eldiario.es

Menú

Muere el ex concejal socialista Domingo González Chaparro

FUE UNO DE LOS MÁS ESTRECHOS COLABORADORES DEL ALCALDE RODRIGUEZ DORESTE

Dio un extraordinario impulso al urbanismo de Las Palmas de Gran Canaria en la década de los 80. Sus familiares y amigos lo velarán en el tanatorio de San Miguel.

- PUBLICIDAD -

Ha muerto Domingo González Chaparro, uno de los auténticos referentes del socialismo canario y una persona extraordinaria. La mañana de este viernes, a las siete, su maltrecho corazón se detuvo de improviso y lo dejó sin vida en su casa del barrio de Casablanca III. Sus amigos empezaron a llorarlo desde ese preciso instante.

Domingo González Chaparro.

Domingo González Chaparro.

Domingo González Chaparro fue un auténtico socialista que empezó su carrera pública junto al primer equipo de concejales que empezaron a transformar Las Palmas de Gran Canaria en 1983 acompañando al alcalde Juan Rodríguez Doreste. A Chaparro, como todo el mundo lo conoce, la ciudad le debe un enfoque verdaderamente público del urbanismo. Fue él el que, con la ayuda de los técnicos municipales y de la empresa Huarte, adjudicataria de las obras, transformó en una vía urbana la Avenida Marítima de la ciudad, diseñada inicialmente como una carretera anodina.

Chaparro fue el que diseñó el primer Plan de Barrios de la ciudad y el que tenía todos los días una buena idea para mejorarla y hacerla más vivible para sus vecinos.

Crítico con su propio partido por las sucesivas derivas que ha ido tomado, nunca dejó de implicarse en los problemas de la ciudad y de la región, aunque no volvió a ocupar cargos de responsabilidad ejecutiva. Su última encomienda de carácter público fue en el consejo de administración de la Radiotelevisión Canaria como vocal designado por el Parlamento a propuesta del PSC. También fue directivo de la Unión Deportiva Las Palmas.

Esa vocación por implicarse y su preocupación por mejorar la vida pública canaria le llevaron a formar parte durante unos años del consejo asesor de CANARIAS AHORA, donde jamás dejó de aportar su visión, su siempre atrevida y comprometida visión de lo que pasa.

Arquitecto, humanista, gran conversador, indispensable amigo de un montón de gente, había salvado hace unos pocos años la vida gracias a un magnífico equipo de médicos que le recompuso el corazón. Ahora, con 63 años, no pudo resistir este segundo asalto. Transmitimos nuestro pesar a su esposa, Rita, y a sus hijos Pablo y Eva.

Sus restos mortales serán velados por su familia y sus amigos en el tanatorio de San Miguel, en Las Torres, donde será incinerado a las 16.30 horas este sábado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha