eldiario.es

Menú

La tía de la víctima del Caso Talio señala al acusado

Varios testigos que trabajaban en la Unidad de Medicina Intensiva (UMI) del Hospital Insular han admitido que vieron entrar a Iván en el cuarto de medicamentos.

- PUBLICIDAD -
Iván R.A., acusado del caso Talio.

Iván R.A., acusado del caso Talio.

La tía paterna de Laura ha asegurado que Iván, el enfermero que está acusado de envenenar a su mujer en el denominado 'caso Talio', tras conocer los resultados de la autopsia de su esposa dijo "sí y más y más que va a salir, veneno". Así lo ha manifestado la tía paterna de Laura, y que responde a las iniciales de M.A.G., durante el interrogatorio en el que ha declarado como testigo. Durante su declaración ha manifestado que tras morir su sobrina, y al conocer la autopsia, su hijo llegó diciendo que a su prima le habían "hecho algo" porque había salido que no era muerte natural.

En esta conversación Iván, que se encontraba allí presente, apuntó la tía de Laura, ya venía "muy tocado" al conocer los resultados de la autopsia y ha incidido en que dijo "sí y más y más que va a salir, veneno". Asimismo, ha subrayado que tras la muerte de su sobrina vio a Iván "muy entero", mientras que su hermano y cuñada "estaban destrozados". En este sentido, ha afirmado que el acusado "tenía mucha prisa" por incinerar a su mujer.

Por otra parte, la tía de Laura ha subrayado que su sobrina, con la que mantenía una relación muy estrecha, "estaba llena de vida". En cuanto a la relación que mantenía Laura con Iván, dijo, que durante los ocho años que vivieron en la isla de Gran Canaria, ella no conoció "nunca" que tuvieran "ningún problema", sino que estaba "muy feliz".

Cuestionada por la posibilidad de que Laura tuvieran un problema genético, para lo que era necesario un estudio, matizó que su hermano y cuñada estaban dispuestos a hacerse dicho estudio aunque consideraban que "no había necesidad".

En cuanto a la relación que Iván y Laura mantenían, varios compañeros la han calificado como una "buena relación de pareja", así como de un "comportamiento intachable"; sin embargo, uno de los vecinos que ha declarado este martes sí ha admitido que en una ocasión, que reconoció fue antes de que naciera el hijo que tienen, escuchó una "bronca tremenda" y que presuntamente ese día tuvo que ir la policía a la casa.

Por otra parte, y a fin de conocer si la pareja tenía o no problemas económicos, varios compañeros que han declarado este martes han reconocido que Iván les pidió dinero en cantidades de entre 300 y 500 euros para, según les había comentado el acusado, una de ellas fue para pagar una multa de tráfico y otra para el aval del hermano de Laura.

Cuarto de medicamentos  

Asimismo, varios testigos que trabajaban en la Unidad de Medicina Intensiva (UMI) del Hospital Insular han admitido que vieron entrar a Iván en el cuarto de medicamentos, si bien han reconocido que no observaron que saliera con nada.

En este sentido, enfermeros y médicos del Hospital que han testificado este martes también han negado que vieran a Iván administrándole medicamentos. Por contra, la médico residente que atendió en alguna ocasión a Laura, y que previamente Iván acusó en su declaración de decir que su mujer se administraba insulina para adelgazar, ha indicado que la hipoglucemia, con la que ingresó la primera vez, "no aparece como causa directa de la muerte".

Asimismo, la médico residente sí ha manifestado que la mezcla de fármacos puede ser tóxico, al tiempo que ha incidido en que durante sus guardias no se le administró barbitúricos y la benzopaina en la planta "no" constaba como pautada, sin embargo apareció en el jugo gástrico de Laura.

La médico residente ha subrayado que Laura ingresó con un 'cuadro', que se sospechaba que era "infeccioso, lo que nunca quedó claro". Así, reconoció que en su primer ingreso, por hipoglucemia, tuvo episodios "muy bruscos" a pesar de que le aportaban glucosa.

Añadió que uno de los días que le tocaba trabajar, le comentó otra médica, mientras hacían el análisis clínico de los pacientes, que sospechaba que Laura tenían una emulsión de celulitis, sin embargo a ella le pareció un hematoma de punzamiento, lo que normalmente permanece unas 48 horas aunque depende de la coagulación de la afectada.

Respecto a las sospechas que había hacia Iván, los compañeros de trabajo del enfermero han reconocido que existían pero que nunca recibieron una nota para prohibirle el acceso. De todos modos, la médico residente sí ha manifestado que antes de que falleciera Laura ya se había extendido un parte judicial, que se hace cuando no queda claro la causa del ingreso de la paciente, cuando se produce una situación "anómala, que no se explica por causas médicas".

Así ha transcurrido la sexta jornada del juicio por el denominado 'caso Talio' en el que el presidente del tribunal, Carlos Vielba, ha amonestado en varias ocasiones al abogado defensor por no hacer las preguntas directas, al mismo tiempo que ha advertido a los medios de comunicación de que si aparecen fotos del jurado, expulsará al medio, después de que este fin de semana un periódico regional publicara una fotografía con los miembros del jurado de este caso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha