eldiario.es

Menú

Las personas que consumen cerveza moderadamente realizan más actividad física y tienen menor IMC

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Las personas que consumen cerveza de forma moderada realizan más actividad física y tienen menor Índice de Masa Corporal (IMC), ha asegurado el presidente de la Academia Española de Nutrición y Catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Pública de Las Palmas, Lluis Serra Majem, después de hacer un estudio.

- PUBLICIDAD -

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 8 (EUROPA PRESS)

Las personas que consumen cerveza de forma moderada realizan más actividad física y tienen menor Índice de Masa Corporal (IMC), ha asegurado el presidente de la Academia Española de Nutrición y Catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Pública de Las Palmas, Lluis Serra Majem, después de hacer un estudio.

El estudio titulado 'La cerveza en la alimentación de los españoles: relación entre el consumo de cerveza y el consumo de energía y nutrientes, el Índice de Masa Corporal y la actividad física en la población adulta española', se ha presentado en el marco del XXXII Congreso Nacional de Semergen, en San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria), y se ha realizado en una muestra de 10.208 personas de entre 25 y 60 años.

"Los hombres y las mujeres que realizan mayor actividad física consumen cerveza de forma más regular que los que no beben cerveza", apuntó Serra.

Añaden que el 43 por ciento de hombres consumidores habituales de cerveza realiza una actividad física "muy elevada"; entre las mujeres, los porcentajes "más altos" de consumidoras de cerveza se observan entre las que realizan una actividad física media y elevada.

Además, según la investigación, las personas consideradas obesas "apenas consumen cerveza, mientras que las que mantienen su peso lo hacen con mayor asiduidad en una proporción del 35,2 por ciento".

Ante ello, aseguran que dicha afirmación "rompe con el mito popular de que los bebedores regulares de cerveza tienden a ganar peso".

ÁCIDO FÓLICO Y VITAMINA B

La investigación también resalta que el consumo de cerveza en una dieta de mayor calidad nutricional que las no consumidoras aportan una mayor cantidad de ácido fólico y vitaminas del grupo B, esenciales para la prevención de diversas enfermedades y para garantizar una correcta alimentación.

Estas son algunas de las conclusiones del estudio científico desarrollado por el Centro de Investigación en Nutrición Comunitaria, la Unidad de Nutrición Comunitaria del Ayuntamiento de Bilbao y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Los consumidores moderados de cerveza aportan a su dieta cantidades "más elevadas" de magnesio, folatos (ácido fólico), especialmente en el caso de las mujeres, y de otras vitaminas del grupo B, como la riboflavina --que facilita la digestión--, la niacina, la tiamina, el ácido pantoténico, la biotina y la vitamina B12, "todas ellas importantes también para un buen desarrollo del equilibrio nervioso".

Además, en el caso de las mujeres no consumidoras de cerveza, se ha observado que "tienen un déficit mayor" de ácido fólico con respecto a las consumidoras moderadas de cerveza. En cuanto a los hombres, la diferencia "no es tan significativa pero también existe un déficit de esta vitamina ligeramente mayor entre quienes no consumen cerveza".

De acuerdo con la investigación 'Determinación in vitro/in vivo de la biodisponibilidad del ácido fólico contenido en la cerveza', de la Universidad San Pablo CEU, el consumo moderado de cerveza aporta un 12 por ciento de las necesidades diarias de ácido fólico.

El ácido fólico disminuye la concentración de homocisteína, un factor de riesgo cardiovascular. Por ello, los especialistas recomiendan a todas las mujeres que quieran quedarse embarazadas, consumir 400 miligramos de ácido fólico para la prevención de efectos congénitos de los recién nacidos; si bien, en el momento del embarazo y la lactancia, está contraindicado el consumo de cerveza tradicional.

Asimismo, aparecen diferencias de otras vitaminas entre las mujeres consumidoras de cerveza y las no consumidoras, viéndose un "mayor déficit" de vitaminas entre las mujeres no consumidoras.

Así, según el estudio, el consumo habitual de cerveza puede cubrir el 6,5 por ciento de las necesidades diarias de la vitamina B12, el 5,2 por ciento de ácido pantoténico, el 5,2 por ciento de las de riboflavina y el 6 por ciento de magnesio.

"La aportación de la cerveza a la ingesta de estas vitaminas es muy importante, puesto que ya desde principios de los años 90 se puso de manifiesto el escaso consumo de vitaminas del grupo B y ácido fólico que registra la población española", subrayó Serra.

El consumo de cerveza aporta a las necesidades diarias de cada cuerpo, un nivel medio de nutriente, de energía 3,73 por ciento, hidratos de carbono 2,82 por ciento, riboflavina 5,16 por ciento, Vitamina B6 2,53 por ciento, Vitamina B12 6,55 por ciento, Folatos 4,47 por ciento, Niacina 2,76 por ciento, Biotina 5,42 por ciento, Ácido pantoténico 5,22 por ciento, Calcio 2,95 por ciento, Hierro 2,36 por ciento, Magnesio 5,96 por ciento, Sodio 1,35 por ciento, Potasio 3,56 por ciento y Zinc 0,24 por ciento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha