eldiario.es

9

“Queremos convertir el Animetraje de La Palma en un referente en Europa del cine de animación japonés”

Efrén Fernández, en una entrevista en el Chester imaginario de La Palma Ahora, asegura que “todo el mundo está enamorado de Japón, pero aún no lo sabe”.

Efrén Fernández.

Efrén Fernández.

El Chester imaginario de La Palma Ahora recibe al joven Efrén Fernández, pilar fundamental de todos los proyectos relacionados con la cultura japonesa en la isla canaria de La Palma. Comparto con él el amor por el cine, cuando yo tenía la edad de Efrén no existían esos eventos, relacionados con el mundo Otaku.

Ahora a mis cuarenta y …disfruto de iniciativas como esta, algo que quizá me robaron en mi juventud, corrían otros tiempos donde no existía la comunidad de amor por lo diferente, un par de cómics era lo más que podía tener en mi poder o algún capítulo de mi querida Candy, Candy creada por Kyoko Mizaki.

Suscribo las palabras de Efrén: “Todo el mundo está enamorado de Japón, pero aún no lo sabe”. Bienvenidos a mi Chester, larga vida a todos los proyectos que nos hagan soñar a jóvenes y no tan jóvenes de esta pasión exótica y fascinante.

-¿De dónde viene tu pasión por la cultura nipona?

-Creo que Japón tiene un elemento exótico que atrae a todo el mundo en mayor o menor medida. Sus gentes, su idioma, su gastronomía, esas ciudades que parecen sacadas de una película de Blade Runner. Todo el mundo está enamorado de Japón, pero algunos aún no lo saben, por eso estamos aquí [risas]. De todas formas, también me encanta el cine en todas sus variantes, no podemos olvidarnos que Animetraje es un festival de cine para los amantes del anime y los cinéfilos. Con esto quiero decir que es absolutamente compatible disfrutar de la filmografía de Ingmar Bergman, David Cronenberg o Alfred Hitchcock y luego saltar a directores de animación como Satoshi Kon o Hayao Miyazaki. Creo que cada uno aporta una visión crítica del concepto de sociedad en que vivimos. No podemos menospreciar un largometraje simplemente porque este sea animado, porque aunque en el mundo occidental tradicionalmente la animación se haya usado para desarrollar películas enfocadas a un público joven, no ha ocurrido eso en Japón. La filosofía de Animetraje es que siempre deberíamos de esperar aprender algo del cine, una lección que nos enriquezca, un conocimiento o una inspiración que nos ayude a proseguir en nuestro camino de la vida. No todas las películas de cine anime, pero sí muchas, están cargadas de potentes mensajes y simbolismos. Eso es lo bonito de este cine, conversa contigo de política, de relaciones humanas, de problemas que nos atañan a todos, y lo hace de una manera atractiva tanto para un público joven como para uno adulto. Estoy convencido de que el cine anime es una forma de educar en cierto sentido a la siguiente generación que heredará este mundo.

-Rescataste el Festival de cine manga. Cuéntanos tu experiencia. ¿Quiénes te acompañaron en esta aventura?

-La historia que quizá muchos desconozcan se remonta al año 2008, cuando nació el Festival de Cine Manga La Palma, en los antiguos Multicines Avenida de Santa Cruz de La Palma y los Cines Millenium de Los Llanos de Aridane con la organización del Cabildo de La Palma. Yo tuve la suerte de asistir como espectador en esa primera y única edición que tuvo lugar. Debido a la poca afluencia de público que reunió, decidieron abandonar el proyecto. Afortunadamente, con la encomiable ayuda de Fernando Tena, gestor del Teatro Cine Chico, y el apoyo de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, llevamos a cabo después de nueve años la organización de la segunda edición.

-¿Qué destacarías del mundo Otaku? ¿hay muchos adeptos en La Palma?

-Con respecto a la primera pregunta, destacaría que los aficionados a la cultura japonesa desarrollan una mayor empatía por las personas que le rodean y la naturaleza. Por ponerte un ejemplo, en la primera edición de un evento mucho más humilde que tuve la suerte de coordinar el pasado verano, El Castillete Ambulante, olvidamos contratar un servicio de limpieza que se encargara el último día de dejarlo todo recogido. Pero para nuestra sorpresa no fue necesario. Religiosamente cada persona que nos visitó no tiró al suelo nada, todo lo habían dejado en la única papelera que teníamos disponible en el evento. El verdadero problema de todo esto es que nos sorprende que la gente actúe de una forma cívica y respetuosa. Por otra parte, siendo un evento con un apartado musical importante, nos preocupaba ser una molestia para los vecinos por el ruido que podíamos ocasionar, pero finalizó mucho antes de la media noche como habíamos planeado y no recibimos ninguna queja, lo cual es muy importante. Y con relación a tu segunda pregunta, La Palma es un lugar peculiar, muy peculiar (risas). Tenerife y Gran Canaria, por ejemplo, son islas que nos sacan años luz de ventaja, sus eventos tienen mayor presupuesto, tienen más visitas, son más grandes, son más de todo. Es cierto que no podemos compararnos con ellos porque son islas con poblaciones superiores a la nuestra, pero eso no significa que se tenga que mirar a otro lado. Es evidente que las instituciones públicas de otras islas se han dado cuenta del potencial interés que existe sobre eventos de estas características. Creo que esta visión en La Palma está cambiando a mejor, muy poco a poco, pero en La Palma todo va así (risas).

-Asistieron al JapanWeekend de Madrid como invitados, la feria más importante de España. ¿Qué tal la presentación de vuestro proyecto en la capital?

-Tener presencia en la Japan Weekend tiene un significado importante para Animetraje. Para todos aquellos que no estén familiarizados con estos eventos, la Japan Weekend Madrid es, junto al Salón del Manga de Barcelona, el evento dedicado a la cultura japonesa más multitudinario de España. Es una convención cuya última edición, en la cual precisamente cumplían su décimo aniversario, logró reunir a 160.000 visitantes en un fin de semana. Por ende, este evento es el mayor punto de reunión de nuestro país, no solo para cualquier tipo de aficionado a la cultura japonesa y el mundo del manga/anime, sino también para editoriales, artistas, cosplayer, distribuidoras y asociaciones. En otras palabras, es un net working otaku (risas). A partir del año 2018, la Japan Weekend reserva un espacio a eventos que promocionan la cultura japonesa en España y seleccionan un cierto número de representantes valorando la organización del evento y su creatividad. En su última edición de septiembre fuimos invitados por cuarta vez consecutiva. Esto para nosotros es el mayor reconocimiento a la labor que se está haciendo en La Palma. 

-Van cuatro ediciones del festival de anime que ha pasado a denominarse Animetraje. ¿Qué nos deparará en el futuro el festival?

-Edición tras edición la organización de Animetraje siempre quiere innovar. Fue un auténtico reto desplazar el evento del Teatro Chico al Teatro Circo de Marte en la última Navidad. No en vano, el año 2020 será una fecha muy especial por distintas razones como la celebración de la Bajada de la Virgen, la celebración del quinto aniversario de Animetraje, la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokyo y el 30º aniversario de la fundación de Studio Ghibli. Solo puedo decir que llevamos trabajando duro casi un año para que la quinta edición sea un punto de inflexión con respecto a todo lo que se ha hecho en el pasado. Queremos convertir a Animetraje en un pilar fundamental de los eventos culturales de la isla de La Palma y por supuesto en un evento referente en el panorama europeo del cine de animación japonés.

-Hace poco se celebró el Castillete Ambulante en Santa Cruz de La Palma, anime, karaoke, k-pop, proyecciones. ¿Aumenta el número de visitantes a este tipo de eventos?

El Castillete Ambulante fue una experiencia increíble. Un evento de cultura surcoreana y japonesa en una fortaleza canaria del siglo XVII suena a una locura, pero precisamente estábamos buscando una ubicación con un contraste entre la propia temática del evento tan innovador, en este caso el mundo del anime y el K-pop, que resaltase un lugar tan emblemático y que desprende tanta historia como el Castillo de Santa Catalina de Santa Cruz de La Palma. Fue el primer evento dedicado a la música pop surcoreana en La Palma y su organización supuso un desafío porque es un ecosistema muy poco desarrollado en nuestra isla, por este motivo no pudo realizarse el evento si no hubiera sido por el apoyo de la Concejalía de Juventud de Santa Cruz de La Palma, asociaciones de Tenerife como ADN K-pop o Navar-Manga de Pamplona, y por supuesto a Francisco Acosta, gestor cultural del Castillo de Santa Catalina. Como te había mencionado antes, se creó un ambiente muy familiar y respetuoso. La gente estaba muy agradecida por el esfuerzo que se hizo para organizar el Castillete, puesto que este público no tiene la oportunidad de asistir a ningún evento parecido en la isla y por así decirlo se encuentran un poco desamparados. Es una lástima que algunas personas sigan manteniendo la idea en sus cabezas de que en la mentalidad de los jóvenes, el entretenimiento y la diversión es sinónimo a alcohol, verbena y reguetón a todo trapo. La buena aceptación que tuvo nos motiva a pensar que en La Palma que se podrían celebrar hasta dos ediciones anuales de El Castillete Ambulante, y que junto con Animetraje, intentaremos conformar una agenda de eventos dedicados a la cultura pop asiática. Estos micro-eventos estarán organizados bajo el paraguas del proyecto Acmade (Asociación cultural para el movimiento anime y los deportes electrónicos), que tendrá el objetivo de conformar a un grupo de individuos involucrados por llevar a cabo eventos de siempre distinta índole y que se respeten temporalmente. Cada evento será organizado por uno o varios especialistas que trabajarán de forma independiente del resto de eventos, pero al mismo tiempo estarán conectados como si de una red se tratara.  El objetivo en los próximos años es crear dos eventos más completamente distintos al cine anime y la música pop surcoreana. Pero yo tendré un rol secundario en ellos, porque con la organización de El Castillete Ambulante he aprendido que tener un foco amplio es malo, tengo ideas y ganas de desarrollar muchos eventos (risas), pero… la realidad es que no puedes llegar a un nivel de ambición alto cuando tienes distintos flancos que tienes que atender, sobre todo cuando cada uno de ellos son completamente distintos.  Yo me levanto, pienso en Animetraje, voy a clases, pienso en Animetraje, estoy comiendo, pienso en Animetraje, me estás haciendo esta entrevista, pienso en Animetraje (risas).

-Algo que añadir, algún mensaje para los lectores de La Palma Ahora

-En primer lugar agradecer a La Palma Ahora por dar voz a la cultura japonesa y a la labor que se realiza en Animetraje, e invitar a los lectores a seguirnos en nuestras redes sociales para estar al corriente de todas la actualidad del evento o incluso si quieren participar de una forma activa en el festival o la asociación, pueden ponerse en contacto conmigo a través del correo animetraje.info@gmail.com

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha