eldiario.es

Menú

La Policía Local disparó al aire para evitar ser arrollada por el vehículo a la fuga

EL CONCEJAL DE SEGURIDAD DICE QUE HUBO ''ENORME RIESGO''

- PUBLICIDAD -

El edil de Seguridad de Las Palmas de Gran Canaria, Jesús González, dijo este lunesque los dos ocupantes del coche que provocó una persecución policial en la ciudad la noche del sábado, en la que resultaron heridos cuatro policías locales y un camarero, causaron un "enorme" riesgo.

El concejal señaló a Efe que durante la persecución un policía local efectuó cuatro disparos al aire al tratar de evitar que el conductor del vehículo, un joven marroquí de 21 años, le atropellara en la Plaza de España.

González consideró que no es "justo" cuestionar si fue desproporcionado o no el empleo del arma hasta que se investiguen a fondo los hechos, que concluyeron con la detención del conductor del vehículo y la de la joven que le acompañaba, así como con la aprehensión de dos tabletas de hachís en el maletero.

Insistió en el riesgo provocado por el conductor del vehículo, que circuló por varias calles en dirección contraria e incluso en ocasiones por las aceras, entre la zona comprendida entre Las Canteras y el Mercado Central, y que obligó al cierre de algunas vías y a alertar a todas las unidades disponibles así como a la Policía Nacional.

Explicó que el conductor emprendió la huida después de que un policía local le pidiera la documentación del vehículo por estar mal aparcado y que, una vez que se inspeccionó el coche, se hallaron dos tabletas de hachís en el maletero, así como otros paquetes cuyo contenido se desconoce e investiga la Policía Nacional.

González informó de que los cuatro policías heridos de consideración fueron dados el domingo de alta en los hospitales donde fueron atendidos, mientras que el camarero, según las últimas informaciones que dispone, evolucionaba favorablemente de las heridas que sufrió en la cabeza y en la mandíbula.

Los policías resultaron heridos al volcar los dos vehículos en los que viajaban durante la persecución, mientras que el camarero recibió el impacto en la cabeza de un bolardo que fue desprendido de la acera por uno de los coches.

Indicó que otros dos policías resultaron heridos leves, sin que fuera necesario su traslado a un centro sanitario.

El concejal confió en que la noche de Fin de Año sea tranquila, que el dispositivo policial que se desplegará funcione a la perfección y se pueda concluir 2007 con un ambiente "divertido, alegre y tranquilo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha