eldiario.es

Menú

El abogado de 'Abdu Willy' cuestiona la competencia española porque el 'Alakrana' llevaba una 'ikurriña'

MADRID

El abogado del presunto pirata somalí 'Abdu Willy', detenido por el secuestro del atunero 'Alakrana', cuestionó hoy que la justicia española sea competente para investigar estos hechos alegando que en el momento de la captura el barco llevaba una 'ikurriña', por lo que, según su interpretación de la legislación internacional, no navegaría "bajo pabellón español".

- PUBLICIDAD -

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Abogado del pirata Willy

Abogado del pirata Willy

El abogado del presunto pirata somalí 'Abdu Willy', detenido por el secuestro del atunero 'Alakrana', cuestionó hoy que la justicia española sea competente para investigar estos hechos alegando que en el momento de la captura el barco llevaba una 'ikurriña', por lo que, según su interpretación de la legislación internacional, no navegaría "bajo pabellón español".

El letrado Francisco Javier Díaz Aparicio presentó ante el juez de la Audiencia Nacional un escrito de ampliación de prueba en el que solicita que se aclare qué enseña llevaba el barco secuestrado tras haber "trascendido que el pabellón enarbolado por el 'Alakrana' era distinto al español" por enarbolar "una bandera de País Vasco".

En este sentido, recuerda que el Convenio para la Represión de Actos Ilícitos contra la Seguridad de la Navegación Marítima, firmado en Roma el 10 de marzo de 1988, establece que un Estado puede establecer su jurisdicción sobre delitos cometidos "contra un buque o a bordo de un buque que en el momento en que se cometa el delito enarbole el pabellón de ese Estado".

Este convenio recoge que "los buques navegarán bajo el pabellón de un solo Estado y, salvo en los casos excepcionales previstos de modo expreso en los tratados internacionales o en esta convención, estarán sometidos, en alta mar, a la jurisdicción exclusiva de dicho estado".

A las puertas de la Audiencia Nacional, el letrado defendió esta tesis argumentando que, si el 'Alakrana' no llevaba bandera española en el momento en que se produjo la captura, sería "técnicamente un barco sin nacionalidad".

Sin embargo, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional esgrimió en un auto dictado el pasado 2 de noviembre, en el que declaraba que Pedraz era competente para instruir la causa por la mayoría de edad del pirata, que la investigación de estos hechos correspondía a la justicia española en virtud del principio de jurisdicción universal, al tratarse de un delito cometido contra españoles en el extranjero.

AGUAS DONDE SE PRODUJO LA DETENCIÓN

El escrito del abogado, que solicita una ampliación del informe remitido por el jefe del Estado Mayor de la Defensa, José Julio Rodríguez, también reclama que se concrete "en qué tipo de aguas" se produjo la detención de los dos presuntos corsarios, a fin de esclarecer si la operación se produjo en territorio internacional o de Somalia.

De igual forma, recurre la providencia dictada ayer por Pedraz en la que rechazó retirar la acusación por asociación ilícita que pesaba contra su cliente argumentando que "los hechos objeto de imputación se fijarán en el momento procesal oportuno".

PETICIÓN A LA FISCALÍA

Además, Díaz Aparicio presentó un escrito a la Fiscalía en el que que concrete qué miembro del Ministerio Público está encargado de la causa para "mantener una conversación tendente a discernir si el proceso puede finalizar inmediatamente o es preciso practicar la instrucción de mismo".

Tanto Cabduwelli Cabdullahi, alias 'Abdu Willy', como Raageggesey Hassan Haji, alias 'El Machote', están imputados por 36 delitos de detención ilegal, asociación ilícita y robo con violencia y uso de armas. El juez continúa la instrucción contra ellos y se plantea llamar a declarar a los infantes de marina que procedieron a su detención.

El delito de asociación ilícita está castigado con penas que van desde los seis hasta los doce años de cárcel mientras que el de robo con violencia y uso de armas conlleva la prisión entre tres años y medio y cinco, según consta en el Código Penal.

La detención ilegal, por su parte, está castigada con penas de entre seis y diez años, que podrían ser aplicadas en su grado inferior si el instructor considerara que los imputados actuaron como cómplices y no como autores de estos delitos. A este respecto, el letrado defiende que su cliente sólo habría participado en los secuestros durante dos días, ya que el rapto del 'Alakrana' se produjo el 2 de octubre y él fue apresado el día 4.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha