eldiario.es

Menú

El Gobierno aprueba un decreto-ley con las nuevas medidas económicas

MADRID

El Gobierno ha aprobado un decreto-ley que recoge las nuevas medidas económicas anunciadas por el presidente del Gobierno y que incluye también, como principal novedad, un incremento del impuesto especial sobre el tabaco por el que se recaudarán 780 millones, según anunció la vicepresidenta económica, Elena Salgado, quien indicó que mañana se publicará el decreto-ley en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

- PUBLICIDAD -

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

Según anunció la vicepresidenta económica, Elena Salgado

Según anunció la vicepresidenta económica, Elena Salgado

El Gobierno ha aprobado un decreto-ley que recoge las nuevas medidas económicas anunciadas por el presidente del Gobierno y que incluye también, como principal novedad, un incremento del impuesto especial sobre el tabaco por el que se recaudarán 780 millones, según anunció la vicepresidenta económica, Elena Salgado, quien indicó que mañana se publicará el decreto-ley en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Según la ministra, las medidas contenidas en el decreto están dirigidas a mejorar la competitividad de la economía, facilitar el desarrollo de la actividad empresarial, reforzar el futuro de la Seguridad Social y contribuir a abrir más la economía mediante la privatización de organismos como Aena y Loterías y Apuestas del Estado.

Entre las principales medidas, además de la privatización de estos entes, está la rebaja del Impuesto sobre Sociedades para las empresas de reducida dimensión (concepto que pasa de 8 a 10 millones de euros de facturación), que disfrutarán del tipo reducido del 25% hasta los 300.000 euros de beneficio, frente a los 120.000 euros actuales, a partir del 1 de enero de 2011.

Este límite también será de aplicación para las denominadas microempresas, que por tener una cuantía neta de cifra de negocios inferior a cinco millones de euros y una plantilla media inferior a 25 empleados, pueden acogerse a un tipo de gravamen del 20%.

Además, adelantó que para que la tributación no sea un impedimento al crecimiento de las empresas, el beneficio fiscal perdurará durante los tres ejercicios inmediatos siguientes a aquel en que se supere el nuevo umbral de 10 millones de euros, incluso en el supuesto de que dicho límite se sobrepase a resultas de una reestructuración empresarial, con la única restricción de que todas las entidades intervinientes en la misma estén dentro de dicho umbral.

LA REBAJA FISCAL TENDRÁ UN COSTE DE 230 MILLONES.

La vicepresidenta económica indicó que el coste de esta rebaja fiscal rondará los 230 millones de euros, cantidad "asumible" para las arcas del Estado, pero importante para las empresas que se beneficiarán de la misma.

El decreto-ley incluye también la eliminación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y Actos Jurídicos Documentados (AJD) para todas las operaciones societarias dirigidas a la creación, capitalización y mantenimiento de las empresas, y se generaliza la libertad de amortización hasta el año 2015. Igualmente, Salgado anunció que los activos que se adquieran en diciembre, en concreto a partir de mañana, cuando previsiblemente se publicará el decreto-ley, podrán beneficiarse de esta amortización.

La ministra descartó que estén previstas nuevas subidas de impuestos el próximo año, tras el incremento del impuesto especial al tabaco anunciado hoy, y admitió que este aumento trata de equilibrar la pérdida de recaudación de algunas de las demás medidas anunciadas.

PERIODO TRANSITORIO PARA ELIMINAR LA CUOTA CAMERAL.

También se suprime la obligatoriedad a todas las empresas (dos millones y medio aproximadamente) del pago de la cuota cameral. En concreto y para que las Cámaras puedan adaptar su actividad a este recorte, se elimina la obligatoriedad con carácter inmediato para las empresas de reducida dimensión y, para el resto, se establece un periodo transitorio a lo largo de todo el año 2011.

De forma aproximada, Economía estima que las aportaciones obligadas de las empresas pueden situarse en torno a 250 millones de euros, con datos de 2008, de los que cerca de 90 millones recaen sobre pymes y profesionales autónomos.

En cuanto a la constitución de empresas, el decreto incorpora la reducción de costes y de plazos. Así, la ministra indicó que una empresa cuyo capital sea de entre 3.000 y 3.100 euros, el 90% de las nuevas constituciones, podrán constituirse en un plazo máximo de un día y con un coste máximo de 100 euros.

Con carácter general, se suprimen cargas administrativas, tanto en la fase de creación de empresas, como a lo largo de la vida de las sociedades, con el fin de que la constitución de empresas de responsabilidad limitada pueda llevarse a cabo en un plazo máximo de uno a cinco días.

Además, se elimina la obligación de que la publicidad de actos societarios tales como constitución, modificación de estatutos, reducción de capital o convocatoria de juntas de accionistas tenga que hacerse por medio de la prensa escrita, y se podrá hacer por medios telemáticos.

SUPRESIÓN DE LOS 426 EUROS.

El decreto-ley también recoge la supresión de la ayuda de 426 euros para los parados que hayan agotado todas las prestaciones, así como la integración en el Régimen General de la Seguridad Social de los funcionarios que ingresen en cualquier administración a partir del 1 de enero de 2011 y la contratación de otros 1.500 promotores de empleo.

Al término de la reunión del Consejo de Ministros, el ministro portavoz y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, indicó que algunas de estas medidas tenían "más tiempo de maduración" que otras, y admitió que la reunión de Zapatero con las principales empresas del país el pasado sábado sirvió para darle una "dimensión final" a las mismas.

"No les digo nada nuevo si les digo que cuando nos sentamos con los empresarios (en la reunión con Zapatero) este conjunto de medidas ya estaba diseñado y la reunión nos fue útil para darle la dimensión final", subrayó Rubalcaba.

En el caso concreto de la rebaja de Sociedades para las pymes, señaló que se trata de una reflexión que lleva realizando el Gobierno desde "hace tiempo", y otras de las medidas incorporadas en el decreto-ley se contemplaban ya en la Ley de Economía Sostenible y ahora se aceleran.

No obstante, reconoció que, a pesar de esta explicación, es "muy escéptico" acerca de que "alguien se baje del burro de la improvisación". "El Gobierno se mueve entre la sartén y el fuego, si no hacemos nada, porque no hacemos nada, y si hacemos algo, es improvisación. No hay mejor sordo que el que no quiere ver", bromeó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha