eldiario.es

Menú

Sigilosas negociaciones

NI PAULINO NI PÉREZ QUIEREN QUE NADA NI NADIE ESTROPEEN LOS PACTOS DE CANARIAS

No quieren una nueva escaramuza como aquella del hotel Santa Brígida, con Mauricio a punto de firmar un pacto de Gobierno progresista con Jerónimo Saavedra, mientras Bravo de Laguna entregaba al germen de lo que hoy conocemos como Co

- PUBLICIDAD -

No quieren una nueva escaramuza como aquella del hotel Santa Brígida, con Mauricio a punto de firmar un pacto de Gobierno progresista con Jerónimo Saavedra, mientras Bravo de Laguna entregaba al germen de lo que hoy conocemos como Coalición Canaria todo el poder desde un salón del hotel Iberia. Desde entonces, 1995, hasta ahora, el PSOE se ha tenido que resignar al papel de oposición, tanto con 16 diputados como con 26, un atavismo que José Miguel Pérez quiere romper aprovechando el resultado más calamitoso de toda la historia del socialismo canario. Nadie imaginó nunca que 15 parlamentarios pudieran pasar a convertirse en el cataplasma que aliviara el inmenso dolor que ha supuesto la dura derrota socialista, nunca un cataclismo así iba a poder servir como llave para la gobernabilidad de muchas corporaciones locales canarias. Por eso desde los cuarteles generales de Coalición Canaria y del PSOE se ha ordenado silencio absoluto, máximo sigilo y prudencia, nada de declaraciones públicas. Por parte socialista negocia Paco Spínola, que ha tirado su teléfono móvil al retrete para que nadie pueda ni siquiera activarlo a distancia para escuchar lo que habla con Javier González Ortiz, la mano derecha de Paulino Rivero, que sólo habla con José Miguel Pérez. Las conversaciones están muy avanzadas, pero todo el mundo remite cualquier noticia a la semana que viene, cuando se convaliden los acuerdos en los órganos correspondientes de cada uno de los partidos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha