eldiario.es

Menú

Más de 105.000 canarios padecen enfermedades cardiovasculares

ESTUDIO / UN 15% TIENE HIPERTENSIÓN

- PUBLICIDAD -

Canarias es la comunidad autónoma con una mayor tasa de población con sobrepeso, un 46%, mientras que el 18,2% padece obesidad, según un estudio sobre los hábitos alimenticios de la población tinerfeña.

El estudio, realizado por la empresa NutriCare, fue presentado este lunes por el médico y profesor de la Universidad del País Vasco Pedro Ramos, quién señaló que el 14% de los menores del Archipiélago padecen también obesidad y consideró que estos datos ponen de manifiesto que en las Islas se practica una alimentación desequilibrada.

El especialista indicó que los datos de este estudio, obtenidos, entre otros, de la encuesta de alimentación, revelan que más de 105.000 personas en las Islas padecen enfermedades cardiovasculares, mientras que un 15% tienen hipertensión.

Al año, recordó Ramos, se producen en las Islas 5.000 muertes por enfermedades cardiovasculares y 3.000 por cáncer y subrayó que el 55% de la población es sedentaria y más de 23% de la población juvenil no realiza ninguna actividad física.

Para el especialista en nutrición, entre los errores alimenticios que se producen en Canarias figura un mayor consumo de calorías que las necesarias y en concreto dijo que se consumen 63 kilos y litros más de los que se aconsejan para una alimentación equilibrada.

Explicó que la pirámide de alimentación está en Canarias casi invertida ya que se consumen más alimentos de los que se sitúan en la parte alta y menos de los que constituyen la base y que deberían ser más abundantes, tales como las verduras, frutas y hortalizas.

Ramos indicó que el consumo de fibra en Canarias es ridículo, así como el de vitaminas antioxidantes, que además de evitar el envejecimiento también reducen la posibilidad de padecer determinados enfermedades degenerativas.

El especialista advirtió del elevado consumo de carne en las Islas, que se traduce en una mayor presencia de colesterol y triglicéridos en la sangre, y subrayó que hay escasa presencia de grasas omega 3 y 6 que son imprescindibles para los vasos sanguíneos y las articulaciones.

Además destacó que en la dieta habitual de los canarios hay un exceso de grasas saturadas procedentes de los embutidos, de la bollería y de los precocinados.

La presencia de estos alimentos por encima de las cantidades recomendadas, además de aportar más calorías de las necesarias, también es un factor de riesgo importante para las enfermedades cardiovasculares.

Pedro Ramos indicó que también se ingieren muchos azúcares ocultos, que se encuentran tanto en productos de bollería como en néctares de fruta o refrescos y como ejemplo citó que un vaso de refresco equivale a tres o cuatro terrones de azúcares o un bollo con crema a cinco terrones.

El especialista dijo que el consumo de calcio está al límite con un consumo de 140 litros de leche o derivados lácteos al año frente a los 164 recomendados.

Asimismo indicó que hay poco consumo de grasas insaturadas como la presente en el pescado, los frutos secos o las legumbres mientras que se consumen un 65 por ciento menos de verduras que las recomendadas, un 15% menos de legumbres y un 10% menos de pan así como 80 kilos de frutas anuales frente a los 110 recomendado.

El especialista también advirtió del alto consumo en sal, unos 2 kilogramos al año, frente a kilo y medio recomendado.

Indicó que a pesar de estos datos, la situación se puede corregir y subrayó que se ha constatado en los últimos cinco años una tendencia a mejorar los hábitos alimenticios no solo por estética sino también por salud.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha