La portada de mañana
Acceder
El IMV llega a 380.000 hogares tras dos años con el reto de doblar sus beneficiarios
La anterior dirección del PP informó al equipo de Feijóo del acuerdo para renovar el Poder Judicial
Opinión – Bombas con dedicatoria, por Marco Schwartz

Un excargo de Vox dirige la asociación Solidaridad con La Palma, en cuyas redes sociales difunde consignas xenófobas

“Solidaridad de particulares, de vecinos, de empresarios. ¿Para cuándo la de quienes tienen la responsabilidad? Si fuesen venidos de otras tierras, en vehículos flotantes, ilegalmente… Si así fuese ya estarían atendidos, bajo techo y con ayuditas. Gobierno de España, Gobierno de Canarias, La Palma necesita ya ayuda. ¡Ya!”. Es una de las publicaciones de la asociación Solidaridad con La Palma en su Facebook, de 19 de octubre del año pasado, que enlaza a una noticia sobre la donación que realizó el chef Jose Andrés del importe del Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2021. Alfonso Caride, uno de los fundadores del colectivo y su actual presidente, justifica la publicación xenófoba porque dice que es lo que le transmitían los palmeros. “O incluso peores cosas nos dicen”, añade. 

El 12 de octubre de 2021, otra publicación de Solidaridad con La Palma mostraba una foto de cuerpos y fuerzas de seguridad en la Isla, a quienes agradecía su “esfuerzo” y “sacrificio”, al tiempo que lanzaba alabanzas a la “patria” o la “bandera”. El texto finaliza con un “¡Viva España” y un hashtag: #SoloQuedaVox. Preguntado al respecto, Caride reconoce el “error”, que atribuye a que, en ese momento, “venía de Vox y se me escapó eso, no lo puedo negar”. 

El presidente de la asociación Solidaridad con La Palma explica que formó parte de la gestora creada por Vox en Santa Cruz de Tenerife, pero aclara que fue “apartado” y que ya no tiene ninguna vinculación con el actual Comité Ejecutivo en la provincia occidental de las Islas, a pesar de que aún aparece en la página de la formación como vocal. “Todavía figura, no sé por qué. No entiendo por qué. Eso deberían haberlo ya ajustado. Yo no estoy en este momento”, sostiene. En la página del partido, el 22 de mayo se publicaban los nombres que forman parte del Comité Ejecutivo de Santa Cruz de Tenerife, entre los que no aparece Caride. Y ya ha borrado el hashtag de la publicación: “Lo voy a corregir porque no debe estar vinculada una cosa con otra bajo mi punto de vista”, señaló.

Además de su Facebook, uno de sus principales vías de comunicación ha sido un canal de Telegram creado para “conseguir el objetivo por el que ha sido creado: Ideas por La Palma” y “cualquier otra comunicación será eliminada para facilitar la lectura de lo importante”. En uno de sus primeros mensajes, un miembro del grupo destacó que “ya alojaron a inmigrantes ilegales en nuestros hoteles”, en referencia a los dispositivos de emergencia habilitados durante 2020 para dar respuesta a la crisis de gestión institucional ante el aumento del flujo migratorio por la ruta atlántica, y añadía: “Ahora, a ver si atienden a los palmeros, tan pero que tan necesitados”. 

También se hacía referencia a Vox cuando uno de sus integrantes sugirió que “hay ayudas que se podrían canalizar por el partido, así se evitaría las pezuñas de los ladrones”. El propio Caride reconocía que en el grupo “muchos somos miembros de Vox y otros muchos no”, aclarando, en cualquier caso, que el canal de Telegram “no es de Vox”, sino “exclusivamente para ayudar a La Palma”. En esta idea insiste el presidente de la asociación: “Yo lo único que hago es ayudar, veo un problema e intento solucionarlo, no con política, sino con hechos, esa es mi misión y la de mi asociación, no hay colores”.

Solidaridad con La Palma surgió en septiembre de 2021, durante la erupción del volcán de Cumbre Vieja, cuando Caride recuerda que llamó a un par de amigos para “hacer algo”. Radicado en Tenerife, donde trabaja en una inmobiliaria, viajó en reiteradas ocasiones a la Isla para llevar a cabo actuaciones que pudieran responder a las necesidades “sobre el terreno”. Según la Consejería de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad del Gobierno canario, la asociación está constituida desde el 2 de noviembre de 2021, con domicilio en el municipio de Güimar (Tenerife). 

Además de donativos, desde ropa, comida, mascarillas o logística, actualmente la asociación se encuentra inmersa en el proyecto Sonrisas por La Palma. Esta iniciativa programa estancias gratuitas en hoteles de Tenerife para menores afectados por el fenómeno. “Desde diciembre empezamos a trabajar con este proyecto. Fuimos haciendo contactos, con Binter, con Titsa y con todo el mundo que pudiera apoyar un poquito cada uno para traer grupos de niños”. Entre los patrocinadores, además de la compañía aérea y la de transporte terrestre, se incluye el Cabildo de Tenerife, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife o la patronal hotelera Ashotel.

“Hemos colaborado con el Ayuntamiento, con el Cabildo y yo no estoy pensando de qué color es el alcalde o la consejera que nos ha recibido y nos ha ayudado. No estoy pensando de qué color es Mohamed o Salam o estos niños que hemos recibido, que son musulmanes, y que les hemos dado un catering musulman porque nos lo han pedido así”, añade Caride, “de los niños que han venido, hemos tenido una decena aproximadamente en los viajes que son musulmanes, que evidentemente sus padres han venido en patera y no nos fijamos en eso en ningún caso”. 

A título personal, no esconde su ideología: “Con que veas mi Facebook ya sabes perfectamente quien soy y qué pienso”. En su perfil aparece como miembro de Somos Vox desde el 28 de mayo de 2020 y en su Twitter permanece el hashtag #SoloQuedaVox. Además, también es miembro de la la Asociación para la Reconciliación y Verdad Histórica, que está en contra de la Ley de Memoria Histórica.

Pero dice que intenta “diferenciar una cosa con la otra” y niega la vinculación de Vox con la asociación. “En ningún caso y bajo ningún concepto”. Que haya hecho una publicación en la que al final reivindica al partido fue “un pequeño toquecito que quedó”, defiende. Y sostiene, a modo de ejemplo, que es “como si sales de una empresa y tienes las costumbres de esa empresa… porque al final el sentimiento permanece, tú no puedes abandonar el sentimiento de pertenencia o de lo que crees que puede ser mejor para la sociedad”. 

Caride reivindica que todo lo que ha publicado la asociación fuera de ese hashtag “es trabajo de gente completamente desinteresada que está trabajando de corazón por el proyecto de ayudar a La Palma, sin más vinculación”. Y asegura que “nadie de los que están en la asociación está en ningún tipo de cargo político en Vox, nadie”. Sobre su vinculación actual con el partido, Caride se niega a ahondar: “En otro momento, en otras circunstancias y en otras condiciones. Ahora mismo estoy volcado en cuerpo y alma en este proyecto. Y no quiero enturbiarlo con comunicaciones o manifestaciones políticas que al final no van a ningún lado”.

En Canarias, Vox no tiene representación en ninguna administración: ni en el Parlamento autonómico, ni en los siete cabildos insulares y tampoco en ninguno de los 88 ayuntamientos. Tan solo logró dos diputados en el Congreso, uno por cada provincia. Su estructura en Santa Cruz de Tenerife ha estado marcada por el vacío y la falta de militancia.

Dos gestoras se hicieron cargo del partido en la provincia, que en noviembre de de 2021 se vio envuelto en la polémica por un dinero recaudado en el acto Viva 21, celebrado los días 8 y 9 de octubre en Madrid y que supuestamente estaba destinado para los afectados por el volcán. El partido emitió un comunicado el 17 de noviembre en el que aseguraba que se habían transferido 3.200 euros a la Parroquia de San Pío X de Todoque de La Palma. Sobre este asunto, Caride se ha limitado a afirmar que “habría que preguntar a quien estaba metido en ese tema”, insistiendo en hablar solamente de la labor de la asociación Solidaridad con La Palma. A Caride también se le ha vinculado con el sindicato Solidaridad de Vox en Tenerife y con la marca Esto es España-EEE, una iniciativa a través de la que se vende ropa y accesorios con la bandera de España.

Asociaciones en La Palma

Desde la erupción del volcán de La Palma, comenzaron a formarse asociaciones para representar a los afectados. Una de las primeras fue la Asociación Plataforma de Afectados por la Erupción del Volcán Cumbre Vieja 2021, que aspiraba a aglutinar al mayor número de voces posible. En ese momento ya surgieron discrepancias y se creó la Asociación Volcán Cumbre Vieja. Cinco meses después, cinco colectivos (asociaciones de Vecinos de Las Manchas, La Bombilla, La Laguna, Todoque y El Remo) se desmarcaron de las plataformas. Juan Morín, uno de los portavoces de la Asociación Plataforma de Afectados por la Erupción del Volcán Cumbre Vieja 2021 recuerda que en las islas “le das una patada a una botella y aparece una asociación para defender a la botella”.

Caride explica que Solidaridad con La Palma nunca ha estado integrada en ninguna plataforma, pero dice que sí ha colaborado con otros colectivos, como Hagamos Pueblo en Santa Cruz de La Palma, quienes les ayudaron a seleccionar a los menores afectados para los viajes a Tenerife. 

Sobre esta asociación, Morín señala que “cada uno tiene sus ideologías, pero no se debe mezclar nunca la política en estos términos”. Profesor jubilado, se dedicó a la política con Coalición Canaria (CC), desde la Alcaldía de Los Llanos de Aridane a formar parte del Gobierno de Canarias. Y destaca que, a pesar de las críticas vertidas sobre la plataforma, donde “muchos han pertenecido a distintos partidos”, el mensaje principal que se repite en las reuniones es que “esto se debe olvidar” y, si se percibe alguna actuación en ese sentido dentro del colectivo, se insiste en que “aquí no hay ningún partido representado”. “Los que estamos aquí somos afectados, simplemente”, añade. 

A pesar de ello, Morín dice que “hay gente que quiere usar la plataforma con fines electorales y presentarse después en los próximos comicios”. “Hay quien dice que quiere ayudar pero, a la vez, recuerda que es de tal partido. Eso no se puede evitar y tampoco sabemos si es bueno o es malo; lo que sí tenemos que tener claro es que somos afectados y trabajamos por una causa común, queremos que se respeten nuestros derechos”, concluye.

“Solidaridad de particulares, de vecinos, de empresarios. ¿Para cuándo la de quienes tienen la responsabilidad? Si fuesen venidos de otras tierras, en vehículos flotantes, ilegalmente… Si así fuese ya estarían atendidos, bajo techo y con ayuditas. Gobierno de España, Gobierno de Canarias, La Palma necesita ya ayuda. ¡Ya!”. Es una de las publicaciones de la asociación Solidaridad con La Palma en su Facebook, de 19 de octubre del año pasado, que enlaza a una noticia sobre la donación que realizó el chef Jose Andrés del importe del Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2021. Alfonso Caride, uno de los fundadores del colectivo y su actual presidente, justifica la publicación xenófoba porque dice que es lo que le transmitían los palmeros. “O incluso peores cosas nos dicen”, añade. 

El 12 de octubre de 2021, otra publicación de Solidaridad con La Palma mostraba una foto de cuerpos y fuerzas de seguridad en la Isla, a quienes agradecía su “esfuerzo” y “sacrificio”, al tiempo que lanzaba alabanzas a la “patria” o la “bandera”. El texto finaliza con un “¡Viva España” y un hashtag: #SoloQuedaVox. Preguntado al respecto, Caride reconoce el “error”, que atribuye a que, en ese momento, “venía de Vox y se me escapó eso, no lo puedo negar”. 

El presidente de la asociación Solidaridad con La Palma explica que formó parte de la gestora creada por Vox en Santa Cruz de Tenerife, pero aclara que fue “apartado” y que ya no tiene ninguna vinculación con el actual Comité Ejecutivo en la provincia occidental de las Islas, a pesar de que aún aparece en la página de la formación como vocal. “Todavía figura, no sé por qué. No entiendo por qué. Eso deberían haberlo ya ajustado. Yo no estoy en este momento”, sostiene. En la página del partido, el 22 de mayo se publicaban los nombres que forman parte del Comité Ejecutivo de Santa Cruz de Tenerife, entre los que no aparece Caride. Y ya ha borrado el hashtag de la publicación: “Lo voy a corregir porque no debe estar vinculada una cosa con otra bajo mi punto de vista”, señaló.

Además de su Facebook, uno de sus principales vías de comunicación ha sido un canal de Telegram creado para “conseguir el objetivo por el que ha sido creado: Ideas por La Palma” y “cualquier otra comunicación será eliminada para facilitar la lectura de lo importante”. En uno de sus primeros mensajes, un miembro del grupo destacó que “ya alojaron a inmigrantes ilegales en nuestros hoteles”, en referencia a los dispositivos de emergencia habilitados durante 2020 para dar respuesta a la crisis de gestión institucional ante el aumento del flujo migratorio por la ruta atlántica, y añadía: “Ahora, a ver si atienden a los palmeros, tan pero que tan necesitados”. 

También se hacía referencia a Vox cuando uno de sus integrantes sugirió que “hay ayudas que se podrían canalizar por el partido, así se evitaría las pezuñas de los ladrones”. El propio Caride reconocía que en el grupo “muchos somos miembros de Vox y otros muchos no”, aclarando, en cualquier caso, que el canal de Telegram “no es de Vox”, sino “exclusivamente para ayudar a La Palma”. En esta idea insiste el presidente de la asociación: “Yo lo único que hago es ayudar, veo un problema e intento solucionarlo, no con política, sino con hechos, esa es mi misión y la de mi asociación, no hay colores”.

Solidaridad con La Palma surgió en septiembre de 2021, durante la erupción del volcán de Cumbre Vieja, cuando Caride recuerda que llamó a un par de amigos para “hacer algo”. Radicado en Tenerife, donde trabaja en una inmobiliaria, viajó en reiteradas ocasiones a la Isla para llevar a cabo actuaciones que pudieran responder a las necesidades “sobre el terreno”. Según la Consejería de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad del Gobierno canario, la asociación está constituida desde el 2 de noviembre de 2021, con domicilio en el municipio de Güimar (Tenerife). 

Además de donativos, desde ropa, comida, mascarillas o logística, actualmente la asociación se encuentra inmersa en el proyecto Sonrisas por La Palma. Esta iniciativa programa estancias gratuitas en hoteles de Tenerife para menores afectados por el fenómeno. “Desde diciembre empezamos a trabajar con este proyecto. Fuimos haciendo contactos, con Binter, con Titsa y con todo el mundo que pudiera apoyar un poquito cada uno para traer grupos de niños”. Entre los patrocinadores, además de la compañía aérea y la de transporte terrestre, se incluye el Cabildo de Tenerife, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife o la patronal hotelera Ashotel.

“Hemos colaborado con el Ayuntamiento, con el Cabildo y yo no estoy pensando de qué color es el alcalde o la consejera que nos ha recibido y nos ha ayudado. No estoy pensando de qué color es Mohamed o Salam o estos niños que hemos recibido, que son musulmanes, y que les hemos dado un catering musulman porque nos lo han pedido así”, añade Caride, “de los niños que han venido, hemos tenido una decena aproximadamente en los viajes que son musulmanes, que evidentemente sus padres han venido en patera y no nos fijamos en eso en ningún caso”. 

A título personal, no esconde su ideología: “Con que veas mi Facebook ya sabes perfectamente quien soy y qué pienso”. En su perfil aparece como miembro de Somos Vox desde el 28 de mayo de 2020 y en su Twitter permanece el hashtag #SoloQuedaVox. Además, también es miembro de la la Asociación para la Reconciliación y Verdad Histórica, que está en contra de la Ley de Memoria Histórica.

Pero dice que intenta “diferenciar una cosa con la otra” y niega la vinculación de Vox con la asociación. “En ningún caso y bajo ningún concepto”. Que haya hecho una publicación en la que al final reivindica al partido fue “un pequeño toquecito que quedó”, defiende. Y sostiene, a modo de ejemplo, que es “como si sales de una empresa y tienes las costumbres de esa empresa… porque al final el sentimiento permanece, tú no puedes abandonar el sentimiento de pertenencia o de lo que crees que puede ser mejor para la sociedad”. 

Caride reivindica que todo lo que ha publicado la asociación fuera de ese hashtag “es trabajo de gente completamente desinteresada que está trabajando de corazón por el proyecto de ayudar a La Palma, sin más vinculación”. Y asegura que “nadie de los que están en la asociación está en ningún tipo de cargo político en Vox, nadie”. Sobre su vinculación actual con el partido, Caride se niega a ahondar: “En otro momento, en otras circunstancias y en otras condiciones. Ahora mismo estoy volcado en cuerpo y alma en este proyecto. Y no quiero enturbiarlo con comunicaciones o manifestaciones políticas que al final no van a ningún lado”.

En Canarias, Vox no tiene representación en ninguna administración: ni en el Parlamento autonómico, ni en los siete cabildos insulares y tampoco en ninguno de los 88 ayuntamientos. Tan solo logró dos diputados en el Congreso, uno por cada provincia. Su estructura en Santa Cruz de Tenerife ha estado marcada por el vacío y la falta de militancia.

Dos gestoras se hicieron cargo del partido en la provincia, que en noviembre de de 2021 se vio envuelto en la polémica por un dinero recaudado en el acto Viva 21, celebrado los días 8 y 9 de octubre en Madrid y que supuestamente estaba destinado para los afectados por el volcán. El partido emitió un comunicado el 17 de noviembre en el que aseguraba que se habían transferido 3.200 euros a la Parroquia de San Pío X de Todoque de La Palma. Sobre este asunto, Caride se ha limitado a afirmar que “habría que preguntar a quien estaba metido en ese tema”, insistiendo en hablar solamente de la labor de la asociación Solidaridad con La Palma. A Caride también se le ha vinculado con el sindicato Solidaridad de Vox en Tenerife y con la marca Esto es España-EEE, una iniciativa a través de la que se vende ropa y accesorios con la bandera de España.

Asociaciones en La Palma

Desde la erupción del volcán de La Palma, comenzaron a formarse asociaciones para representar a los afectados. Una de las primeras fue la Asociación Plataforma de Afectados por la Erupción del Volcán Cumbre Vieja 2021, que aspiraba a aglutinar al mayor número de voces posible. En ese momento ya surgieron discrepancias y se creó la Asociación Volcán Cumbre Vieja. Cinco meses después, cinco colectivos (asociaciones de Vecinos de Las Manchas, La Bombilla, La Laguna, Todoque y El Remo) se desmarcaron de las plataformas. Juan Morín, uno de los portavoces de la Asociación Plataforma de Afectados por la Erupción del Volcán Cumbre Vieja 2021 recuerda que en las islas “le das una patada a una botella y aparece una asociación para defender a la botella”.

Caride explica que Solidaridad con La Palma nunca ha estado integrada en ninguna plataforma, pero dice que sí ha colaborado con otros colectivos, como Hagamos Pueblo en Santa Cruz de La Palma, quienes les ayudaron a seleccionar a los menores afectados para los viajes a Tenerife. 

Sobre esta asociación, Morín señala que “cada uno tiene sus ideologías, pero no se debe mezclar nunca la política en estos términos”. Profesor jubilado, se dedicó a la política con Coalición Canaria (CC), desde la Alcaldía de Los Llanos de Aridane a formar parte del Gobierno de Canarias. Y destaca que, a pesar de las críticas vertidas sobre la plataforma, donde “muchos han pertenecido a distintos partidos”, el mensaje principal que se repite en las reuniones es que “esto se debe olvidar” y, si se percibe alguna actuación en ese sentido dentro del colectivo, se insiste en que “aquí no hay ningún partido representado”. “Los que estamos aquí somos afectados, simplemente”, añade. 

A pesar de ello, Morín dice que “hay gente que quiere usar la plataforma con fines electorales y presentarse después en los próximos comicios”. “Hay quien dice que quiere ayudar pero, a la vez, recuerda que es de tal partido. Eso no se puede evitar y tampoco sabemos si es bueno o es malo; lo que sí tenemos que tener claro es que somos afectados y trabajamos por una causa común, queremos que se respeten nuestros derechos”, concluye.

“Solidaridad de particulares, de vecinos, de empresarios. ¿Para cuándo la de quienes tienen la responsabilidad? Si fuesen venidos de otras tierras, en vehículos flotantes, ilegalmente… Si así fuese ya estarían atendidos, bajo techo y con ayuditas. Gobierno de España, Gobierno de Canarias, La Palma necesita ya ayuda. ¡Ya!”. Es una de las publicaciones de la asociación Solidaridad con La Palma en su Facebook, de 19 de octubre del año pasado, que enlaza a una noticia sobre la donación que realizó el chef Jose Andrés del importe del Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2021. Alfonso Caride, uno de los fundadores del colectivo y su actual presidente, justifica la publicación xenófoba porque dice que es lo que le transmitían los palmeros. “O incluso peores cosas nos dicen”, añade. 

El 12 de octubre de 2021, otra publicación de Solidaridad con La Palma mostraba una foto de cuerpos y fuerzas de seguridad en la Isla, a quienes agradecía su “esfuerzo” y “sacrificio”, al tiempo que lanzaba alabanzas a la “patria” o la “bandera”. El texto finaliza con un “¡Viva España” y un hashtag: #SoloQuedaVox. Preguntado al respecto, Caride reconoce el “error”, que atribuye a que, en ese momento, “venía de Vox y se me escapó eso, no lo puedo negar”.