eldiario.es

Menú

Sin techo y sinvergüenzas

- PUBLICIDAD -

Los datos de esta organización rompen algunos falsos estereotipos del indigente alcoholizado que está en la calle porque no quiere trabajar y no acepta horarios de centros de acogida. Un tercio de los sin techo son abstemios y no han consumido drogas nunca. El 13 % tiene estudios universitarios y el 63% educación secundaria. Están en la calle por un golpe de mala suerte, un conflicto familiar sumado a un despido laboral pueden formar una mezcla explosiva que lleve a una persona por un camino que nunca imaginó.

Hay otras cifras que llaman la atención. En Cáritas reciben una subvención para dar 100 comidas y se las arreglan con ese dinero para atender a 180 personas. Para los comedores reciben 300.000 euros, que si uno divide entre los 365 días del año dan 822 euros al día con los que tienen que dar de comer a 180 personas, por tanto gastan menos de cinco euros por persona al día. La verdad es que salen baratitos los sin techo al gobierno canario, mucho más baratos, por ejemplo que los 357.000 euros que se destinarán el próximo año para los sueldos de los altos cargos y funcionarios de la Academia Canaria de Seguridad.

Dice Cáritas que hacen falta centro de acogidas para los sin techo. La vida en la calle es muy dura: agresiones, sensación de soledad, depresiones, problemas de higiene. Los indigentes suelen vivir 20 años menos que la media. Pero desde las instituciones dicen que no hay dinero. Sí hay para gastar en el 2009 un total de 3.108.457 euros para la nueva sede de la Policía Canaria que se construye en Añaza, en Tenerife. Todo esto mientras conocemos que 60.000 familias canarias viven con 500 euros al mes.

En tiempos de crisis aumenta la gente que pierde su casa, que son despedidos de su trabajo, que demandan servicios sociales como los comedores de Cáritas. En tiempos de crisis aumentan los sin techo, pero no el presupuesto que se destina para afrontar este drama social que está creciendo. Por eso ayer no había nada que celebrar, el día apenas sirvió para recordar estas cifras. Es una pena que Cáritas se limite a realizar la tarea de una empresa, sin ánimo de lucro, dentro de un modelo de Servicios Sociales privatizados. El próximo jueves 27 de noviembre más de 30 organizaciones sociales se manifestarán en el Parque San Telmo por "una vida y un trabajo dignos". Pedirán más presupuestos para los servicios sociales, una sanidad y una educación públicas y que la crisis la paguen los ricos. El obispo, que es el presidente de Cáritas, ha prohibido que se firme ese manifiesto de apoyo a la manifestación, un texto que se limita a exponer las causas del problema de los sin techo y otros problemas sociales.

Cáritas nos dio la alarma del aumento de los sin techo y la falta de presupuestos. Yo he querido recordar otras cifras que también causan alarma y que demuestran que las prioridades no están en los sin techo, porque el dinero no lo reparten los sin techo, sino los sinvergüenzas.

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha