eldiario.es

Menú

Absuelto el jefe de Vivienda del Gobierno canario acusado de revelación de secretos

El fiscal pedía para Juan Francisco Troya dos años de cárcel por dar datos "confidenciales" a una pareja que estaba siendo investigada por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria

Dos altos cargos del Ayuntamiento en la época de los hechos denunciados tambiñén han quedado absueltas de un delito de prevaricación

- PUBLICIDAD -
Juan Francisco Troya, en el centro de la imagen.

Juan Francisco Troya, en el centro de la imagen.

El titular del Juzgado de lo Penal número 3 de Las Palmas de Gran Canaria ha absuelto al jefe de servicio de Promoción Pública de Vivienda del Gobierno de Canarias, Juan Francisco Troya, del delito de revelación de secretos por el que estaba acusado al proporcionar datos que la Fiscalía consideraba "confidenciales y relevantes" a un matrimonio que estaba siendo investigado por el Ayuntamiento de la capital grancanaria en relación a un conflicto familiar sobre las escrituras de una vivienda social.

El Ministerio Público pedía para Troya dos años de cárcel y cuatro de inhabilitación especial para el ejercicio de empleo o cargo publico. Según informa este sábado el periódico La Provincia, el juez ha apoyado la tesis de la defensa del procesado, según la cual la información que trasladó al matrimonio no tenía el carácter de confidencial y, por lo tanto, no incurrió en ningún tipo de responsabilidad penal.

También han quedado absueltas de un delito de prevaricación Dolores López, jefa de servicio de Vivienda del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria en la época de los hechos denunciados, y Yolanda Ventura, entonces directora del área de Vivienda y Servicios Sociales. Para cada una de ellas la Fiscalía solicitaba ocho años de inhabilitación.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, Troya intercedió en el año 2006 a favor de dos personas (la cuñada del querellante y su marido) que simularon estar residiendo en la vivienda objeto del litigio. Tras recibir la visita de la pareja, el jefe de Vivienda del Ejecutivo regional les avisó de que dos trabajadoras sociales del Ayuntamiento realizarían una visita a la casa en una fecha determinada con el objetivo de elaborar un informe para incorporarlo al expediente que debía resolver si el querellante -y promotor del expediente- tenía derecho a que le fuera adjudicada la parte de la vivienda que no había sido ocupada de forma efectiva por su cuñada.

Sin embargo, las empleadas municipales, que habían recibido una llamada telefónica de Troya en la que este se interesaba por la fecha de la inspección,  decidieron cursar la visita un día antes del anunciado y sorprendieron al matrimonio "en plena simulación de ocupación de la vivienda". En el juicio, el jefe de Vivienda defendió que  sólo quería concertar una cita entre ambas partes y que no conocía al matrimonio (el hijo del denunciante manifestó que eran amigos).

Por su parte, Dolores López y Yolanda Ventura estaban acusadas por haber redactado la primera y firmado la segunda la resolución que denegaba al querellante la recuperación de parte del inmueble, al no haber considerado acreditado que la vivienda estuviese desocupada. El fiscal defendía que esta decisión era arbitraria, una posición que no ha compartido el juez, que también ha decidido absolverlas.

Contra esta sentencia cabe recurso ante la Audiencia Provincial de Las Palmas. Fuentes de la Fiscalía han evitado pronunciarse sobre si recurrirán dado que la resolución judicial se ha notificado a las partes este viernes.  

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha