eldiario.es

Menú

Paradojas presupuestarias

- PUBLICIDAD -

Un atento análisis de los dos presupuestos permite sacar conclusiones muy preocupantes para los ciudadanos y las ciudadanas del Archipiélago, porque las cuentas canarias, las que más impactan en un sistema descentralizado como el nuestro, muestran un proceso de significativo retroceso en las políticas sociales, de falta de respuestas a los auténticos problemas de Canarias.

Mientras uno, el estatal, supone avances para el Archipiélago en diversos aspectos, entre ellos más inversión y ayudas al transporte, el otro, el canario, paraliza la inversión pública, estanca el gasto educativo en una Comunidad que sigue presentando un grave retraso respecto a la media española, rebaja las aportaciones a los cabildos y trata de forma desequilibrada e injusta a los distintos territorios, por el plegamiento del PP a los intereses de ATI-CC, la cuota que les toca pagar por su mantenimiento en el Poder y por el apoyo entregado de ATI-CC a los conservadores en la política estatal.

Inversión

Lo cierto es que los presupuestos estatales tienen una gran vocación social -desarrollando la ley de dependencia-, impulsan el sistema educativo y la I+D; y duplican la inversión en el Archipiélago de la era Aznar, cuadriplicando la etapa de Felipe González al frente del Ejecutivo.

Aunque todavía lo consideramos insuficiente, mejoran el trato a nuestro Archipiélago. A ello han contribuido las enmiendas presentadas por Nueva Canarias, entre ellas los 40 millones de euros que irán destinados al Plan Integral de Empleo de Canarias (PIEC), en materia de infraestructuras educativas, previo convenio del Gobierno central con el de Canarias; o los dos millones de euros que el Estado aportará para la creación del consorcio que actuará en la renovación de la ciudad turística de San Bartolomé de Tirajana; o las partidas destinadas a la mejora del transporte público o, en fin, las dirigidas a distintas infraestructuras culturales.

En la otra cara de la moneda, los Presupuestos de Canarias son los que menos crecen en inversión de nuestra historia autonómica. La educación, pese a sus déficit, incrementa sus partidas tres puntos porcentuales menos que el conjunto del Presupuesto. No se mejora el apoyo a la renovación de la planta turística obsoleta, mientras se incrementa un 33% el gasto de la tele canaria por parte de los mismos que dijeron que era ruinosa y que había que cerrarla. Además, castigan a los cabildos, a los que recortan un 15% sus transferencias y continúan los desequilibrios en materias, como transporte, donde Tenerife recibirá 8,3 millones de euros más que el resto de las islas. Asimismo, se guardan en las gubernamentales gavetas 400 millones de euros no territorializados, discrecionales, para fomentar sus clientelares políticas.

Por eso, desde los ámbitos institucionales donde tenemos presencia, hemos planteado un paquete de enmiendas a los Presupuestos canarios, para tratar de corregir situaciones y evitar el actual desaguisado. Entre ellas, el apoyo del Gobierno canario, en la misma cantidad que el central (2 millones de euros), a la constitución del consorcio para la renovación y rehabilitación de zonas turísticas degradadas. O la que solicita 8.3 millones de euros para la potenciación del transporte público en Gran Canaria, como instrumento de cohesión social y como mecanismo para la reducción de la contaminación, igualando la que hoy se destina en exclusiva a Tenerife.

Más de dos millones incluye la enmienda destinada a infraestructura para suelo industrial en Gran Canaria y en Tenerife, mientras que para la ampliación del Puerto de Las Nieves en Agaete, clave para la articulación del eje transinsular y el desarrollo de la comarca, solicitamos 500.000 euros.

Asimismo, incluimos una disposición adicional dirigida a impulsar un nuevo marco competencial y financiero en materia de servicios sociales entre los cabildos y la Comunidad Canaria, aprovechando la implantación de la ley de dependencia. Igualmente, una enmienda plantea iniciar el proceso de puesta en marcha de dos centros sociosanitarios en el Sur y en el Norte de Gran Canaria, que combinen la asignación de recursos sanitarios para la atención de media y larga estancia y de personas mayores necesitadas de cuidados continuados con la asignación de recursos asistenciales propios de la Atención Primaria y Especializada Ambulatoria.

Son enmiendas que tratan de corregir graves desequilibrios territoriales fomentados por los Presupuestos elaborador por ATI-CC y el PP, apoyando de forma decidida a nuestro sector turístico, impulsando el transporte y el desarrollo industrial. Así como potenciando la aplicación de la ley de dependencia, de enormes repercusiones sociales pero también económicas y de empleo. Apostando, en fin, por Canarias y el bienestar de su gente.

* Román Rodríguez es presidente de Nueva Canarias.

Román Rodríguez *

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha