eldiario.es

Menú

Muere a los 73 años James Brown, el padrino del soul

FUE HOSPITALIZADO EL SÁBADO POR UNA NEUMONÍA SEVERA

- PUBLICIDAD -

El cantante James Brown, conocido como el padrino del soul y cuya influencia en la música popular estadounidense le convirtió en una leyenda, ha muerto este lunes, a los 73 años, en un hospital de Atlanta, informó su agente.

Brown, pionero de la música soul y un revolucionario del ritmo, falleció a la 1.45 hora local (06.45 GMT) en el Emory Crawford Long Hospital, en el que ingresó este sábado por una neumonía severa.

El agente de Brown, Frank Copsidas, explicó a los medios estadounidenses que el cantante no se encontraba en cuidados intensivos y que se desconoce la causa exacta del fallecimiento.

Su amigo y compañero de trayectoria musical Charles Bobbit se encontraba junto al cantante en el momento de su muerte, añadió el agente.

Célebre por voz imponente y sus frenéticos movimientos, Brown se hizo famoso con títulos como I Got You (I Feel Good), Papa's Got a Brand New Bag, Please Please Please y Living in America.

Su sentido innovador del ritmo le convirtió en uno de los músicos estadounidenses con mayor influencia de la década de los 50, junto a nombres como Elvis Presley y Bob Dylan.

Fue el hombre que transformó el gospel en rhythm and blues y s oul y su música contribuyó a crear estilos como el rap, el funky o la música disco. Mick Jagger, Michael Jackson y David Bowie, entre otros, reconocieron haberse inspirado en él.

Nacido en un suburbio de Barnwell (Carolina del sur) en 1933, Brown superó una infancia marcada por la miseria y la marginación, tras ser abandonado a los 4 años por sus padres y dejado al cuidado de familiares y amigos.

Creció en las calles de Augusta (Georgia), donde cantaba y bailaba para poder pagar su alojamiento en la habitación de un burdel, y con sólo 16 años, fue condenado a pasar tres años en un reformatorio por robar coches.

Al salir, y mientras mantenía una carrera semi-profesional como boxeador, se unió al grupo de gospel de Bobby Byrd, cuya familia acogió a Brown como uno más.

La banda, rebautizada como The Famous Flames, firmó un contrato en 1956 con la King Records de Cincinnati y cuatro meses después su canción Please Please Please se convirtió en su primer número uno.

Después llegarían temas como Papa's Got a Brand New Bag, I Got You (I Feel Good), Get Up (I Feel Like Being a Sex Machine) y I'am Black and I'm Proud, mientras Brown se deslizaba por las drogas, el alcohol y los malos tratos, lo que le trajo problemas con la justicia.

En la década de los 70, tras la muerte de su hijo en un accidente de tráfico, su carrera comenzó a declinar, aunque después todavía lograría éxitos como Living in America, incluida en la banda sonora de la película de Sylvester Stallone Rocky IV en 1986.

Dos años después, su carrera se vio interrumpida al ser condenado a seis años de cárcel por intentar agredir a dos policías que le perseguían después de irrumpir armado en una reunión de agentes de seguros que se celebraba en un edificio de su propiedad y a los que acusó de utilizar sus servicios privados.

Finalmente, el cantante pasó más de dos años en la cárcel, tras los cuales se dedicó a trabajar con jóvenes músicos de rap y hip-hop, que vieron en él, a pesar de sus errores, un modelo que logró superar la miseria y marginación de su infancia.

Brown, cuyo repertorio llegó a las 800 canciones durante toda su carrera, recibió en 1992 un Grammy por su enorme contribución a la música, galardón que previamente había ganado por dos de sus temas en 1965 y 1987.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha