eldiario.es

Menú

Comienza la vacunación contra la gripe A

JUSTO CUANDO AMENAZA EL PICO MÁS ALTO DE CONTAGIOS

Los grupos de riesgo representan a menos del 20% de la población. Las previsiones más optimistas auguran que los casos se dispararán a finales de noviembre.

- PUBLICIDAD -

Los centros de salud de toda España comenzarán este lunes la vacunación contra la gripe A de los denominados grupos de riesgo, que representan a menos del 20% de la población, poco antes de que se alcance el pico más alto de contagios por el nuevo virus.

Comienza la vacunación contra la gripe A

Comienza la vacunación contra la gripe A

Las previsiones más optimistas de los expertos, incluida la de la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, auguran que los casos de gripe A se dispararán a finales de noviembre y primeros de diciembre, superando los 400 enfermos por 100.000 habitantes.

La tasa estimada de incidencia de la pandemia, en la semana del 1 al 7 de noviembre, fue de 327,92 afectados por 100.000 habitantes, y el nuevo virus, que se ha cobrado en España 88 vidas, representa ya el 99% de los casos de gripe clínica.

Entre los grupos prioritarios de vacunación figuran los trabajadores sociosanitarios: tanto de atención primaria como hospitalaria, pública y privada, así como el personal de residencias de la tercera edad y centros de atención a enfermos crónicos.

Podrán inmunizarse también los trabajadores de servicios públicos esenciales: Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, bomberos, servicios de Protección Civil, emergencias sanitarias, Instituciones Penitenciarias y Centros de Atención al Refugiado e Inmigrantes.

Otro colectivo en situación de vulnerabilidad son las mujeres embarazadas, aunque la vacuna específica destinada a ellas -sin adyuvantes- no estará disponible hasta dentro de tres o cuatro días por estar pendiente de aprobación en las agencias nacionales del medicamento de algunos países europeos como España, Francia y Alemania.

Serán vacunadas además las personas mayores de 6 meses con determinadas patologías crónicas, entre ellas las enfermedades cardiovasculares y las respiratorias; diabetes tipo I y tipo II con tratamiento farmacológico; insuficiencia renal; hemoglobinopatías y anemias moderadas o graves; asplenia (ausencia de bazo); enfermedad hepática crónica avanzada y patologías neuromusculares graves.

Podrán recibir este fármaco los pacientes con inmunosupresión -incluida la originada por VIH o por fármacos o en los receptores de trasplantes-, y con obesidad mórbida -índice de masa corporal igual o superior a 40-.

Finalmente, figuran los niños y adolescentes, menores de 18 años, que reciben tratamiento prolongado con ácido acetilsalicílico, por la posibilidad de desarrollar un síndrome de Reye.

La ministra de Sanidad ha recomendado insistentemente a todas estas personas la vacunación y ha hecho un llamamiento especial a la responsabilidad de los profesionales sanitarios, no sólo por su propia salud sino también por la de sus pacientes, que pueden sufrir complicaciones en caso de contagio.

Jiménez ha ratificado en numerosas ocasiones que la vacuna es "segura", "eficaz" y ha reiterado que no tiene efectos secundarios relevantes.

Para respaldar este último aspecto ha recurrido a la experiencia de otros países, como Suecia, donde se han administrado un millón y medio de dosis con los mismos efectos adversos que provoca la vacuna de la gripe estacional: casos de enrojecimiento en el lugar de la inyección y síntomas leves gripales.

Los médicos y enfermeras del conjunto del Estado resolverán cualquier duda sobre la vacuna, de la que se inoculará una sola dosis, por lo que se espera que con unos diez millones de tratamientos, de los 37 millones adquiridos por Sanidad, sea suficiente para inmunizar a los grupos de riesgo.

Los 27 millones restantes se adquirieron en previsión de que hubiera que suministrar dos dosis y por si, ante nuevas evidencias científicas, se determinaba ampliar a los colectivos susceptibles de vacunación. De hecho, la reserva del Estado permitiría inocular hasta al 60% de la población.

El departamento que dirige Jiménez ha comprado 22 millones de dosis de Focetria, de Novartis; 14,7 de Pandemrix, de GlaxoSmithKline (GSK), y 400.000 de Panenza, de Sanofi Pasteur.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha