eldiario.es

Menú

Cae una organización que defraudó casi medio millón de euros con empresas ficticias

Realizaban pedidos de alimentos con cheques sin fondos y luego los vendían a precios bajos en Gran Canaria

- PUBLICIDAD -
Supercomisaría de la Policía Nacional en Las Palmas de Gran Canaria (ALEJANDRO RAMOS)

Supercomisaría de la Policía Nacional en Las Palmas de Gran Canaria (ALEJANDRO RAMOS)

La Policía Nacional ha desmantelado una red que desde 2014 se dedicó a estafar hasta 470.000 euros a empresas de 18 provincias españolas mediante el "timo del nazareno", al realizar, a través de 8 empresas que carecían de actividad, pedidos de alimentos que pagaba con cheques sin fondos, productos que luego vendía a bajos precios en Gran Canaria.

Esta red realizaba pedidos de productos alimenticios como carnes, bebidas o pescado. Las empresas víctima que elegía tenían un seguro contratado que les cubría la operación en caso de impago, siendo las aseguradoras las grandes perjudicadas, ha informado este sábado la Jefatura Superior de Policía de Canarias.

Las pesquisas comenzaron cuando una empresa ubicada en Jaén estafó casi 20.000 euros en productos alimenticios al detectar que los investigados hicieron entrega de un talón sin fondos para cometer la estafa.

Por todo ello, los agentes pudieron comprobar que en periodos anteriores esta mercantil ya habría introducido en Gran Canaria más mercancías desde provincias diferentes.

Tras contactar en la península con las sociedades que habían vendido la mercancía, los policías constataron cómo habían sufrido el impago, al haberles entregado talones bancarios sin fondo.

Conforme avanzaba la investigación se pudo comprobar que los detenidos elegían empresas víctimas que tuvieran contratado un seguro que les cubriera la operación en caso de impago, siendo las aseguradoras las grandes perjudicadas.

Respecto a las formas de pago, o bien las establecían con talones sin fondo, o simplemente, llegados los vencimientos, no se realizaban las transferencias acordadas, dando diferentes excusas hasta dejar de contestar llamadas y/o correos.

Cuando la empresa que cometía el impago veía rechazadas las operaciones de compras por las aseguradoras, entendían que éstas se encontraban "quemadas o agotadas", por lo que para continuar con la estafa creaban nuevas empresas.

Para ello, utilizaban nuevas personas que figuraban como administradores únicos, llegando a utilizar hasta ocho empresas para cometer el fraude.

Se da la circunstancia de que llegaron a defraudar a una misma empresa en más de una ocasión, utilizando para ello diferentes mercantiles de las que iban creando.

La mercancía consistía mayormente en productos alimenticios como pescado, cárnicos, o envasados para los que ya habían localizado a futuros compradores, lo cual les permitía deshacerse rápidamente de la mercancía.

Los vendían en Gran Canaria a diferentes establecimientos o empresas a precios atractivos. Todo ello le aportó a la organización desmantelada más de 470.000 euros.

Como resultado, los agentes han detenido a siete de los integrantes de esta organización criminal, quienes se encuentran a disposición del Juzgado de Instrucción.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha