eldiario.es

Menú

Intervenidos 213 kilos de cocaína camuflados entre un cargamento de alcachofas

VALENCIA

Agentes de la Policía Nacional, junto a efectivos de la Agencia Tributaria, han intervenido 213 kilos de cocaína que llegaron a España en camuflados entre un cargamento de alcachofas. La mercancía, procedente de Cartagena de Indias, fue interceptada en el Puerto de Valencia, según ha informado la Dirección Nacional de la Policía y la Guardia Civil en un comunicado.

- PUBLICIDAD -

VALENCIA, 08 (EUROPA PRESS)

Imágenes De La Droga Intervenida En El Puerto De Valencia

Imágenes De La Droga Intervenida En El Puerto De Valencia

Agentes de la Policía Nacional, junto a efectivos de la Agencia Tributaria, han intervenido 213 kilos de cocaína que llegaron a España en camuflados entre un cargamento de alcachofas. La mercancía, procedente de Cartagena de Indias, fue interceptada en el Puerto de Valencia, según ha informado la Dirección Nacional de la Policía y la Guardia Civil en un comunicado.

El grupo desarticulado utilizaba el procedimiento conocido como 'gancho ciego', que consiste en introducir la droga en contenedores importados de Sudamérica sin conocimiento de la empresa propietaria del mismo. En la operación han sido detenidas seis personas, entre ellas un miembro de las Fuerzas de Seguridad de Estado, cuya misión dentro de la organización presuntamente consistía en realizar labores de seguridad y contravigilancia en las transacciones. Asimismo, han sido bloqueados 600.000 euros en cuentas bancarias e intervenidos 16.000 euros en efectivo, tres armas de fuego y siete vehículos.

La investigación se inició a finales del año 2009 al tener conocimiento la Policía de la existencia de una organización dedicada a la introducción y distribución de grandes cantidades de clorhidrato de cocaína en distintos lugares de la geografía española, entre ellos Ibiza.

El grupo desarticulado trasladaba la droga hasta España mediante el método conocido como 'gancho perdido', consistente en ocultar la droga en un contenedor al que tiene acceso la organización en origen y que contiene mercancía legal para la exportación al país. Una vez llegado el contenedor a su destino, y antes de que los verdaderos destinatarios de la mercancía legal accedan a ella, retiran la sustancia estupefaciente. Tras extraer la droga, los miembros del grupo precintan nuevamente el contenedor para no levantar sospechas en caso de controles por parte de las autoridades aduaneras.

Los agentes intensificaron las labores de rastreo tras averiguar que el grupo investigado preparaba la introducción en España de una importante cantidad de sustancia estupefaciente. En Cartagena de Indias (Colombia), los narcotraficantes lograron esconder 213 kilogramos de cocaína en el interior de un contenedor que transportaba latas de alcachofas.

DISPOSITIVO DE VIGILANCIA

Los investigadores esperaban la llegada de la mercancía al puerto de Valencia, donde presumiblemente la organización narcotraficante contaba con alguna persona encargada de sacar la mercancía. Tras comprobar que el envío se encontraba en España se estableció un amplio dispositivo de vigilancia en torno a los miembros del grupo.

Tres de ellos fueron arrestados cuando se dirigían a las instalaciones portuarias para recoger la cocaína. El supuesto responsable de la organización fue detenido junto a otras dos personas en un piso de seguridad que tenían en las inmediaciones del puerto. Entre los detenidos hay un miembro de las Fuerzas de Seguridad del Estado que presuntamente realizaba labores de contravigilancia para la organización de narcotraficantes y aleccionaba a los demás miembros del grupo delincuencial en medidas de seguridad para evitar ser detectados en una eventual investigación policial.

Durante la operación, los agentes han registrado tres domicilios, entre ellos, el piso de seguridad, en los que han intervenido seis placas emblema falsas de la Guardia Civil, varios chalecos reflectantes de la Benemérita, grilletes, un lanzadestellos y una pistola de descargas eléctricas, así como dos armas de fuego con su correspondiente munición y una pistola de fogueo. Se han bloqueado 600.000 euros en cuentas bancarias, e intervenido 16.000 euros en metálico, 325 euros falsos y siete vehículos.

La operación se ha llevado a cabo por agentes del GRECO Ibiza, de la UDYCO Central de la Comisaría General de Policía Judicial, y el Grupo de Estupefacientes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Local de Cartagena, junto con la Agencia Tributaria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha