Los datos que explican cómo Gran Canaria superó a Tenerife y se convirtió en la isla más golpeada por el coronavirus

Paciente con coronavirus en el Hospital Materno-Infantil de Gran Canaria

Canarias ha vuelto a batir este viernes un nuevo récord de contagios por coronavirus este viernes: 394 en 24 horas. La pandemia se aceleró en agosto y sigue cuesta arriba los primeros días de septiembre. Ya no solo el Reino Unido, el máximo exportador de turistas a las Islas, ha impuesto cuarentena obligatoria en el país de origen (que lleva alrededor de un mes vigente). Ahora también Alemania recomienda no pisar terreno canario tras varias semanas en las que los contagios no han hecho más que multiplicarse, poniendo en peligro la vuelta a las clases y obligando al Gobierno de Ángel Víctor Torres a implantar nuevas restricciones. No obstante, la disparidad entre territorios es notoria. La primera oleada heló ciudades como Madrid y Barcelona en la península y cogió velocidad en Tenerife, la isla más golpeada entre marzo y abril. Unos meses más tarde, y con un verano de por medio, Gran Canaria es en estos momentos la ‘zona cero’ del coronavirus en el Archipiélago.

Canarias vuelve a batir su récord de contagios y supera la barrera de los 5.000 casos activos

Canarias vuelve a batir su récord de contagios y supera la barrera de los 5.000 casos activos

Vamos por partes. Tenerife registró en su peor día de la pandemia 93 casos de COVID-19. Ocurrió el 26 de marzo, poco después de la entrada en vigor del Estado de Alarma y cuando medio mundo se paralizó por el avance del virus SARS-CoV-2. La mayoría de positivos manifestaban síntomas y las pruebas PCR escaseaban. En ese momento, el coronavirus se cebaba con Tenerife y dejaba de lado a Gran Canaria, que apenas registró 39 contagiados en su día más negro. Pero las cosas han cambiado. Gran Canaria lleva desde el 24 de agosto acumulando más de 150 nuevos positivos por cada fecha. El 1 de agosto, sin ir más lejos, tan solo registró 15 casos. Hoy ese número ha crecido hasta los 277, un aumento del 1746,66%.

El Gobierno regional ha comenzado a impacientarse ante el acelerón de la pandemia y las particularidades de la isla dada su dependencia en el sector turístico. Alemania fue clara cuando inició la desescalada: todo aquel territorio que supere los 50 casos por 100.000 habitantes en los últimos siete días será tachado de la lista y se aconsejará a los ciudadanos a no viajar. La tasa de incidencia del Archipiélago en la última semana es de 91,3. La de Gran Canaria, sin embargo, es de 180,44. Mientras que en Tenerife es de 37,04. Otra diferencia más.

La cifra de datos fluctúa y la curva del coronavirus ha cambiado entre Tenerife y Gran Canaria. Desde el 1 de mayo, se han registrado 1.107 nuevos positivos en Tenerife. En Gran Canaria la subida es más punzante: 3.957 contagiados desde entonces. La consejería de Sanidad ha querido dejar claro que “quien tenga una respuesta correcta (para determinar el porqué de este cambio entre Tenerife y Gran Canaria) está mintiendo”. No obstante, sí que han señalado el repunte en el ocio nocturno que hubo en la isla redonda durante las primeras semanas de agosto, y que ha precipitado que muchos jóvenes se conviertan en vías de contagio a familiares y allegados. “Tenerife, al haberlo pasado peor en la primera ola, está más concienciada”. Aunque advierten: “Son hipótesis poco concluyentes”. 

El único registro donde Tenerife supera a Gran Canaria es en el de fallecimientos. 115 por 51. Que Gran Canaria no esté experimentado un colapso en sus centros sanitarios se debe a la enorme cantidad de test PCR que se están realizando y a que el virus está afectando principalmente a los más jóvenes. Eso sí, hay que recordar que las muertes siempre llegan con retraso y varias comunidades ya han experimentado algo parecido, como Aragón unas semanas atrás o Madrid. 

Etiquetas
Publicado el
4 de septiembre de 2020 - 20:18 h

Descubre nuestras apps

stats