eldiario.es

Menú

''Estrategia en bloque'' de María José e Ivonne

CASO KÁRATE / TAMBIÉN SE NIEGAN A RESPONDER

A preguntas de su abogado, Torres Baena aseguró que varios monitores denunciantes del caso mantenían relaciones sexuales con menores, pero como "novios o pareja".

- PUBLICIDAD -

El principal acusado del caso Kárate, Fernando Torres Baena, aseguró este jueves durante el juicio que mantenía una relación estrecha, e incluso "fenomenal", con los padres de los menores que acudían a su centro de entrenamiento, a los que contaba "cualquier incidente" que se producía.

Destacó que los padres podían presenciar las clases, porque eran a puerta abierta, y que varias generaciones de una misma familia acudían al centro. "No creo -señaló- que a esos padres los haya adoctrinado y que luego manden a sus hijos".

Baena, que se negó a responder a las cuestiones planteadas por los letrados de la acusación particular, José María Palomino y Pedro Padilla, sí que contestó medio centenar de preguntas de su abogado, Ángel Luis Calonge. La mayoría de ellas iban destinadas a demostrar unas supuestas relaciones más que amistosas entre muchos de los denunciantes y testigos que han declarado en el sumario de este caso.

Así, declaró que algunos de los denunciantes en esta causa, monitores de su gimnasio, mantuvieron relaciones sexuales con menores, siendo ellos adultos, en su casa de Playa de Vargas, aunque lo situó en el marco de relaciones "de novios o pareja".

En este sentido, declaró que si hubiera tenido conocimiento de algún tipo de relación inapropiada dentro del gimnasio "no lo hubiera permitido", aunque matizó que en situaciones como que uno de los dos miembros de la pareja tenía 19 y la otra 16, él no se metía.

Aquí, comentó que, tras leer el sumario, tenía conocimiento de hasta 10 personas que han tenido relaciones con menores y que no han sido acusados en la causa, agregando que si ha sido así es porque la Policía ha visto que estas situaciones eran algo normal -indicó sobre casos en los que un miembro de la pareja tenía 16 y el otro 19-.

El acusado manifestó en este sentido que le gustaría saber si los padres de los menores sabían que sus hijos tenían relaciones.

María José e Ivonne eligen no declarar

Por su parte, las acusadas María José González e Ivonne González se han acogido a su derecho de no responder a las preguntas formuladas tanto por la fiscalía, como por la acusación particular y la defensa.

Las diferentes partes procedieron a enumerar una a una todas las preguntas que habían preparado para las acusadas sobre su conocimiento o participación en las supuestas relaciones sexuales con menores sin obtener respuesta.

El abogado de Torres Baena, Ángel Luis Calonge, explicó en declaraciones a los medios tras la tercera sesión, que la negativa de los tres acusados que han tenido que declarar -el cuarto, Juan Luis Benítez, lo hará previsiblemente mañana-, se debe a una estrategia procesal conjunta. "El 90% es una estrategia en bloque", aclaró.

Cuestionado sobre los supuestos monitores que Torres Baena dijo que habían mantenido relaciones con menores, el letrado señaló que alguno de ellos se encontraban dentro de los denunciantes.

Insistió en que no existe ninguna prueba material contra su defendido. "En quince años -comentó- no hay un mensaje, no hay un correo, ni una pericial forense... no hay absolutamente nada. Nada más que declaraciones".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha