La portada de mañana
Acceder
El reconocimiento de Palestina mete presión a la UE y solivianta a Israel
El PP centra las acusaciones sobre Begoña Gómez en Sánchez y su comparecencia
Opinión - No basta con decir que la extrema derecha da miedo. Por Neus Tomàs

12 de abril: Canarias comienza el día a casi 34 grados, tras soportar 38 este jueves

EFE

0

Las Islas Canarias afrontan cuando solo han pasado tres semanas desde que comenzó la primavera su segundo día bajo aviso amarillo de riesgo por altas temperaturas, en un viernes que ha comenzado en las islas a 33,9 grados, los que marcó el termómetro esta madrugada en Tasarte.

Esa localidad de la costa occidental de Gran Canaria ofrece en estos momentos la máxima del día en España, con el agravante de que esos 33,9 grados se registraron a la 1.10 horas de la madrugada y allí la noche ha sido tórrida, pues hubo que esperar hasta las 8.30 para las temperaturas bajaran; eso sí, hasta los 24,7 grados.

En el ránking de temperaturas de la Agencia Estatal de Meteorología actualizado a las 8.30 horas (9.30 en la península), la diez máximas de la madrugada las acapara Canarias, con los 33,9 grados de Tasarte; los 32,6 de Agaete, también en Gran Canaria; los 32,5 de Tazacorte, en La Palma; o los 32,1 de San Sebastián de La Gomera.

En el balance del jueves 11 de abril, la situación se repite: las diez máximas del día corresponden a las islas.

Tres islas llegaron a los 38 grados o los rebasaron: Gran Canaria, con 38,5 grados a las 15.00 horas en Tasarte; Tenerife, con 38,3 en el aeropuerto del sur a las 13.10; y Fuerteventura, con 38,0 en Pájara a las 18.40.

La situación es anómala para un mes de abril, hasta el punto que la Aemet ha informado de nunca, desde que hay datos, se había llegado a los 38,3 grados en el sur de Tenerife en este momento del año.

Otras tres localidades estuvieron el jueves por encima de los 37 grados: Adeje (Tenerife), con 37,9; Maspalomas (Gran Canaria), con 37,3; y Gran Tarajal (Fuerteventura), con 37,1.

Este repunte de las temperaturas lo genera una incursión de aire caliente procedente de África, que también trae asociado un episodio de densa calima (polvo del Sahara en suspensión) que se aprecia en varias islas, así como vientos intensos.

La combinación de estas temperaturas de hasta 38 grados con el viento y la sequía que sufren las islas ha llevado al Gobierno de Canarias a declarar la alerta por riesgo de incendios forestales en Gran Canaria, Tenerife, La Palma, El Hierro y La Gomera.

Y todo ello en un año en el que el dispositivo de prevención de incendios se activó en Canarias sin que terminara el invierno, cuando habitualmente entra en fase de prealerta al acercarse el verano.