eldiario.es

Menú

Fuerteventura y el puerto Schengen por Eustaquio J. Santana Gil

- PUBLICIDAD -

Me explico. Días pasados el barco de la Naviera Armas Assalama no pudo efectuar su salida desde el muelle de Puerto del Rosario a Tarfaya, debido al celo profesional de los funcionarios de la Agencia Tributaria (Aduanas), así como de los agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, que, ante todo, tienen la obligación de velar por la seguridad (con mayúsculas) de los ciudadanos, puesto que, si dicho buque, atraca a las 12,15 h/., para salir a las 13,30 h/., se hace harto difícil ejercer un buen control en tan corto espacio de tiempo.

Sin embargo, sin recato alguno por su parte, ambos personajes de Coalición Canaria (sector ATI-CC), se descuelgan con declaraciones tales como: "Que (ambos dos) han buscado una solución con la Naviera Armas, cerrando un acuerdo para cambiar los itinerarios del citado buque". ¡Qué poderes! ¡Qué influencia! Para desternillarse de risa? En otra ocasión, el presidente del Cabildo de Fuerteventura, se descolgaba con unas declaraciones, alegres e indocumentadas, como casi siempre, en el sentido de "que la declaración de frontera exterior es el fruto de la sociedad de Fuerteventura, que ha luchado contra viento y marea para que Madrid entendiera que la isla no podía seguir viviendo de espaldas a África". ¡Cuidado que tienen rostro!

¡Qué no, señores, qué no!... Que la condición de puerto Schengen (puerto internacional, abierto al comercio exterior con todo el mundo) para el puerto de Puerto del Rosario tiene nombres y apellidos: el Gobierno de España. El Gobierno socialista? Y, ahora, para evitar que sigan confundiendo a la sociedad, les vamos a refrescar la memoria:

Fruto de las gestiones, realizadas ante el Gobierno de España (esa palabra que tanto se resisten a pronunciar los de CC, refiriéndose despectivamente a Madrid) por el actual delegado del Gobierno, José Segura; por el ex presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Emilio Mayoral y, en otros momentos, por la insistencia, en el Congreso, de la diputada socialista, Pilar Grande, se ha conseguido:

1º) Que el 21-9-07, por el Consejo de Ministros, se aprobase la condición Schengen para el puerto del Puerto del Rosario, algo que, en las relaciones exteriores, marcará un hito histórico en las comunicaciones con nuestra isla. Al día siguiente, en el BOE nº 228, aparece publicada la Orden Pre/2729/07, por el que se habilita el puerto de Puerto del Rosario (Fuerteventura), declarándolo frontera exterior Schengen, que tendrá, a todos los efectos, la consideración de paso fronterizo para autorizar el acceso o la salida del territorio.

2º) Que dicha Orden, se efectuará "con cargo a las dotaciones presupuestarias" del Ministerio de Economía y Hacienda, del Ministerio de Fomento y del Ministerio del Interior (Dirección Gral. de la Policía y de la Guardia Civil). Por tanto, una inversión -en su totalidad- del Gobierno de España superior a los 300.000 euros, sin contar los medios humanos y materiales aportados por el Estado. Así pues, la pregunta salta a la vista: ¿Cuánto dinero puso el Cabildo Insular de Fuerteventura o el Ayuntamiento de Puerto del Rosario?

3º) Es más. A finales del año 1996 -y ya en pleno gobierno del PP de Aznar y con el incondicional apoyo de Coalición Canaria-, se plantea ante la Unión Europea (Bruselas) la condición de puerto Schengen sólo para los puertos de Arrecife, de La Luz y de Las Palmas y de Santa Cruz de Tenerife, olvidándose por completo de los puertos de Santa Cruz de La Palma y de Puerto del Rosario. Que sepamos nadie -excepto el PSOE- puso el grito en el cielo, ni tampoco se pidió explicaciones en 8 años (1996-2003), a los gobiernos del PP-CC, a qué se debió tan lamentable olvido. Por eso, vuelve a surgir otra pregunta: ¿Por qué callaron, entonces, nuestros salvadores del Cabildo Insular y del Ayuntamiento capitalino?...

4º) Con respecto al PIF (Punto de Inspección Fronterizo), surgen nuevas interrogantes: ¿Por qué el Cabildo Insular de Fuerteventura no ha respondido a las peticiones de la Autoridad Portuaria de fecha 22/9/06 y 13/2/07 para que solicite la oportuna concesión de dominio público, indispensable para el desarrollo de dicho expediente?... Pues, como se sabe, dicho PIF se hace necesario para llevar a cabo reconocimientos físicos veterinarios y sanitarios sobre productos de origen animal o vegetal, aptos para el consumo humano, procedentes de terceros países. Entonces, ¿por qué, a estas alturas, el Cabildo no ha firmado tal convenio con la Autoridad Portuaria, echando culpas a otros de su desidia?...

En fin, qué fácil es disparar dardos envenenados en contra de otras instituciones, a sabiendas de que Coalición Canaria no va a gobernar nunca España. Qué fácil es apuntarse tantos que, en absoluto, les corresponden o el adornarse con plumas ajenas. En verdad, estos muchachos de CC, quieren asomar la patita en el contexto del Estado y, generalmente, lo que suelen hacer es meterla totalmente?

*Director Insular de la Administración General del Estado en Fuerteventura

Eustaquio J. Santana Gil*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha