eldiario.es

Menú

La directiva de retorno de inmigrantes divide al socialismo europeo

TODOS LOS ESPAÑOLES MENOS TRES VOTAN A FAVOR

- PUBLICIDAD -

La mayoría de los eurodiputados españoles han optado por votar a favor de la directiva de devolución de los inmigrantes irregulares siguiendo las instrucciones lanzadas desde Madrid y contribuyendo a la división del Partido Socialista (PSE) en la Eurocámara.

Sólo otros 19 europarlamentarios del PSE ?polacos y alemanes- se mostraron a favor de la directiva que apoyaron 17 de los 24 eurodiputados españoles, entre ellos el canario Manuel Medina y el responsable del partido en los temas de migración, Javier Moreno. El resto de los parlamentarios del Grupo Socialista Europeo se abstuvo o votó en contra.

Dentro de los socialistas españoles hubo tres voces discrepantes; Josep Borrell y Raimon Obiols votaron en contra, mientras que Marí Grau i Segu se abstuvo. En línea con las posiciones de sus respectivos partidos, David Hammerstein de Los Verdes y Willy Meyer de la Izquierda Unitaria Europea rechazaron el texto de compromiso de la directiva de retorno.

Todos los eurodiputados españoles del Partido Popular presentes en la votación (21) votaron a favor del texto.

No obstante, aunque los socialistas españoles hubieran votado en contra y se sumaran los votos de rechazo a las abstenciones (320) no habría sido posible hacer caer las normas para la devolución de los inmigrantes irregulares.

Tras la adopción de esta directiva por parte de la Eurocámara las valoraciones no se han hecho esperar y van desde quienes la consideran como un "instrumento jurídico imprescindible", como el popular Agustín Díaz de Mera, hasta quienes la tachan de "vergonzosa" como Willy Meyer.

En este sentido, el eurodioputado español del PP destacó que la directiva es un "instrumento jurídico imprescindible para salvaguardar los derechos fundamentales de los inmigrantes y una precondición para hacer progresos en la regulación de la inmigración legal"

En nombre de los socialistas españoles, Javier Moreno expresó que habían "intentado" obtener un "texto más garantista, acercándolo al máximo a las legislaciones europeas más avanzadas, como la española".

No obstante, "ha sido una batalla política complicada, con el permanente bloqueo de la derecha a las enmiendas socialistas, que pretendían ofrecer garantías sólidas a los inmigrantes clandestinos", aclaró el eurodiputado que finalmente votó a favor y añadió que "desde la Eurocámara los socialistas" seguirán "trabajando por dar una cara más humana al difícil fenómeno de la inmigración irregular".

Willy Meyer ha calificado esta directiva como una "verdadera vergüenza para Europa" .

Para el eurodiputado de IUE, con estas normas se "pretende deportar a 8 millones de personas bajo la figura de la detención administrativa" con lo que se "convierte a los inmigrantes en unos delincuentes, cuyo único delito es haber abandonado su lugar de origen en busca de una vida mejor".

Por último, Amnistía Internacional (AI) ha expresado su "profundo" rechazo a la adopción de esta directiva que "no garantiza que el retorno de los inmigrantes irregulares se haga con seguridad y dignidad".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha