eldiario.es

Menú

Caja Rural de Tenerife se transforma en Cajasiete y se expande en Las Palmas

LA ENTIDAD INVERTIRÁ 25 MILLONES EN 25 NUEVAS OFICINAS

- PUBLICIDAD -

La Caja Rural de Tenerife, que acaba de adoptar la marca Cajasiete, va a iniciar una expansión hacia la provincia de Las Palmas que supondrá la apertura de 25 oficinas en cuatro años con una inversión prevista de unos 25 millones de euros, ya que las instalaciones serán en propiedad.

Una vez consolidada la actividad bancaria de Cajasiete en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, en donde cuenta con 68 oficinas y dos en proceso de apertura y una cuota del mercado del 7,5%, la Caja Rural de Tenerife, nacida en 1962 y que adopta la forma societaria de cooperativa, quiere expandirse a la provincia oriental para mantener su ritmo de crecimiento en el volumen de negocio, que dobla cada cuatro años desde hace quince. Cajasiete alcanzó en 2006 unos beneficios de diez millones de euros con un volumen de negocio de 1.800 millones, y los planes para este año son llegar a tener 14 millones en beneficios.

El director general de la Caja Rural de Tenerife, Fernando Berge, explicó este martes que la entidad invierte el 100% de sus beneficios y sus planes, además de abrir oficinas en las islas orientales, incluyen mantener el crecimiento en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, especialmente mediante oficinas urbanas. En Las Palmas de Gran Canaria hay una oficina de Cajasiete abierta desde septiembre y antes de fin de año se abrirá otra en la capital grancanaria, una en Telde, una en Arrecife y otra en Puerto del Rosario. En 2010 serán un total de 25 oficinas en la provincia de Las Palmas, lo que significará consolidar la expansión regional.

La nueva denominación comercial, Cajasiete, incluye un nuevo logotipo y una remodelación de las oficinas, que busca clientes en las economías domésticas, los profesionales, los autónomos y las pymes, preferentemente. El director general explicó que el nuevo logotipo, siete barras de color verde, está diseñado a partir del aspecto de la fachada de la sede central en Santa Cruz de Tenerife, y pretende transmitir una imagen integradora, renovada y atractiva.

Imagen integradora y renovada

Berges explicó que la Caja Rural de Tenerife nació en 1992 y hasta 1990, con la liberalización del sector financiero, solamente podía trabajar en el sector agrícola, pero desde entonces inició su expansión urbana por la provincia que se completa ahora con el salto regional.

Berges indicó que Cajasiete trabaja en el servicio de banca universal y que es una entidad totalmente privada, aunque integrada en el grupo nacional de Caja Rural. Dado que es una cooperativa, no reparte dividendos, y todos sus beneficios los destina a inversión, lo que unido a que sus préstamos hipotecarios los realiza exclusivamente a partir de los fondos propios de sus clientes cuenta con el mayor ratio de solvencia del mercado financiero.

Desde hace quince años, Caja Rural de Tenerife multiplica por dos su volumen de negocio cada cuatro años, y su aspiración tras esta expansión regional es acercarse a los 4.000 millones de euros en 2010.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha