eldiario.es

Menú

Canarias Ahora Deportes Canarias Ahora Deportes

Rodrigo Nantón: "No sé por qué los e-sports no son un deporte"

El jugador grancanario dejó su trabajo en un hospital para dedicarse a los videojuegos de competición. Actualmente compite en Japón al máximo nivel

El apodado soliD afirma que le gustaría quedarse en la isla, pero dice que en verano presentó una propuesta a la UD Las Palmas para unirse a su equipo de e-sports y no le han contestado: "Me parece un despropósito"

- PUBLICIDAD -
Rodrigo Nantón.

Rodrigo Nantón. Fotograma de RTVC

Rodrigo Nantón, jugador grancanario de e-sports que desarrolla su carrera profesional en Japón en la máxima competición  (League of Legends),  ha dicho que entiende el debate que se ha suscitado en las islas sobre si los e-sports son o no un deporte.

"Si yo no estuviese dentro, pensaría que los e-sports no tienen nada que ver con un deporte, pero, si hay modalidades como el tiro, en el que no te mueves, no sé por qué los e-sports no son un deporte. Me gustaría que un licenciado en Educación Física me viese entrenar e hiciese una jornada conmigo y me dijese si no soy un deportista", ha comentado.

Y ha recordado que compitió al ajedrez hasta los 14 años y que tras disputar una partida de cuatro horas acababa sudando, pero que los e-sports pueden ser más exigentes aún.

En cuanto a los requisitos que se precisan para triunfar en los deportes electrónicos, ha señalado que todo pasa por tener disciplina.

"Yo no empecé a ver los frutos hasta que comencé a entrenar muchísimo. Para sobresalir debes tener un 50% de talento y otro tanto de echarle ganas", ha expuesto.

Aunque ha recomendado no abandonar los estudios, porque proporcionarán una seguridad el día de mañana.

"Cuando tenía 15 años suspendí un par de asignaturas y mi padre me dijo que o las recuperaba o me reventaba el ordenador a martillazos -se ríe-. Hoy en día lo entiendo perfectamente", ha manifestado.

Licenciado en Enfermería, Nantón -apodado soliD-, ha rememorado en declaraciones a Efe cómo dejó su trabajo en un hospital para dedicarse a los e-sports, ya que no se sentía plenamente realizado con lo que hacía.

"Hace siete años yo estaba entre los 300 mejores jugadores de Europa. Años más tarde, tras terminar mi carrera, me fui a Japón siguiendo los pasos de mi novia, que encontró un empleo en el Instituto Cervantes de Tokyo, y gracias a trabajar como una mula he salido adelante", ha relatado.

Y, entre risas, ha afirmado que la idea de marcharse a Japón fue una mala elección.

"La Liga es de alto nivel, pero jugar en Japón, con el cambio cultural que existe, es muy duro. Hoy ya me defiendo un poquito en japonés, sobre todo en lo relacionado con el juego, pero no tengo mucho tiempo para estudiar el idioma, porque estoy todo el día entrenando", ha indicado.

Aunque ha matizado que él es "un poco bestia" y que está más tranquilo cuanto más entrena.

"Desayuno y hago ejercicio (correr y nadar), y empiezo sobre las once de la mañana a entrenar durante unas doce horas, en las que únicamente paro para comer. Mi novia tiene que obligarme a salir algunas veces", ha asegurado.

Nantón, que disfruta en su escaso tiempo libre haciendo ejercicio, comiendo sushi fuera de casa, con el cine y las series televisivas y con la música de los 70 y los 80, regresará a Japón a mediados de enero si finalmente no queda vinculado al equipo de e-sports de la UD Las Palmas.

"Me gustaría trabajar aquí, cerca de mi familia y en el equipo de mi tierra, ayudando a sacar la cantera adelante y formando un buen equipo. Estoy viviendo una incertidumbre, porque en verano hablé y le presenté una propuesta a la UD, y me parece un despropósito que aún siga esperando su respuesta", ha subrayado.  

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha