eldiario.es

Menú

Inés Rojas reitera la urgencia de una reunión bilateral Canarias-Estado sobre inmigración clandestina

EL GOBIERNO CANARIO LAMENTA ''EL SILENCIO DE LOS MINISTERIOS''

- PUBLICIDAD -

El Gobierno de Canarias, a través de la consejera de Bienestar Social, Juventud y Vivienda, Inés Rojas, ha lamentado "el silencio" del Gobierno del Estado a la celebración de una cumbre en Canarias que reúna a los responsables de los tres ministerios implicados en inmigración, Trabajo e Inmigración, Interior y Asuntos Exteriores y considera que "el silencio de los ministerios en esta cuestión hace que los canarios se sientan solos afrontando estas tragedias".

"Tras la tragedia de los Cocoteros --aseguró Rojas en un comunicado- debemos estar más unidos que nunca para valorar con serenidad nuevas acciones que permitan una mayor eficacia, mayores esfuerzos tanto en origen como en el mar que eviten nuevas muertas"

La consejera argumentó, además, que "es inconcebible que la muerte de más de veinte personas, entre las que se encontraban diecinueve niños, no sea suficiente para que el presidente o los ministros no encuentren un hueco en su agenda" y se pregunta "qué más debe pasar para que se atienda la solicitud de una reunión sobre inmigración de los tres ministerios implicados, para que el Estado pase de las palabras a los hechos más contundentes, y los canarios no tengamos la sensación de quedarnos solos ante estos dramas"

"El silencio del presidente y de los ministros sobre este asunto es tremendamente doloroso, tanto para las personas más directamente implicadas en la tragedia como para todos los canarios que estamos viendo la muerte de inmigrantes a escasos metros, y lo más terrible, la muerte de niños a quienes embarcan las mismas madres con el fin de asegurarles una vida mejor, un futuro", añadió la nacionalista.

Rojas ha insistido "en la urgencia de debatir y analizar en profundidad el fenómeno de la inmigración clandestina de niños procedente del continente africano" y que ha marcado la vida del Archipiélago en la última década "un drama humano, un drama que no está recogido en las leyes de extranjería y que en Canarias nos deja desarmados, sin ninguna posibilidad de intervenir para evitarlo".

La consejera explicó, además, que "Canarias tutela en la actualidad 1.500 niños que han podido llegar a nuestras costas y están siendo atendidos pero no sabemos cuántos no han llegado, cuántos se han quedado en el mar, tenemos que ser conscientes de que estamos asistiendo impasibles a una nueva inmigración, la inmigración infantil"

"Es urgente que entre todas las administraciones implicadas encontremos una solución a este drama, debemos evaluar lo ocurrido, analizar lo que estamos haciendo y poner en marcha nuevas medidas que impidan que esto vuelva a ocurrir"

Rojas consideró en la misma nota que "esta inmigración es producto, indiscutible de la pobreza y la miseria del continente africano, pero también es producto de una política migratoria europea, en la que se encuentra inmersa España de cierre de las fronteras mediterráneas y de blindaje de la frontera del Estrecho, que ha dejado una grieta, y esa grieta es la costa canaria".

"Se debe reflexionar --concluyó la consejera-- si el sólo endurecimiento de la inmigración clandestina de adultos, sin otro tipo de medidas, está propiciando la inmigración infantil".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha