créditos hipotecarios de los jóvenes entre 60 y 100 euros al mes.

Rojas plantea a las cajas revisar la cláusula suelo

Rojas plantea a las cajas revisar la cláusula suelo

Cinco representantes de la plataforma de jóvenes hipotecados se reunieron este lunes con Rojas y con la nueva directora del Instituto Canario de la Vivienda, Sulbey González, en el edificio de Usos Múltiples II de Las Palmas de Gran Canaria para intentar revertir la decisión del Gobierno regional de denegar, por falta de fondos, las subvenciones de hasta 12.000 euros que se les ofrecía como gancho a la hora de firmar el contrato.

Sin embargo, los jóvenes se han topado con la negativa de la Consejería, que ha esgrimido que en los impresos de la solicitud se informaba ? en la letra pequeña- que la concesión de las subvenciones estaba sujeta a la disponibilidad presupuestaria y que "siempre se ofertó como una ayuda adicional". Los afectados por la Hipoteca Joven han denunciado que no tuvieron conocimiento de esta condición ni en la campaña de promoción del producto ni a la hora de firmar el crédito de la hipoteca.

Según datos facilitados por el gabinete de Rojas, el Instituto Canario de la Vivienda concedió entre 2009 y 2011 un total de 17 millones de euros a 1.807 jóvenes para esta ayuda destinada a la compra de la primera vivienda, una cantidad que "superó en más de un millón de euros la inicialmente presupuestada". La plataforma ha solicitado, durante el encuentro mantenido este lunes en la sede del Ejecutivo regional, una lista de las subvenciones otorgadas. "Tiene que ser pública", ha señalado Yasmina Batista, una de sus portavoces, a este periódico.

Los jóvenes han propuesto "esperar un tiempo" hasta que la Consejería esté en disposición de destinar una partida para pagar estas subvenciones, pero Rojas les ha transmitido que la prioridad del Ejecutivo es mantener las líneas dirigidas al fomento del alquiler y de la rehabilitación y eliminar la de compra de viviendas en el mercado libre. No obstante, también ha informado que el Gobierno de Canarias está negociando las condiciones de la Hipoteca Joven para "establecerla nuevamente en condiciones ajustadas a la situación actual".

La consejera de Vivienda ha defendido durante la reunión que este producto financiero se ofertó en su época con condiciones "muy favorables" para los jóvenes y ha afirmado que la existencia de una cláusula techo ?fijada en el 5,95%- "benefició a muchísimos de ellos, cuando el Euribor (actualmente en torno al 0,60%) estaba elevadísimo". Los afectados sostienen, por el contrario, que el tipo de interés de referencia "nunca ha llegado" a este techo hipotecario.

Los jóvenes han acogido con escepticismo el único compromiso que han logrado arrancar de la reunión con Rojas: una posible revisión del tipo de interés mínimo para adecuar los precios de la hipoteca a los actuales de mercado. La plataforma ha incluido entre sus reivindicaciones que, en caso de que se modifique esta cláusula suelo, se aplique con carácter retroactivo.

"Salimos muy poco satisfechos", ha sentenciado Yasmina Batista, una de las afectadas, que ha señalado que Rojas les ha emplazado a la celebración de un nuevo encuentro en el mes de febrero.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha