eldiario.es

9

El escaparate del emprendedor

Tienen que poner en valor sus ventajas competitivas, contar al mundo en qué son diferentes, pero siempre teniendo en cuenta la humildad, el ser honestos con el cliente.

Si han entrado en este artículo pensando en que les voy a hablar de escaparatismo, lo siento: no les voy a das tips para que, desde fuera de su tienda, farmacia, negocio o comercio, vean las últimas novedades o las promos que tienen…

Cuando hablo de escaparate del emprendedor, me refiero a que tienen que mostrar, de primeras, de forma clara y sin rodios, cuál es su valor diferencial. Qué ventaja competitiva poseen que les haga ser la opción más idónea para elegir.

Ayer estuve en la EIP Granada, impartiendo una sesión formativa sobre Real Time Marketing con mi amigo, y gran profesional, Ignacio Conejo. Él comentaba que “nunca hay un momento perfecto para hacer algo”, refiriéndose a que lo que sí hay es un instante más adecuado que otro. Bajo esta premisa, y llevándonosla al tema que ocupa, a la hora de mostrar su valor diferencial tampoco existe un momento perfecto, y esto es así porque realmente siempre es el momento.

Su ventaja competitiva es más importante que el precio, que las condiciones de adquisición, que el servicio postventa… Y lo es porque estamos en un mundo tan competitivo que todo lo que está en el mercado, tiende a la igualdad de estos aspectos.

Tiene que contarle al mundo bien fuerte:

  • - ¿Por qué deben elegir mi opción?

El escaparate del emprendedor puede ser su marca personal, sus contactos, su ubicación, su equipo bilingüe… Además, aunque en un escaparate al uso pueden existir y convivir varios elementos, a nivel valor diferencial, mi recomendación es que se centren en uno solo, en aquel que estén convencidos de que los distancia (positivamente) más del resto.

Y ahora, permítanme que descuartice el vocablo ESCAPARATE:

ES: “lo que es… es”; no inventen, no mientan, no intenten colocar como valor diferencial algo que les gustaría, tiene que ser, no que gustar.

ESCAPA: huyan de lo de siempre. Puede que tengan un valor diferencial que esté “demasiado visto”, que realmente ya no sea tan diferencial como creen; intenten optar por una diferenciación que aporte, que escape de los convencional.

CAPA: pónganse la capa de super-héroe; busquen el escaparate que pueda solucionar mejor los problemas de sus clientes.

PARA: como alguna vez les he comentado por aquí, hay que saber “salir al balcón”. PARA ver dónde están, PARA ver por dónde irán las tendencias, PARA que no haya una “parada” final, un cierre que siempre es doloroso para con el emprendedor.

TE: “TE tienen que escuchar”. De poco vale contar con un valor diferencial potente, si no saben transmitirlo. “TE tienen que ver”. Hay que ser más visibles. Al igual que un escaparate convencional puede “vender” incluso con el establecimiento cerrado, el “escaparatismo emprendedor” también debería hacerlo. Y esto tiene que ver mucho con la Marca Personal de las personas promotoras. Dice el dicho que “la marca personal es aquello de ti que queda en un lugar, incluso cuando ya no estás en él”. Pues precisamente va de eso, de dejar la “impronta” para que les encuentren, no para que ustedes se muestren.

Resumiendo, tienen que poner en valor sus ventajas competitivas, contar al mundo en qué son diferentes, pero siempre teniendo en cuenta la humildad, el ser honestos con el cliente, solamente así, lo serán con ustedes mismos.

Bueno, les dejo que tengo que preparar mi escaparate flamenco… Huele a Feria en Granada…

Un saludo.

Rayko Lorenzo.

 https://raykolorenzo.com/

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha