El Cabildo no entiende que Santa Cruz no haya aplicado medidas para evitar el colapso circulatorio en las playas de Anaga

El caos fue de tal calibre que hubo de suspenderse el servicio de guaguas.

El Cabildo Insular de Tenerife no entiende que el Ayuntamiento de Santa Cruz no haya aplicado las medidas que se adoptaron en una reunión de las diferentes administraciones para evitar el colapso circulatorio que sufrieron las playas de Anaga el pasado fin de semana.

Así, consideran "sorprendentes" las declaraciones de la concejala de Seguridad Ciudadana, Evelyn Alonso, que dijo en la cadena SER que "una de las soluciones es poner pilonas para que no se pueda aparcar" y que se trata de "un tema bastante complejo en cuanto a competencias. Las pilonas son sencillas de colocar, no requiere mucho trabajo y se pueden tener antes de que se vuelva a producir (el caos) en otro puente o en otro día en la que las personas quieran disfrutar de las playas de Almáciga".

Alonso anunció además que quiere tener una “reunión lo más pronto posible con el Cabildo porque tenemos que contar con ellos para poder hacer cualquier acción en las carreteras de Taganana”.

Sin embargo Tomás Félix García, director Insular de Carreteras, recuerda que “ya se tuvo una reunión con la anterior Corporación en la que estuvo presente la Policía Local, técnicos de la Gerencia de Urbanismo, de Vías y Obras, así como del área de Medio Ambiente municipal y del Cabildo, técnicos del área de Carreteras y del parque Rural de Anaga. Un encuentro en que se concretaron un montón de soluciones, muchas de las cuales quedaron en manos del mismo Ayuntamiento de Santa Cruz”. 

Para Félix García la solución de la colocación de los bolardos “es bastante anodina porque si colocamos unos bolardos en el arcén para evitar el estacionamiento de vehículos el propio arcén perdería su finalidad, que es la de que alguien se pueda apartar en caso de avería o parar durante unos segundos. Sabíamos que esto iba a pasar y por eso, además de tomar medidas, el Cabildo aprobó una moción 31 de julio para recordar al Ayuntamiento las acciones que debían tomar. Una moción que se comunicó 24 horas después de ser aprobada”.

Félix García recuerda que "con la anterior Corporación se acordó también la colocación de un semáforo y señalética para que fuera avisando a los conductores, desde San Andrés, del nivel de ocupación de las playas del Roque las Bodegas, lo mismo que funciona tan bien en Las Teresitas. Por eso --recordando su condición profesional de técnico de carreteras--, insiste en “lo importante que es que los políticos hables con sus técnicos, con los mismos que estuvieron presentes en las reuniones mantenidas con la anterior Corporación”.

En la moción se insta al área de Movilidad del Ayuntamiento de la capital tinerfeña a evitar el estacionamiento de vehículos en las zonas no autorizadas de la TF-134 y que se facilite y priorice la circulación del transporte público. Además, se insta al mismo Ayuntamiento a habilitar una zona de aparcamiento autorizada y que a la vez pueda servir como parada de guagua de fin de línea.

En este sentido el sindicato de USO en Titsa lamentaba el lunes a través de su página web “la poca o nula consideración que se está teniendo desde el Ayuntamiento en cuanto al servicio guaguas, como ejemplo claro los problemas de atascos en la 910 y como gota que colma el vaso lo sucedido con la línea 948 Taganana/Benijo: se terminó por suspender el servicio por la imposibilidad de que pasara la guagua, a pesar de haber llamado en varias ocasiones a la Policía”.

Por su parte, el anterior responsable de Seguridad del Ayuntamiento de Santa Cruz, Florentino Guzmán, recuerda "la responsabilidad que tiene el Ayuntamiento en el control y seguridad de la zona: desde los decretos sanitarios que obligan a controlar el aforo de la playa, distancia social o uso de la mascarilla, a imponer sanciones de tipo medioambiental, ya que la misma concejala de seguridad, Evelyn Alonso, es la de Medio Ambiente”.

Hay que apuntar que son reiteradas las denuncias de los vecinos por acampadas ilegales en la zona y la falta de civismo de los visitantes que dejan todo lleno de basura. Guzmán confirma lo comentado desde el área insular de carreteras del Cabildo de Tenerife respecto a las distintas reuniones mantenidas durante su mandato para buscar soluciones para evitar los atascos en la zona, incluso ha habido encuentros con la propia Subdelegación del Gobierno.

“Iniciamos el trámite para solicitar las competencias sancionadoras en ese tramo de carreteras, que siendo de titularidad insular le compete a la Guardia Civil, con la finalidad de que los agentes municipales pudieran denunciar. Es muy fácil, sólo tienes que iniciar el trámite y ellos encantados de pasarte las competencias sancionadoras en materia de tráfico”, subraya.

El anterior titular de Seguridad recuerda que también se puede controlar el aforo que en base a un estudio realizado por la Corporación, que determinó que no pueden entrar más de 100 vehículos a esa zona de costa: "Se llegó a iniciar la desafección de varios solares que pertenecen al Ayuntamiento para habilitarlos como zona de aparcamientos. Tanto el plan de aforo, como el de playas y otros realizados junto a Titsa se iniciaron en el mes de mayo. Lo que pasa es que esta gente no ha continuado con ese proyecto, el semáforo funciona si activas el plan de playas que cubre las cinco playas urbanas, pero si no haces nada la playa se te va a colapsar. Nosotros teníamos un conteo y cuando se llegaba a 80 vehículos se cerraba el acceso rodado y sólo se podía acceder con transporte público. El plan de playas existe, está, y lo coordina el CECOPAL. Y ella como concejala lo tiene que activar. No hay nadie al timón, tienes que tener una previsión. Esta señora lleva dos meses y no ha activado el plan de playas”.

Al final, los grandes sufridores de la avalancha de visitantes no son otros que los vecinos.

Alejandro, presidente de la Asociación de Vecinos Francisco Asorey, del barrio de Almáciga, señala: “Ya no hay ni Cruz Roja entre semana. Ahora mismo las playas están sin ninguna vigilancia y sin nada. Con la desescalada estaban toda las semanas pero ahora desde septiembre únicamente los fines de semana. Al acabar septiembre ya no vienen más y la playa está llena de gente”.

Confirma que a veces se producen pequeños atascos, “pero lo del fin de semana es que los coches estaban mal estacionados y en doble fila, además de gente poniendo sillas, asaderos y demás. Desde el Ayuntamiento se nos informó que estaban intentando pedir una delegación de competencias a Tráfico para que la Policía Local pudiera multar a los coches mal estacionados, pero cambió el Ayuntamiento y nada. Al menos durante los primeros meses estaba la local pero ahora poco. El domingo y el lunes había gente sin mascarilla y sin guardar la distancia, otros con calderos de papas arrugadas, botellas de ron…”

Desde la Asociación de Vecinos Francisco Asorey anuncian que este viernes se reunirán con el ayuntamiento a la espera de que les den una solución como la de volver a restringir el acceso.  

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats