eldiario.es

Menú

El 64% de los escolares canarios tendrá libros gratis con la nueva tarjeta para el curso 08-09

SE CEDERÁN EN CALIDAD DE PRÉSTAMO

- PUBLICIDAD -

El 64% de los escolares canarios, unos 135.000, tendrá el próximo curso libros gratis a través de la nueva tarjeta electrónica de La Caja y CajaCanarias tras el acuerdo alcanzado para la compra de libros en calidad de préstamo en las librerías del archipiélago.

Este acuerdo, que permite la entrada en funcionamiento del nuevo sistema, fue formalizado este lunes en un acto presidido por el jefe del Ejecutivo canario, Paulino Rivero.

Las tarjetas serán entregadas en los centros escolares y su valor será de cien euros para los escolares de primero y segundo de Primaria, de 105 para los de tercero a sexto, y de 135 para los de primero y segundo de la ESO, pues el resto de los cursos se incorporarán al sistema en el curso 2009-2010, cuando la gratuidad de los libros de texto alcanzará a la totalidad de los 214.000 escolares canarios.

El presidente de la Asociación de Libreros de Las Palmas, Francisco Sarmiento, celebró la puesta en marcha del sistema, que da cumplimiento a una antigua demanda del sector, que se quejaba del intrusismo.

Para acceder a los libros gratuitos serán necesarias las nuevas tarjetas, que son pioneras en España si bien la idea procede de Francia, y entre los requisitos está dedicarse a la venta de libros todo el año y no sólo en campaña escolar.

El presidente canario manifestó que la economía atraviesa una etapa complicada en la que la educación, junto a la sanidad, serán las áreas que no sufrirán recortes.

El responsable de CajaCanarias, David Cobas, detalló que la entidad emitirá 48.000 tarjetas que estarán disponibles en el mes de septiembre, mientras el presidente de La Caja, Antonio Marrero, mostró su satisfacción porque este proyecto contribuye al cumplimiento del mandato constitucional sobre el acceso a la educación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha