eldiario.es

Menú

La última colonia

- PUBLICIDAD -

El mismo día que Pedro Sánchez recalcaba en un desayuno informativo que España es una nación de naciones en la que al menos históricamente hay tres (Cataluña, País Vasco y Galicia), el presidente del PNC, Juan Manuel García Ramos, le contestaba desde la lejanía de estas islas asirocadas que efectivamente Canarias no es una nación sino más bien la última colonia del imperio español. Toma del frasco, Carrasco.

El profesor lagunero, doctor en Filología Románica y exvicerrector de la Universidad de La Laguna, le vino a responder a Sánchez que Canarias no es Cataluña. Canarias es mucho más que un club, mucho más que un pueblo, mucho más que una nación. Canarias es (tatachán) la ultima colonia de los imperialistas españoles.

El catedrático de Filología Española García Ramos, que de esto sabe mucho, asegura que Canarias es, desde un punto de vista histórico y geográfico, la última colonia del imperio español. Que se dice pronto pero tiene una trascendencia sublime.

Los canarios no nos conformamos con ser una nación a secas, que eso es algo muy vulgar que quieren muchos pueblos no soberanos. Nosotros queremos llegar más alto y reivindicar ante todo el mundo, ante la ONU y el sursuncorda que somos la última colonia de Occidente. Estamos subyugados ante la metrópolis y exigimos que nos quiten las cadenas.

Prueba de esa dominación tan innoble es que cada vez que CC pacta con el PSOE o el PP, los pobres nacionalistas canarios se ven obligados a coger el avión y presentarse en Madrid para escenificar el humillante acuerdo de turno que consiste sustancialmente en que nos envíen a cobro revertido unos cuantos millones de euros. Por dinero aquí somos capaces de ser cualquier cosa. Hasta esclavos domeñados y colonizados.

Puede ser verdad que seamos la última colonia del imperio, aunque a mí me está empezando a oler muy mal todo esto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha