eldiario.es

Menú

Nuestro Plan Territorial Especial

- PUBLICIDAD -

Que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) 46/2013 haya anulado las opciones de campos del golf, mejor Sistemas Deportivos y de Ocio (SDO) de Tamanca, la Pavona y Barlovento, evidentemente, no es una satisfacción alguna, pero es una situación que se puede remediar. Si no se recurre, la firmeza permitiría de inmediato formular una revisión parcial del PTET (Plan Territorial Especial Turístico) y trabajar para la introducción nuevamente de los tres sistemas; si se recurre, y se admite a trámite, entiendo que se crea una nueva situación de incertidumbre que se alargaría en el tiempo hasta tener resultados de los tribunales, por lo que hay que valorar con prudencia esta opción que vuelve incierto el panorama, por largo tiempo, para las tres opciones de golf, salpicando también al resto del sistema turístico.

Lo positivo de la sentencia nace de lo que ésta mantiene, que es la integridad del PTET, y que por sus razonamientos refuerza, viniendo a convertir al plan en un documento inatacable. Viene a suponer una validación de la estructura del Plan, de todas sus determinaciones, tanto en la implantación en suelo rústico, como en la ordenación planteada con el conjunto del suelo urbanizable, núcleos convencionales o el sistema de urbanizables aislados vinculados a equipamientos. La bonificación en unidades territoriales homogéneas o especificas (UTH-UTE), las plazas, el equilibrio zonal, la intervención en espacios naturales, las justificaciones de la viabilidad económica y ambiental, etc., etc. Todas las determinaciones que el Plan tiene justificadas en base a variables ambientales, por ejemplo, la carga de los SDO, que aún superando las 200 plazas de las directrices (DOT-10) no se cuestiona el resultado ni el método para llegar a la capacidad de carga de cada uno.

La sentencia constituye un reforzamiento del MODELO que se ha planteado para La Palma a través del PTE, por tanto, a pesar de tanta polémica interesada, resulta que el PTE tiene el gran respaldo de los tribunales al ser un documento que cumple con la legislación y en particular con la ley específica.

Hay que ser muy prudentes ahora para tocar o modificar aspectos que los tribunales han consagrado pues, pienso, sería de escasa cordura poner en riesgo lo conseguido planteando una modificación, o peor, una revisión del PTE, más allá de lo estrictamente necesario para solucionar cuestiones muy puntuales, por lo que me parece más sensato pedir primero a los municipios que se adapten (hasta ahora solo lo han hecho Puntagorda, Tijarafe, Los Llanos y Breña Alta), y luego, desde la experiencia de un rodaje, reflexionar si tenemos que revisar el modelo.

Creo, humildemente, que toca trabajar por mejorar otros aspectos relacionados con la calidad turística más que empecinarse en remover lo conseguido, que es la planificación territorial y urbanística.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha