eldiario.es

Menú

De la O con un canuto

- PUBLICIDAD -

Recordemos que al comenzar la legislatura anterior, Mauricio y Soria conchabaron ante el altar de Adán un plan de control de Gran Canaria, con la Autoridad Portuaria de pieza clave. Y colocaron a Arnáiz que, en un rapto de sinceridad o de idiotez, admitió públicamente que estaba a lo que ordenaran sus patronos políticos. Fue antes de que la victoria de Zapatero diera al traste con la estrategia de Mauricio y Soria, trazada desde el supuesto de que el PP seguiría gobernando en Madrid; lo dieron por tan seguro que no previeron alternativa para el caso de la impensada derrota de Rajoy, que se produjo por último. A Arnáiz lo relevó Mayoral; por razones políticas, desde luego, pero también por la necesidad de acabar con el uso partidista ramplón de la Autoridad Portuaria que tanto dañó al Puerto (con la Gran Marina, por ejemplo). Era preciso cambiar de rumbo. Y de estilo, claro. Mayoral no es gestor de mi devoción, pero no lo he visto hacer partidismo desde su posición. Porque aprendió en cabeza ajena que no es sano hacerlo en este tipo de cargos; o porque no le han dado tiempo, pues ya se habla de su sustitución por Sánchez Simón de la mano, cómo no, de Soria en su nuevo papel de segundo del Gobierno ático. No ceja, el condenado. Sería injusto, por supuesto, considerar sin más a Sánchez Simón remake de Arnáiz. No lo es tanto suponer que Soria intentará que así sea, por lo que,de nombrársele, se verá obligado el hombre, para salvar el palmito, a hacer encajes de bolillos ante el yo soy quien manda soriano. Ya veremos. De momento tenemos a empresarios partidarios de no mover la foto hasta marzo en una cuestión en la que tiene voz el Ministerio de Fomento. Y tenemos el elogio de Paulino a Mayoral en el que los impacientes han visto un ligero atisbo de desacuerdo con su vicepresidente. Yo creo que es más bien gesto de cortesía porque en la cultura política de ATI-CC prevalece sobre la excelencia gestora el sistema de cuotas (por islas, partidos, etcétera) en los nombramientos. Lo determinante es la isla de procedencia o el partido socio; lo accesorio es que el nombrado sepa o no hacer una O con un canuto. Ejemplos no faltan precisamente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha