eldiario.es

Menú

El coche camuflado, a escoltar

CUANDO SE DISPAREN LAS ESTADÍSTICAS ECHARÁN LA CULPA A LA CRISIS ECONÓMICA

No se trata de un capricho sindical, ni siquiera habría que situar el desmantelamiento de este tipo de protección a mujeres y menores en el ámbito del pulso sindical entre Policía Local y Ayuntamiento por reclamaciones

- PUBLICIDAD -

No se trata de un capricho sindical, ni siquiera habría que situar el desmantelamiento de este tipo de protección a mujeres y menores en el ámbito del pulso sindical entre Policía Local y Ayuntamiento por reclamaciones puramente económicas. Se trata de colectivos que pasan a estar desprotegidos, y esa desprotección podría fácilmente traducirse, en el caso concreto de las mujeres, en que sus parejas o ex parejas puedan agredirlas o directamente acabar con sus vidas. Los menores quedan expuestos a todos los riesgos propios de las familias desestructuradas o con dificultades para atenderlos fuera del horario escolar. Se dispararán las estadísticas, nos lamentaremos de la marginación juvenil, se guardarán solemnes minutos de silencio ante la puerta de las oficinas municipales y se echará la culpa a la crisis económica, en sentido contrario a lo que una vez hizo ese cómico llamado Aznar, que llegó a achacar a la prosperidad económica el incremento en los accidentes de tráfico con sus consiguientes muertes. Cardona coloca esos aspectos sociales en un lugar menos preponderante que su seguridad personal o el cumplimiento de su programa electoral, aquel en el que prometió que se suprimirían los coches oficiales y los gastos en escoltas que con tanto descaro inauguró en 1995 José Manuel Soria. En apariencia, el actual alcalde cumplió con su palabra los primeros meses, hasta que lo descubrieron llegando en el Audi oficial a la farmacia cercana, donde se apeaba para que lo vieran llegar caminando a las oficinas municipales. Menos de un año después, se acabó el disimulo, los coches llegan hasta la puerta de casa y los escoltas vuelven a dedicarse a dar apariencia de dignatario internacional. Crónicas de un pueblo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha