eldiario.es

Menú

Aznar y el boom 1996-2004 en Canarias

- PUBLICIDAD -

Así que ya lo saben: fue el PP quien advirtió de la crisis cuando gobernaba en el período 1996-2004, pero los socialistas en la oposición no hicieron caso. Ahora el PP critica al PSOE por no aceptar sin reservas la opinión del Banco de España, pero olvida que en el 2002, el entonces ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, relativizaba al gobernador Jaime Caruana, cuando advertía del riesgo del aumento del endeudamiento de las familias. Para Montoro, «la compra de un piso, programa a largo plazo un incremento del nivel de ahorro, y eso es muy bueno» y si la economía española atravesaba por un momento de crecimiento sostenido era gracias «a la fortaleza del sector inmobiliario». «Estamos creciendo cuatro veces más que la media europea y hemos recortado distancia a los países más desarrollados. Todo esto es gracias al comportamiento de la construcción, que ejerce de motor económico". Bonita forma de anticiparse a la crisis, que Canarias tampoco pudo esquivar, pues comulgaba con las mismas políticas. Un informe del Banco de España sobre la Caja Insular de Ahorros revelaba "un significativo quebranto patrimonial para La Caja" por la compra de cuatro sociedades hoteleras por las que se pagó un sobreprecio de 5.749 millones. Además, vendió activos inmobiliarios de la entidad por 3.691 millones, un precio que estaba por debajo de los del mercado, y compró dos locales comerciales por 200 millones, el doble de su valor previsible, mientras que el coste del acondicionamiento de su nueva sede social experimentó importantes desviaciones que situaban el valor contable del edificio en más de 1.000 millones por encima de lo estimado en el mercado, por ser gastos que no aumentaban el valor del inmueble. Las actuaciones en mercados financieros del entonces director general, cuyo nombre está en la mente de todos, produjeron pérdidas por 100 millones en un año y otros 100 en el primer semestre del siguiente, mientras los créditos de dudoso cobro contabilizados como créditos corrientes elevaron el índice de morosidad por encima de la media en las cajas de ahorro y el fondo de provisión de insolvencias debió aumentarse en 640 millones, tras detectar 15 créditos por 4.965 millones que presentaban debilidades. Los mejores gestores del mundo, sin duda, ellos alertaban de la crisis financiero-inmobiliaria y ellos tienen ahora las soluciones...

Federico Utrera

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha