eldiario.es

Menú

Un grave fallo de Atlante II pone en riesgo una investigación judicial de gran calado

EL SISTEMA INFORMÁTICO DEL GOBIERNO REVELA UNA CAUSA SECRETA A UN PRESUNTO DELINCUENTE

El nuevo agujero provoca un gabinete de crisis entre Gobierno, jueces y fiscales - "El problema de seguridad se ha podido solucionar a tiempo", dicen.

- PUBLICIDAD -

El coladero de información en que se ha convertido el sistema informático de la Administración de Justicia en las Islas, bajo resposabilidad del Gobierno de Canarias, ha provocado un grave fallo que puede dar al traste con una investigación judicial y policial de gran calado, declarada secreta hace casi un año.

José Miguel Ruano, consejero de Presidencia, Justicia y Seguridad.

José Miguel Ruano, consejero de Presidencia, Justicia y Seguridad.

Todo sucedió hace breves fechas, no más de cinco días. Un presunto delincuente se dirigió al Decanato de Las Palmas de Gran Canaria para conocer qué causas tiene pendiente con la Justicia. Hasta ahí todo normal. Pero Atlante II, el sistema informático judicial bajo sospecha de absoluta inseguridad, le dio más información de la debida: una causa declarada secreta en un juzgado que investiga presuntos delitos del solicitante de la información, desde hace casi un año.

Fuentes judiciales han asegurado a CANARIAS AHORA que con este desastre "se nos puede venir abajo el trabajo y la dedicación de un año" contra estos presuntos delincuentes. "Es una causa muy importante, a la que hemos dedicado mucho tiempo, que ha requerido mucha dedicación en la investigación", aseguraron los afectados, muy alarmados al sospechar que no es la primera vez que sucede este regalo a los investigados. "No lo ponga en duda, tenemos la absoluta certeza", aseguran.

El nuevo agujero en la seguridad de Atlante II ha levantado tal alarma que a raíz de detectarse el cante de la causa secreta se ha creado una especie de gabinete de crisis, que este lunes reunía a todas las partes afectadas: Decanato, Secretaría de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), Fiscalía y la Dirección General de Relaciones con la Administración de Justicia del Gobierno de Canarias, responsable último de Atlante II, a través de la Consejería de Presidencia, Justicia y Seguridad.

De la reunión, fuentes consultadas por este diario dijeron que "el problema de seguridad detectado se ha podido solucionar a tiempo", en referencia al posible conocimiento que tenga el presunto delincuente de que está siendo investigado o que haya podido acceder a mayor información de la que debiera, poniendo en riesgo la investigación. Cuestión aparte es que haya ocurrido otras veces "y no lo hayamos detectado como ahora".

Solicitar información sobre causas es un recurso de presuntos delincuentes, presos o en libertad tras cumplir pena, al recibir cualquier notificación judicial. Los imputados se interesan en el Decanato por las diligencias abiertas y a qué juzgado corresponden, para dirigirse a ellos en busca de más información o cumplimentar cualquier disposición judicial. Lo que nunca se revela, obviamente, son las causas secretas, en proceso de investigación, antes de imputar a los implicados.

Y eso fue lo que sucedió recientemente por culpa de Atlante II. Fuentes judiciales explicaron a este diario que el presunto delincuente se dirigió al juzgado en cuestión para interesarse por el contenido de la causa concreta, ante el estupor de los funcionarios, que se dieron cuenta por la numeración que estaba declarada secreta. "Ahí fue cuando nos dimos cuenta del fallo del sistema. Es el primer caso, al menos, que nosotros sepamos", dijeron fuentes de la Administración de Justicia a CANARIAS AHORA.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha