eldiario.es

Menú

Los empresarios temen el desabastecimiento en Canarias por la huelga en la estiba

Distintas asociaciones han manifestado su preocupación por los paros en la actividad portuaria y no ven suficientes los servicios mínimos del 50%

Asinca y Fedeport instan a los estibadores  y a las empresas del puerto a negociar un acuerdo que ponga fin a la huelga

La Industria teme que "las pérdidas de estos días" tarden en recuperarse y recuerda que "el 95% de los productos de Canarias entran por los puertos"

El presidente de la Autoridad Portuaria ha asegurado que las Islas no tendrán problemas de abastecimiento a consecuencia de estos paros

- PUBLICIDAD -
 Dos barcos esperan en la terminal de contenedores del puerto de Las Palmas bajo las grúas paralizadas por la primera jornada de huelga de los estibadores.

Dos barcos esperan en la terminal de contenedores del puerto de Las Palmas bajo las grúas paralizadas por la primera jornada de huelga de los estibadores. EFE/Elvira Urquijo A.

Los estibadores vuelven a la huelga este miércoles para reivindicar los derechos del sector. Se trata de la segunda jornada de paros que se produce esta semana, después de que la del pasado lunes se secundara al 100%. A pesar de que la Autoridad Portuaria de Las Palmas ha destacado que no se produjeron incidentes, sí que se ralentizó la actividad en un 30%. No obstante, la de este miércoles se espera con cierta incertidumbre por parte de diferentes sectores como las empresas portuarias, la Industria, la Construcción o los empresarios del metal, que temen el desabastecimiento de materias primas y materiales. 

El presidente de Fedeport (Federación Canaria de Empresas Portuarias), José Juan Ramos, señala que el pasado lunes el trabajo de carga y descarga tuvo un rendimiento del 50%, aunque en la recepción de mercancías "la huelga no tuvo repercusión". Según explica, esto se debe a que "hubo menos tráfico de camiones porque el sábado trabajaron, antes de los paros de los estibadores", afirma.

Para Ramos, con el 50% de servicios mínimos, la actividad en el puerto seguirá adelante a pesar de las dificultades. Sin embargo, cree que si esta situación se perpetúa en el tiempo, sí que habrá problemas, aunque apela a la responsabilidad de los estibadores y no prevé "una generalización de los conflictos".

La Industria se ve menos optimista y, por ello, insta a los estibadores y a las empresas del puerto a que se sienten a hablar y a buscar una solución. El presidente de la Asociación Industrial de Canarias (Asinca), Gonzalo Medina, ha recordado que "el 95% de la mercancía entra en las Islas a través de los puertos y cualquier ralentización, paro o cualquier medida que limite la entrada de mercacías y la salida de productos es complicada para todos los sectores".

Medina considera que los servicios mínimos no son una solución. "No entendemos que,una vez se forma el atasco, hay productos a los que se da prioridad y a otros no". Explica que, por ejemplo, en la Industria la falta de una materia prima hace que se paren las fábricas.

"Ahora mismo esto es como si fuera una autopista, si paras el tráfico y los servicios mínimos son del 50% en horas alternas, baja la productividad y esto lo que va a hacer es que se va a ir generando un efecto en casacada y cada día va a ser más complicado", asegura el presidente de Asinca.

Para Medina, la recuperación será lenta ya que puede haber "barcos que se desvíen o productos que no lleguen", por lo que "habrá que replanificar todo". Así mismo, añade que si la situación se mantiene, en una semana se empezará a notar en la actividad productiva y en el abastecimiento de mercancías.

Sobre esto último, el presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra,  ya ha asegurado que la población no se verá afectada por problemas de abastecimiento. En este sentido, la semana pasada afirmó que la única variación será el aumento de los transbordos, pero recalcó que no hay previstas desviaciones de buques.

Varias grúas paradas en la terminal de contenedores del puerto de Las Palmas.

Varias grúas paradas en la terminal de contenedores del puerto de Las Palmas. EFE/Elvira Urquijo A.

Por su parte, e l presidente de la Federación de Empresarios del Metal y Nuevas Tecnologías de la provincia de Santa Cruz de Tenerife (Femete), Alberto Villalobos, también ha alertado, a través de un comunicado, de que el conflicto en la estiba "puede colapsar la actividad económica y repercutir gravemente en toda la sociedad".

El presidente de esta asociación asegura que entiende las demandas de las partes afectadas, pero cree que "nunca se debe olvidar que Canarias es un territorio archipielágico y, por lo tanto, depende absolutamente de los puertos y aeropuertos".

En los mismos términos se ha mostrado el sector de la construcción. La Federación Provincial de Entidades de la Construcción de Santa Cruz de Tenerife (Fepeco) ha mostrado su preocupación por el desabastecimiento de materiales y apela también a que muchas obras tienen una fecha de ejecución, por lo que no se puede ver su trabajo ralentizado.

La huelga de este miércoles comenzará a las 08.00 horas y se hará sólo a las horas impares. Los paros se repetirán del mismo modo los días 9, 19, 21 y 23 de junio. Además, para el día 14 se ha convocado un paro ininterrumpido de 48 horas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha